Ir al contenido principal

La majestad de la justicia por Antonio Caballero

La anunciada reforma a la justicia acabó siendo un festín de jueces y de políticos corruptos. saltan de rama en rama, como tarzán de los monos: del Consejo de Estado a la Procuraduría, de la Fiscalía a la Corte Suprema.
El problema fundamental es que aquí no hay justicia. Hay demasiados abogados, estorbándose los unos a los otros, para que pueda haberla. Interponiéndose, decididos a dilatar indefinidamente los procesos e impidiendo de ese modo que se imparta la “pronta y cumplida justicia” que promete la Constitución. Hay 52 mil abogados (y 30 mil estudiantes de Derecho) para 47 millones de habitantes, cuando el Japón, por ejemplo, para 120 millones solo tiene 15 mil: diez veces menos. Por eso se enreda todo, y todos los culpables quedan impunes. O,  por el contrario, son castigados los inocentes. Un tercio de los detenidos en las cárceles colombianas está a la espera de un juicio.
Eso es así cualquiera que sea el delito o la falta: leve o grave. Y cualquiera que sea su índole: penal, civil, administrativa, disciplinaria. Están a punto de salir en libertad paramilitares responsables de masacres horrendas;  o que tal vez no lo sean: no han sido juzgados al cabo de ocho años de su desmovilización. Los hermanos Moreno Rojas llevan dos años presos, y su proceso va ya por los cien mil folios, y tienen demandada a la Fiscalía por el costo de las fotocopias. El caso del caño de la calle 87 está empantanado desde hace tres años, y los abogados de la parte y de la contraparte han ido presos y han  vuelto a salir libres sin que eso haya acelerado ni un ápice la marcha del asunto: y sigue sin saberse si aquello fue suicidio o asesinato o accidente. Y esto se refiere solo a lo que sale en los periódicos. Porque, como dije más arriba, un tercio de los presos de las superpobladas cárceles del país no ha sido llevado a juicio –por hurto, por parricidio en flagrancia, por lo que sea–. Pero en cambio todo delincuente con dinero puede comprar su excarcelación o lograr que un juez le dé su casa por cárcel, o lo instale en un club de la Policía o en una clínica.
Los jueces se venden. Pero también se venden los más encopetados magistrados de las altas cortes. Está todavía fresco –aunque sin juzgar, naturalmente– el caso del magistrado Henry Villarraga, del Consejo Superior de la Judicatura. Los cargos allá arriba se venden, se compran, se permutan. La muchas veces anunciada reforma de la justicia acabó siendo un festín de jueces y de políticos corruptos. Saltan de rama en rama, como Tarzán de los Monos: del Consejo de Estado a la Procuraduría, de la Fiscalía a la Corte Suprema. Y la Procuraduría inhabilita a un alcalde y el Consejo de Estado lo rehabilita revocando el fallo, con lo cual la Procuraduría radica una demanda de nulidad ante el Consejo de Estado, mientras el inhabilitado, o rehabilitado, o ya no se sabe qué, eleva un recurso de súplica o interpone una acción de tutela ante la Corte Suprema cuya sentencia en firme es a continuación tumbada por la Corte Constitucional, hasta que el paquete entero llega al Tribunal Internacional de La Haya. Y leo que “los ponentes presentan una solicitud de reconsideración que es rechazada por radicación extemporánea, lo cual es insubsanable”. Y se archiva el asunto.
Buena parte de las noticias de la prensa y la radio y la televisión está conformada por asuntos judiciales. Y todos los periódicos tienen entre sus columnistas cuatro o cinco que solo tratan temas jurídicos, sean constitucionales o penales o contenciosos administrativos. Y los demás también metemos la cucharada en ellos cada dos por tres, como estoy haciendo yo en este momento. Porque creemos que hemos aprendido mucho, de tanto leer al respecto: y hablamos con soltura, aunque no sé si con propiedad, de inexequibilidad  y de presunción de inocencia, de bloque de constitucionalidad y de debido proceso y de tránsito a cosa juzgada.
Pero la suma de todo eso no hace de Colombia un país en el que impere la justicia. Y no hablo de justicia en el sentido amplio y hondo que tiene la palabra, sino en el más práctico e inmediato de la administración de justicia.
Aquí de eso no hay.
Pero eso sí, ¡cuántos jueces!
Debiera darles vergüenza. 

