Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

“Claro, como no fue un Uribe Noguera el que las violó, a nadie le importa la tragedia de las niñas del Meta y el Tolima”

Esta entrada es una sugerencia de la estudiante Melissa Chica
Un soldado que se encontraba en su día de descanso en Granada Meta aprovechó que la mamá de una bebé de 4 meses de nacida no estaba en su casa y la violó. En Guayabal Tolima, a la pequeña Sara, quien venía siendo torturada y violada sistemáticamente, se le acabó la vida. Dos niños indígenas fueron ahogados por su papá en el Cauca. En Medellín un hombre mató a los dos hijos de la mujer con la que sostenía una relación. Yo no veo a muchas personas proponiendo marchas. No veo minutos de silencio ni nadie hace fila para linchar al agresor. Por un momento creímos que todos los monstruos se llamaban Rafael Uribe Noguera, que al meterlo preso y darle una condena de 52 años no volvería a pasar un caso como el de Yuliana Samboní en el país. Nos equivocamos, los monstruos, alimentados de ignorancia, alcoholismo, resentimiento y pobreza, están ahí, acechantes, esperando la oportunidad para atacar. Triste fin de semana para nuestros me…

La polémica de la ortografía - Ensayo de Gabriel Garcia Marquez

A mis doce años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que pasaba me salvó con un grito: ¡Cuidado! El ciclista cayó a tierra. El señor cura, sin detenerse, me dijo: ¿Ya vio lo que es el poder de la palabra? Ese día lo supe. Ahora sabemos, además, que los mayas lo sabían desde los tiempos de Cristo, y con tanto rigor, que tenían un dios especial para las palabras. Nunca como hoy ha sido tan grande ese poder. La humanidad entrará en el tercer milenio bajo el imperio de las palabras.  No es cierto que la imagen esté desplazándolas ni que pueda extinguirlas. Al contrario, está potenciándolas: nunca hubo en el mundo tantas palabras con tanto alcance, autoridad y albedrío como en la inmensa Babel de la vida actual. Palabras inventadas, maltratadas o sacralizadas por la prensa, por los libros desechables, por los carteles de publicidad; habladas y cantadas por la radio, la televisión, el cine, el teléfono, los altavoces públicos; gritadas a brocha gorda en…

FUIMOS A MARCHAR CONTRA LA CORRUPCIÓN (pero no les gustó) FT Vladdo

Este post fue una sugerencia de su compañera Andrea Lucia Acosta Castro.