Ir al contenido principal

Entradas

Exposición Negritude— MUZAC

Entradas recientes

Bocachico Puche

Entrada propuesta por Marco Noriega Salleg

Orna Donath. Mujeres que no quieren ser madres || Vice Meets

Es  una entrada propuesta por su compañera Fiamma Patricia Cabeza Ramos.

Natti Natasha ❌ Ozuna - Criminal [Official Video]

Desquite- José Saramago

l muchacho venía del río. Descalzo, con los pantalones arremangados por encima de las rodillas, las piernas sucias de lodo. Vestía una camisa roja, abierta en el pecho, donde los primeros vellos de la pubertad empezaban a ennegrecer. Tenía el pelo oscuro, mojado por el sudor que le escurría por el cuello delgado. Se inclinaba un poco hacia delante, bajo el peso de los largos remos, de los que pendían hilos verdes de limos aún goteantes. El barco quedó balanceándose en el agua turbia y, allí cerca, como si lo espiasen, afloraron de repente los ojos globulosos de una rana. El muchacho la miró, y ella le miró. Después la rana hizo un movimiento brusco y desapareció. Un minuto más y la superficie del río quedó lisa y tranquila, y brillante como los ojos del muchacho. La respiración del limo desprendía lentas y muelles burbujas de gas que la corriente arrastraba. En el calor espeso de la tarde los chopos altos vibraban silenciosamente y, de golpe, flor rápida que naciese del aire, un ave …

CONFERENCIA ¿POR QUE IMPORTA LA ECONOMÍA INFORMAL?Hernando de Soto

CONFERENCIA ¿POR QUE IMPORTA LA ECONOMÍA INFORMAL? Hernando de Soto
Señoras y señores: les agradezco mucho el recibimiento que me han dado y les anuncio que lo que me han pedido contarles es más o menos lo que contiene El Otro Sendero y cómo es que llegamos a escribir esta obra mis colegas del Instituto Libertad y Democracia de Lima, Perú, y yo. Esencialmente, comenzó con una inquietud que siempre llevaba desde el tiempo de mis estudios y mi trabajo en Europa. Yo solamente regresé a vivir en Perú en 1979 y siempre había sido una genuina angustia mía pensar por qué mi país era pobre. Yo fui educado en el exterior, en una Universidad en que había más de 74 nacionalidades. Allí veía que los primeros de la promoción podían ser un chileno, un peruano, un mexicano, un paquistano o un indio. Después, en la vida profesional, comprobé que tampoco había diferencia de nacionalidades. Siempre me preguntaba a qué se debía, fundamentalmente, esa enorme diferencia que existe entre los ingresos de l…