Comentarios

  1. Colombia al presentar el porcentaje de abogados y estudiantes de Derechos que posee no debiera manifestar injusticia, debido a que en el simple estudio de dicha formación se presenta a los estudiantes la forma y los procedimientos para la búsqueda de la verdadera justicia; sin embargo, podemos notar todo lo contrario, un abogado se forma, al culminar sus estudios, trata de indagar e investigar acerca de la verdad en un caso concreto, pero luego de esto "importa más el dinero que la justicia" lo cual es una vergüenza para quienes se forman con principios, valores y reglas que rigen de forma adecuada la practica del Derecho...
    con respecto al texto se me hizo complejo su lectura porque las frases u oraciones no culminan, quedan vacíos en los cuales me tomé el trabajo de crear por mí mismo e informarme.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tiene el señor Antonio Caballero, es decepcionante ver como hay abundantes abogados, jueces, magistrados que no logran lo debido. La eficacia para con la justicia es inversamente proporcional al numero de abogados que hay, entre más abogados o jueces haya, hay más corrupción. No pueden procurar una justicia si no hay armonía entre los mismos, donde se facilita la corrupción y la exoneración de aquellos que no lo merecen, e incluso son injustos al momento de meter presos a personas inocentes solo por el hecho de no tener dinero, por el contrario, los que son de clase alta pagan por su excarcerlación. No hay armonía ni la misma justicia en la RAMA JUDICIAL. No resulta posible administrar justicia si dentro de ellos no la hay, oponiéndose unos con los otros para interés propio. Y sí, debería darles vergüenza.

    ResponderEliminar
  3. Colombia, Colombia por eso estamos como estamos, quede atónita con la cifra que nos presenta el Sr. Antonio Caballero es totalmente desalentador que existan tantos abogados y un numero significante de estudiante de derecho y que nuestro país este catalogado como unos de los mas corruptos a nivel mundial. Comparto completamente lo que nos plantea el autor y creo que nos coloca a reflexionar a todos nosotros como estudiantes, debido a que en un futuro somos los que tendremos la riendas de este país y debemos ser conscientes si lo queremos sacar adelante

    ResponderEliminar
  4. Una gran realidad! De que le sirve a colombia tener tantos abogados si ningun juez, abogado, etc se preocupa o trabaja por la justicia en este pais sino por cuantos dividendos le va a traer cada proceso o cada "ayudita" que le pida un amigo, aca cabe el tema que se esta tratando en clase que es la moral la etica con relacion al derecho, ¿cuan eticos son quienes imparten justicia? ¿En que han covertido la justicia en este pais? En colombia prima la formalidad del derecho sobre la realidad social y los derechos sustanciales. En este país no interesa si se pasa por encima de los derechos de las personas, si todo esta conforme a la forma y al mal acomodo e interpretacion que los abogados le dan a la norma, todo está bien.

    ResponderEliminar
  5. Lastimosamente al Derecho le dan el uso indebido pero me hago este interrogante ¿ Que es mas facil el camino de la corrupciòn o el actuar correctamente de acuerdo a las leyes? Obviamentee muchos escogen el camino mas facil, la corrupciòn! Y todo esto es por falta de principios valores. En Colombia " la justicia, existe solamente para los ricos"

    ResponderEliminar
  6. sin duda alguna a la justicia se le ha caído la venda de los ojos y aquí solo anda con el mejor vestido.

    ResponderEliminar
  7. El error es generalizar porque no todos somos de esa manera y tenemos ideales distintos y si tenemos propositos pulcros y que no dan verguenza lamentablemente cosas que pasan hacen que juzguen mal a todos , la solucion no es solo empezar a hacer las cosas bien sino darnos la oportunidad de demostrar que somos diferentes y que podemos hacer mucho y crear conciencia de todo para no cometer los mismos errores y dar buen ejemplo.

    ResponderEliminar
  8. La desconfianza siempre existe y por el error de unos pagamos todos,
    cada quien dirá que no es igual. Pero cuando a uno le fallan una vez porque le dará
    una segunda oportunidad y más aún porque deberá creerle a ese que dice ser
    diferente?

    ResponderEliminar
  9. el problema no es del sistema, muchas personas dejan de creer en el, pero a decir verdad el problema está en las personas que ejercen estos cargos, donde se nota claramente la falta de ética, profesionalismo y honestidad. son estas personas miserables y corruptas las que hacen que el pueblo no quiera intentar buscar algo de justicia, porque es bien sabido que si no hay dinero, no se gana, y así funciona todo, por eso el estigma y mala racha de las personas que se dedican al derecho, por personas que solo tienen el signo peso en el cerebro.

    ResponderEliminar
  10. Una critica muy fuerte para los abogados creo que justos pagan por pecadores lo que quiere decir que no todos estan haciendo las cosas mal, lo que si cierto es que la mayoria lo esta haciendo mal y solo quieren lucrarse y escalar posiciones sin importarle el bienestar de los demas creo que esto es mas bien una invitacion a pelliscarnos y hacer las cosas bien para acabar con la mala imagen que tienen los abogados en colombia

    ResponderEliminar
  11. Fuertes palabras pero muy sabias porque en el mundo como en la vida todos aplicamos el dicho "da que te vienen dando" y pues ni modo, "cada quien tira pa' su lado" . Todos en algun momento aplicaremos esto

    ResponderEliminar
  12. En parte es cierto, pero una comparación con Japón, es muy arbitraria, en una ciudad que pocos saben que hay mafias establecidas por zona, que controlan internamente todo Japón, y que a pesar de esto, las personas son más cívicas, Japón no es una civilización relativamente nueva como la de nosotros, y eso implica mucho en las costumbres de las personas, también es un país industrializado, pero aquí en Colombia, es una profesión fructuosa, que muchas personas no la toman como una manera para ayudar a las personas, sino como la mina de oro apropiada. Así se nota la corrupción en el tribunal máximo para los abogados, acá con una reforma no cambian eso, hay que hacer campañas desde las fuentes donde adquieren conocimiento las personas.

    ResponderEliminar
  13. JUAN CAMILO PINEDAEsta es una critica muy fuerte, quizá bien merecida para algunos, pero no para otros; lo que sucede con los abogados es que en el ejercicio profesional ponen en juego la seguridad jurídica, a esto se debe que sea tal la critica, cierto es que la corrupción está en todas las profesiones, pero en la que es mas preocupante que se de es en la nuestra, o en la que estamos estudiando.

    ResponderEliminar
  14. A todas las profesiones del mundo la critican en algún momento, que nos toquen las criticas mas fuertes y despiadadas de los demás, aun cuando no tienen ni las mas mínimas nociones del sistema judicial (procesal ), pero bueno es cuestión de recibirlas con humildad, porque cuando sabes que estas educándote con valores y principios que mas tarde podrás poner en practica, sabrás que estas en ese grupo que trabaja con honradez.

    ResponderEliminar
  15. Como en toda profesión, nos dan bolillo porque nos toca lo más polémico, pero en la ética de un abogado está eso de defender a cualquier persona, y seguir la ley, ¿entonces no hay ingenieros, periodistas, médicos sin ética? Pues si, pero es difícil por ver que a los abogados, nos tildan como los defensores del diablo, viendo que la ley no es perfecta, y que por esos vacíos que existen pasan los comentarios como estos.

    ResponderEliminar
  16. Cada carrera en este país representa un punto importante en el nivel de desarrollo del mismo, siempre me ha indignado el hecho de que traten de imputar toda la responsabilidad a los abogados simplemente por ser los operadores del sistema jurídico, mientras nuestras vías presentan infinidad de problemas por los ingenieros que inescrupulosamente desvían los recursos que se les entrega para su construcción, o los médicos optando solo por las reglas dejan morir a seres humanos demostrando no tener un mínimo de humanidad.
    Sin embargo, es importante resaltar que mas allá de juzgar a unos u otros profesionales debemos iniciar el cambio desde nuestras posibilidades, encaminando nuestras acciones a como creemos seria la manera correcta de hacerlo,no podemos exigir a otros lo que nosotros mismos no hacemos. El punto esta en cambiar el estereotipo que se tiene acerca de los abogados, que mas alla de palabras hablen nuestros años y el día de mañana así existan miles, los buenos abogados sabrán construir el cambio.

    ResponderEliminar
  17. Mi opinion ya es conocida; recalcaré nuevamente que la judicatura y los litigantes son los quMi opinion ya es conocida; recalcaré nuevamente que la judicatura y los litigantes son los que han estropeado la buena faz del abogado colombiano. Personas que se introducen en el mundo del derecho relegando los principios y postuladoa basicos juridicos; por el lucro y la avaricia, constituyendo a un abogado no pensante, no preocupado por su obligacion de ayudar a la sociedad, si no que los beneficios que obtengan sean solo para sí, de igual modo los integrantes de la jducatura han sido contagiados por este flagelo. Si eres el abogado que gana todos los litigios seras famoso por eso, pero aunque parezca algo utopico lo que voy a decir, no se debe pensar solamente en triunfar en todos los procesos p para lograr una fama individual y dinero,sino en el pensar de que con tu actuar profesional contribuiste de buena manera a lograr un orden social.

    ResponderEliminar
  18. Recalcaré nuevamente que la judicatura y los litigantes son los que han estropeado la buena faz del abogado colombiano. Personas que se introducen en el mundo del derecho relegando los principios y postulados basicos juridicos; por el lucro y la avaricia, constituyendo a un abogado no pensante, no preocupado por su obligacion de ayudar a la sociedad, si no que los beneficios que obtengan sean solo para sí, de igual modo los integrantes de la judicatura han sido contagiados por este flagelo. Si eres el abogado que gana todos los litigios seras famoso por eso, pero aunque parezca algo utopico lo que voy a decir, no se debe pensar solamente en triunfar en todos los procesos para lograr una fama individual y dinero,sino en el pensar de que con tu actuar profesional contribuiste de buena manera a lograr un orden social.

    ResponderEliminar
  19. No considero que eso sea cierto, esta claro que en nuestra profesion hay juristas que no tienen nada de etica y no solo eso, sino que son grandes criminales de cuello blanco, tan bajos como cualquier criminal, pero eso no quiere decir que la carrera tenga la culpa y mucho menos que el sistema falle por estas razones.

    ResponderEliminar
  20. Me gusta leer este tipo de artículos...de una forma u otra me dan fuerza, valentía, me impulsan a luchar por lo que originalmente fue creado. Siempre he pensado que no importa la circunstancia siempre el camino de la honestidad será el correcto, y sé que no estoy equivocada, y aunque me toque luchar en contra de la corriente sé que haré lo que mis principios me dicten, planeó nunca fallarle a mi educación de casa, espero que mis fuerzas y las fuerzas de Dios me acompañen para no tragarme mis palabras un día. El cambio inicia con una sola persona, es como una cadena... Cito a unos artistas del género urbano colombianos "Un grano de arena hace un ladrillo, y un ladrillo hace un castillo", y sé que así es. Sí que podemos luchar, tenemos todos los medios para hacerlo, y aun los que decidimos estudiar esta carrera; es tiempo de volver a la esencia.
    "He dejado mi alma en mis palabras, y mis palabras libres como el viento... y que el viento las lleve a donde sean escuchadas, y al ser escuchadas de alguna forma, traerá el viento de nuevo mi alma."

    ResponderEliminar
  21. Pienso que mas que una critica a nuestra carrera , es mas bien a los que ahora tienen la justicia a su cargo, para nadie es un secreto que los encargados de esta, sus máximos dirigentes hacen y deshacen los que se le venga en gana buscando así encontrar cualquier otro fin, menos el indicado. Para mi no es una mala critica, mas bien es constructiva como lo mencionamos en algún momento en clase los encargados que esto cambie somos nosotros los que estamos estudiando de verdad; y no es algo que le compete solo a los estudiantes si no a todo el modelo educativo como tal, porque también es valido decir que hay algunos docentes que no cumplen con su deber; (algunos, no todos) y justo en este punto mencionaba alguien una cosa que me parece la indicada y es que: los docentes deben salir de los mejores estudiantes. Así de esta forma creo que se soluciona un poquito el problema desde su raíz.

    ResponderEliminar
  22. es un texto muy interesante ademas de que fue escrito por una persona cercana a todos nosotros, pienso que cuando dice que son muchos abogados y otro tanto que aspiran a serlo debemos irnos al contexto del pais, en china o japon hay muchos ingenieros porque asi lo pide su pais su contexto social pero sera que estamos preparados para eso? tambien pienso que el estigma que se tiene acerca de los abogados esta muy mal hecho y lo peor es generalizar eso viene de casa pero si empezamos a cambiar uno hay ya se marca la diferencia pero es muy dificil cuando en este pais las altas cortes hacen lo que quieren y si se equivocan no prevarican solo sientan jurisprudencia. excelente texto cambiemos el chip para poder ser mejores

    ResponderEliminar
  23. No se debe generalizar ni culpar a todos los abogados por un estigma social arraigado. Si realmente el problema de Colombia sólo fueran los abogados seriamos una potencia, pero no es así, porque en todas las profesiones existe un mal practicante de ella. Los medios han contribuido a la formación de esa imagen, periodistas, que como bien lo menciona Caballero y que es una muestra de ello, por leer tanto al respecto, escriben y hablan de lo mismo, sin propiedad pues se creen abogados sin haber pisado una escuela de Derecho, donde también se estudia, se trabaja y se aprende mucho como en cualquier otra carrera. No desprestigiemos las profesiones de otros, mas bien concentrémonos y esforcémonos por ejercer la nuestra como es debido.

    ResponderEliminar
  24. No podemos negar que todo lo que dice Caballero en este artículo es cierto, que vivimos en un país corrupto, y que es corrupto porque la mayoría de los que vivimos en él somos corruptos. Una pena, sí, pero no es para sorprendernos, y mucho menos para ofendernos. Yo creo, que leer estos "regaños" deberían servir mejor para reflexionar y para empezar a aportar algo a la sociedad en la que vivimos y que bastante necesita de todos, porque esto es de todos; decía Jaime Garzón que "el problema es que no hemos asumido nuestra propia identidad", y es así, hasta que algo no nos toca verdaderamente a nosotros, no nos importa, y eso es muy grave. Hay que empezar a mejorar esto, y eso es posible, si comenzamos desde el yo, y desde la misma hora en que abrimos los ojos en las mañanas.

    El error del autor está en hablar sólo de los abogados, y no de todos los profesionales y estudiantes colombianos, por ejemplo, se le olvida que el periodismo de este país, la prensa, también están vueltos nada. Otra cosa con la que tampoco estoy de acuerdo con Caballero, es con eso de compararnos constantemente con las grandes potencias del mundo, me parece que eso se deja para personas con poca educación, ya es hora de abrir los ojos y de ver, tocar, revisar y analizar nuestra propia realidad, y avanzar y mejorar a partir de ella misma, porque es imposible y absurdo intentar mejorar a partir de la realidad japonesa, o la suiza, o la estadounidense. Todavía se puede.

    ResponderEliminar
  25. Solo con ser decente es suficiente para ser revolucionario en nuestro país. Ese que está corrupto en todos los sectores de gobierno

    ResponderEliminar
  26. Las cosas como son y que lastima que para cambiarlas tendríamos que hacer una revolución.

    ResponderEliminar
  27. Me parece la mejor manera de abrir los ojos siempre y cuando no afecten la imagen y la proyección que nosotros los aspirantes a titulo de Abogado tenemos, es necesario tener en cuenta que la visión que tengamos de nosotros mismos no cambie, todo esto debe ser una lección para recuperar la ética y los valores infundados en nuestro núcleo familiar, dejando claro que una abogado se hace en un salón de clases pero la persona surge de la enseñanza casera.

    ResponderEliminar
  28. muy real los que dice este articulo, tantos y miles de abogados y la mayoria de ellos son abogados mediocres y Corruptos que se dejan comprar sus valores por cualquier cosa, e dinero no lo es todo en la vida al fin y al cabo cada quien debe pagar sus consecuencia ya sea ante un tribunal o ante Dios, la verdad me parece una texto demasiado interesante y que demuestra la realidad como ya habia expresado estamos rodeados de medios de comunicaciones amarillistas a la vez comprados por los mismos "politicos" corruptos para hundir a otros, debemos ser diferentes para construir un mundo mejor para iniciar un cambio ne nuestro pais, con uno solo se puede

    ResponderEliminar
  29. pueda que sea muy real, Que hayan muchos abogados pero asi a mi parecer esta es la carrera de mejor campo laboral, El abogado que no progresa es por que no quiere y respecto a lo que los estudiamos pueda que muchos lo estudien pero pocos lo pasan, Respecto a la mala fama eso va en uno pueda que algunos sean corruptos otros no! ademas no hay que prestar atencion a lo que dice la gente, la idea esta en seguir hacia delante de una manera decente.

    ResponderEliminar
  30. Lamentablemente existen personas que no les importa su actuar su entorno dañar su profesión obrando sin horadez y sin responsabilidad convirtiendose en mediocres y corruptos.

    ResponderEliminar
  31. Asi es la academia de abogados en Colombia: CORRUPTA, SUCIA, MAL MANEJADA, DESVERGONZADA. No podemo negar que existen abogados honestos, preparados, capacitados y sinceros que desarrollan su labor de manera justa y en base a los principios de nuestra constitucion, pero son mas los inescrupulosos, los que se venden, los corruptos. Ya cualquiera puede ser abogado pero no cualquiera puede ser un BUEN ABOGADO y por eso es que estamos como estamos.

    ResponderEliminar
  32. Yo pienso que en colombia no hay seguridad juridica , si bien el juez es una figura honorable para la sociedad, por ser su cargo de gran responsabilidad social, porque se unta de pueblo todos los dias, mas que cualquier político que quizá solo lo hace en campaña, a pesar de eso es una figura irrespetada por algunos, que corrompen el honor y promueven la inseguridad jurídica de la que habló, pero esta va mas allá de los juzgados ya que la rama legislativa no permite una estabilidad en el sistema, el cual modifica muchas veces promoviendo intereses particulares y lo hace incluso pasando por encima de las normas imperativas del procedimiento de la elaboración de las leyes y a su vez dejando deficiencias que vulgarmente llamamos micos y que solo perjudican al destinatario de la norma.

    ResponderEliminar
  33. No estoy de acuerdo con el texto, me parece un estereotipo causado por la sociedad debido a que solo podemos recordar lo peor de todos, es cierto que hay abogados que han perdido su ética moral, pero toda profesión tiene sus criminales de cuello blanco, pero por ver el lado positivo, pensaría que puede ser una llamada a que nos despertemos y trabajemos para construir una mejor imagen, algo más digno por lo cual podamos ser señalados.

    ResponderEliminar
  34. En este país todos conocen que existe la corrupción, el punto es saber que hace cada persona para mejorar a Colombia, y mientras solo nos dediquemos a criticar resultara imposible pensar en cambiar.
    Por otro lado no debemos generalizar tanto y mucho menos compararnos con otros países porque la cultura y su situación social es muy diferente, es hora de buscar nuestra propia identidad.
    Ademas la realidad de Colombia obliga a muchas personas actuar fuera de la ley y en muchas ocasiones de manera poco ética y es hay donde tenemos que entrar analizar pera encontrar entre todos una verdadera solución.

    ResponderEliminar
  35. Intrigantemente en Colombia estamos dados a lanzar juicios a priori sin analizar el fondo de cada asunto y mucho menos nos detenemos a observar los detalles que en realidad puedan dar una luz de lo que en realidad está al frente de nuestras narices; Y es que no es un secreto que en Colombia a los Abogados los catalogan de una manera muy lamentable apremiando por encima de todo la mala de ética de muchos que ejercen esta profesión.

    Personalmente pienso y concuerdo que toda regla tiene una excepción pero vaya que en nuestro país nos acostumbramos más a ver las cosas malas que las buenas; A todos nos educan con un precepto de actuar bajo buena fe pero para muchos es allí en donde acaba toda esta retorica. Esperemos que este panorama empiece a tomar un camino diferente y empiece a predominar el buen actuar de los abogados en nuestro país.

    ResponderEliminar
  36. Cada día encontramos textos como este, en donde se le hace una crítica a la corrupción del país, a sus abogados y operadores jurídicos; las cuales nos ayudan a reflexionar, he aquí el problema y es que no pasamos de la reflexión, no nos atrevemos como país a tomar una decisión definitiva y radical respecto a estos asuntos, queremos que otro cambie pero nosotros no hacemos nada por el país, reprochamos, decimos y juzgamos porque que el otro es el corrupto a sabiendas que generando críticas no generamos cambios. La transformación de un país que ha llevado años de experiencia en la corrupción no es de un día para otro. Pero si empezamos a considerar que con nuestro granito de arena no logramos realizar todo un cambio pero si parte de el ya hemos empezado ha generar en nuestro país una mayor conciencia.

    ResponderEliminar
  37. Hace un par de días fue el concierto de la boy band One Direction en Bogotá. Una amiga me cuenta que en el Campín había demasiada gente, mucha mas de la que iba a entrar (38000 personas). Me dice que cuando empezaron a dejar entrar a los asistentes, la gente intentaba "colarse", se empujaba, se daba codazos y al momento de entrar, los 100 metros planos de los JJOO se quedaban cortos. Mi novio me cuenta que Transmilenio en hora pico es la explicación mas fácil que uno le puede dar a alguien que no entienda el darwinismo. No es en lo absoluto impresionante que una sociedad que no respeta ni las mas mínimas reglas de convivencia y quiera siempre pasar por encima de su compatriota, amigo, vecino o incluso familiar, sea tan excepcionalmente corrupta. También es culpa de nosotros lo abogados, que no procuramos limpiar nuestra profesión, que es famosa por ser la "mas fácil", que esta llena de insectos oportunistas, que incluso se jacta de ser sucia. Vamos, que abogar por el de al lado es mas viejo que la rueda, pero el derecho se ha convertido en un cúmulo de puentes para llegar al mal.

    ResponderEliminar
  38. Al igual que algunos de mis compañeros, comparto la idea de que lo manifestado son solo estereotipos o creencias con resoecto a los abogados y a nosotros comonestudiantes; lo que no nos dice es que nosotros como estudiantes hemos aprendido a que se debe buscar la justicia real

    El texto me parece excelente porque me ayuda a comprender un poco lo que se ha generado en nuestra sociedad con respecto a los operadores juridicos.

    ResponderEliminar
  39. me gusto mucho el articulo, porque bosqueja la realidad de nuestro corrupto país, en cuanto a la rama judicial, la cual por lo menos debería ser la mas recta, honorable y honesta, pues ella es la que imparte la justicia, pero en la realidad es la que vende al mejor postor... que triste que Colombia en ves de echar para delante da dos pasos atrás porque ella tiene como lema: "todo es la plata, nada existe sin ella"

    ResponderEliminar
  40. Entrar a un proceso judicial en Colombia es jugar un partido de pin pon en donde la persona que se encuentra vinculada es la pelota que va de lado a lado. Las Ramas del poder deben trabajar de manera armónica según lo dispuesto en la Constitución pero esta labor se ha visto truncada debido a intereses personales, políticos y económicos, estos tres factores son los culpables de que la justicia no se aplique de forma eficaz. Pero como obtener una labor armónica en donde los poderes piensan de forma distinta y tienen la misma jerarquía, quizás esta es otra razón por la que las personas terminan siendo una pelota en un partido de pin pon. Aunque la justicia siempre termina favoreciendo a una parte por razones jurídicas o procesales en Colombia los procesos se encuentran en el limbo, estancados esperando la llegada de Jesucristo. Por otro lado a los procesos que se les ha dictado sentencia uno encuentra barbaridades y la pregunta que uno se hace es ¿ Quien puede dictar semejante sentencia?, es el caso de personas que agreden con ácido a jóvenes y el juez de turno dicta que esa persona es libre porque no es un riesgo para la sociedad.
    Ahora bien la culpa no es toda de los jueces, también existen ciertos individuos que se encargan de moldear, de crear una verdad a medias y como consecuencia un juez que no sabe como resolver un caso porque sencillamente los brillantes abogados los conducen al error, y los jueces para no caer en esas trampas terminan realizando la labor de abogado de investigador de perito de juez entre otros.

    ResponderEliminar
  41. Bien fuerte la critica de este columnista. En cierta parte estoy de acuerdo con lo planteado en el texto. Colombia se ha vuelto un país de justicia rogada en el cual esta va dirigido a aquel que muestre mas las ganas de salvarse ($$) y si esta se ha vuelto un festín en el que salen ganancioso los mas avivados de nuestra conglomeración jurídica. Pero no por unos pagamos todos ... siempre tienden a generalizar el tema de los abogados litigantes de que son unos malos unos "torcidos" , siempre esta el que se sale de esa camada y siempre a pesar e los obstaculos que la misma judicatura impone.

    ResponderEliminar
  42. para nadien es un secreto que en nuestra sociedad, en nuestro país existe la corrupción tanto de a aquellos que no tienen nada que perder, como de aquellos de cuello blanco que gozan de un gran estatus o nivel social, la corrupción existen en todos los órganos de la nación por decirlo a si, hasta en las particulares por que los seres humanos buscamos el beneficio propio sin importamos las consecuencias que estas nos con lleve.
    es verdad que la justicia en Colombia esta por el suelo pero para mi el problema radica en los funcionarios como persona ya que no posee una ética y moral adecuada no les importa si por recibir una suma de dinero mandan a un inocentes a la carcel si el crimen quedo impune busca es su beneficio.

    ResponderEliminar
  43. Una critica bastante dura a nuestro país y a nosotros como colombianos, que no se sale de la realidad absurda en la que vivimos.. para poder ser acreedor de nuestros derechos constitucionales, debemos antes obsequiar una alta suma de dinero al funcionario de justicia de poca ética y moral que solo con un ¨¨pequeño detalle¨ te otorga gracias a el rol que desempeña, los beneficios a los que tenemos derechos por el simple hecho de ser Colombianos. La justicia en Colombia para mi no es mas que una de las tantas fachadas que debe existir para poder llamarnos sociedad.

    ResponderEliminar
  44. Es una critica fuerte a la profesión y a los operadores jurídicos, desde cualquier punto de vista. Tristemente en nuestro país día a día se ve evidenciada la corrupción y como las personas buscan sacarse del camino a cualquier otra que le estorbe ( el fin justifica los medios. Nicolás Maquiavelo). Por lo tanto considero que las nuevas generaciones de abogados deben hacer un intento por cambiar la mala fama de los mismos, todos sabemos que cada persona sola no va a cambiar el mundo, pero con un grano de arena que se aporte para verdaderamente dirimir los problemas interpersonales y la consecución de la justicia podemos mejorar la vida de una o dos personas, e ir generando una conciencia de cambio y honestidad.

    ResponderEliminar
  45. una vez mas el texto nos muestra la deficiencia del sistema judicial colombiano donde la corrupciòn es pan de cada dia, donde tanto jueces como abogados venden su dignidad por unos cuantos pesos.
    donde la verdad procesal rara vez concuerda con la realidad de los hechos por las malas actuaciones judiciales que en la mayoría de los casos conducen a la impunidad.

    ResponderEliminar
  46. Es triste pero cierto que existe este estereotipo con relación a los abogados, esto no debe ser un insulto, debemos tomarlo como un llamado a despertar y a DEMOSTRAR que en realidad podemos, que luchamos por defender y garantizar los derechos de las personas que lo necesiten y que velamos por la prevalencia de la verdad. Palabras mas, palabras menos, espero que a muchos les haya tocado este texto, a mi me toco, y aportare mi granito de arena para que este estereotipo se elimine o se disminuya satisfactoriamente.

    ResponderEliminar
  47. Este es un llamado claro al cambio, es necesario que los abogados y furos abogados tomen conciencia de la situación en la que se encuentra sumida el país gracias a la falta de justicia que nosotros mismos propiciamos. con la falta de principios y escrúpulos, es necesario que las nuevas generaciones cambien la sociedad actual.

    ResponderEliminar
  48. compañeros estudiantes de derecho y demas: el cambio lo tiene en la cabeza, debemos demostrar que somos una nueva generacion y que estamos dispuestos a luchar por el cambio de nuestro pais, debemos saber que nos desprenderemos de muchas cosas para lograr este cambio, pero se que si hay constancia y esfuerza algun dia llegaremos.

    ResponderEliminar
  49. interesante este articulo porque si bien nosotros que estamos estudiando derecho para mejorar de cierta forma la justicia de este país aunque pienso que sera difícil pues esta , toca lucharla , poner en practica los principios, valores dentro de este mundo leno de corrupcion , injusticias , violaciones de los derechos pero contra eso es lo que se quiere un cambio

    ResponderEliminar
  50. Qué triste que la administración de justicia en este país tenga esa cara tan mala, esos operadores jurídicos piensan que a la nueva generación de abogados le están haciendo un favor con esas vergonzosas actuaciones que realizan, es urgente recuperar la moralidad, transparencia de las altas cortes para no seguir con ese estigma que cada día crece mas.

    ResponderEliminar
  51. La "majestad" de la justicia es el desconocimiento de los principios generales del derecho, la ignorancia por parte de los operadores jurídicos, la falta de moral para estar al servicio de la corrupción. Tomando decisiones arbitrarias, inopias buscando llegar a una "justicia" acomodada a los intereses de unos pocos. Sin importar el costo y los perjuicios que se ocasionen con esto.

    ResponderEliminar
  52. En el transcurso de los años, hemos podido notar que Colombia desciende desde lo más alto a lo que es hoy, una simple fotocopia de otros Estados; pienso que el texto tiene como fin realizar un llamado de atención a nosotros como estudiantes de Derecho a que hagamos el cambio, a que la sociedad tome conciencia de quienes nos representaran y finalmente que estas personas hagan cumplir los derechos, deberes y garantías que la Constitución Colombiana establece en su contenido.

    ResponderEliminar
  53. Me parece a pesar de juzgar la labor de los abogados, un buen texto, teniendo en cuenta que es de hecho realidad, no hay que negar la verdad, pero nosotros como estudiantes debemos cambiar esa realidad tan estereotipada que tienen las demás personas de los abogados.

    ResponderEliminar
  54. El presente texto, busca mostrarnos mas que una realidad, me gusta la claridad con que se expresa este señor; es cierto que hoy los abogados no buscan una verdadera justicia, no dan al pobre lo que le corresponde; siempre andan en busca de más, la avaricia y las ganas de poseer mas dinero es mayor a las ganas de encontrar una verdadera justicia.
    Por otro lado, es cierto de que nosotros como estudiantes, debemos tratar de mejorar la situación y cambiar el estigma de que los abogados son solo unos interesados.

    ResponderEliminar
  55. los estudiantes de derecho debemos cambiar la imagen que los demas tienen acerca de esta profesion

    ResponderEliminar
  56. Definitivamente lo que necesitan los servidores del estado es conocer el significado de justicia, y aprender a diferenciar lo que es y lo que no es correcto, puesto que se ha golpeado fuertemente la legitimidad de nuestro "sistema de justicia"( si es que puede llamarse así ). Cualquier funcionario del estado tiene en primera instancia un deber con la patria,con el estado y debe respetarlo sobre cualquier circunstancia , a través del correcto ejercicio de sus funciones. La decadencia o no del estado comienza a partir de lo que hacemos y si poseemos personas corruptas en altos cargos, que podemos esperar sino un país corrupto y oscuro.

    ResponderEliminar
  57. En realidad ese texto es tan revelador que yo, un estudiante de drecho, me quedo consternado. Todo el pais, pero sobre todo los estudiantes de derecho tenemos una responsabilidad inmensa para que en colombia si exista una verdadera justicia. Tantos tramites, tanto formalismo y tantas instancias llevan a la impunidad. Esto hoy dia se parece a la Roma antigua en donde se perdia un caso porque no se le dijo al pretor, con literalidad y veracidad, lo que el sacerdote le habia dicho que dijera a las partes del caso. En realidad, cualquier excusa para ya sea dilatar un caso o para archivarlo es valida, situacion que hace imposible la justicia como tal.

    ResponderEliminar
  58. Es una fuerte crítica a la justicia, los operadores jurídicos
    y el sistema judicial de nuestro país, aunque en mi opinión lo hace de una
    manera muy general, considero que si bien es cierto que todos los miembros de
    la comunidad jurídica en Colombia cuentan con una mala fama ciertamente ganada,
    pienso que no es justo decir que todos los jueces son corruptos o que todos los
    abogados no tienen moral. En Colombia así como existen abogados, jueces,
    magistrados sin ética ni moral que no haces un trabajo honesto, existen muchos
    otros que si cuentan con grandes cualidades y son un ejemplo de compromiso, justicia y
    efectividad. Ojala las nuevas generaciones tomemos todo lo bueno de estos como
    ejemplo a seguir para cambiar un poco esta imagen tan negativa con la que
    contamos.

    ResponderEliminar
  59. ES UNA CRITICA A LA JUSTICIA COLOMBIANA Y TIENE RAZON PORQUE MUHCOS SE VENDEN PARA BENEFEICIAR AL OTRO BUSCANDO FINES PARTICULARES. CADA DIA MAS ENTIENDO PORQUE HAY QUE SER MAS PRACTICOS Y MENOR TECNICOS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui:

Entradas populares de este blog

Algo muy grave va a suceder en este pueblo- Gabriel García Marquez

Cuento contado por García Márquez en un congreso de escritores.) Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo. Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: -Te apuesto un peso a que no la haces. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta: -Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo. Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, …

UNA FAMILIA -BOTERO