Ir al contenido principal

“La universidad parecería tener la tarea de vender diplomas”: Nuccio Ordine-POR SUSANA RICO

“La universidad parecería tener la tarea de vender diplomas”: Nuccio Ordine

En 'La utilidad de lo inútil', el escritor y académico italiano expone cuál es el rol de la literatura, la filosofía y la cultura en un mundo arrodillado ante el utilitarismo. Hablamos con él al respecto.
Nuccio Ordine es un apasionado por la educación, la literatura y el arte. Es profesor de Literatura italiana en la Universidad de Calabria, miembro de honor de la Academia de Ciencias de Rusia, miembro de la Fundación Alexander von Humboldt y del Centro de Estudios Renacentistas de la universidad de Harvard. Su más reciente libro, La utilidad de lo inútil, traducido a más de 20 idiomas y editado en Colombia por el Grupo Editorial Penta, se compone de ensayos en los que el autor critica las condiciones e imposiciones de la sociedad actual, y reflexiona sobre la triste pérdida de los saberes “inútiles”: los culturales. Ordine propone rescatar de los clásicos lo que nos sirva para la vida de hoy, y para oponernos a las tendencias totalizantes que de cuando en cuando nos enceguecen.
Los jóvenes (al menos cierto sector de las nuevas generaciones) están rompiendo el paradigma de una vida convencional y están buscando modos de vida más simples. ¿A qué cree que se debe ese fenómeno?
Yo no soy tan optimista porque considero que los jóvenes hoy en día están muy condicionados por una sociedad utilitarista, como lo es la nuestra. Como profesor universitario, he comprobado más de una vez que la sociedad hace creer a los jóvenes que el único objetivo de la universidad es obtener un título para ganar dinero, aun cuando ese sea un concepto totalmente equivocado. Para que ellos comprendan que el objetivo de la universidad va más allá, siempre les leo “Ítaca”, del poeta griego Konstantino Kavafis, que es una reescritura moderna del mito de Ulises. Kavafis dice a sus lectores lo que yo digo a mis alumnos: lo importante no es llegar a Ítaca sino la experiencia que vamos a vivir durante el viaje. Eso es lo que quiero que comprendan. Más allá del dinero o los lujos, lo que en realidad importa es la riqueza intelectual y la experiencia que se adquiere con el tiempo. A la universidad se va para ser mejores seres humanos, hombres y mujeres libres que se enriquecen con el conocimiento. Sin embargo, no veo en realidad que los jóvenes se acerquen desinteresadamente al arte, a la poesía, a la cultura.
¿Habrá un punto de quiebre entre la supremacía del utilitarismo sobre la educación y la cultura?
En este contexto es muy difícil pensar en un cambio, porque las universidades, las escuelas, se han transformado en empresas. Y la universidad, por ejemplo, parece tener la tarea de vender diplomas. Noto con suma tristeza y preocupación que se ha perdido la antigua idea de la universidad como institución capaz de formar ciudadanos cultos, mujeres y hombres que sean capaces de pensar de manera autónoma y crítica. Hoy en día parecería que la escuela y la universidad estuvieran apoyando cada vez más la demanda de la sociedad utilitarista. Por ejemplo, actualmente en Italia se está discutiendo la importancia de usar smartphones en clase para promover el estudio entre los estudiantes. Para mí, eso es una estupidez enorme porque muchos estudios demuestran que los estudiantes son adictos a los celulares y a internet. Como consecuencia de esto, los jóvenes ya no tienen el sentido de la concentración y sobre todo, del silencio. Además, me parece realmente grave que los gobiernos quieran invertir más en tecnología que en capital humano ¿Cómo podemos pensar en el futuro sin buenos profesores? El acercamiento a la cultura y la educación solo depende de buenos docentes, apasionados por transmitir conocimiento.
En el libro hay una anécdota de David Foster Wallace en la que se cuenta el viaje de peces jóvenes y viejos en una corriente de agua. ¿Hacen falta peces que naden contra la corriente, o la corriente los está arrastrando a todos?
Como el anciano pez que saluda a los peces jóvenes y les dice “cómo está el agua”, los profesores también pueden ser esos peces que pueden explicarles a las nuevas generaciones que las cosas más simples y sencillas de la vida son las más importantes. Las páginas de los libros de literatura sirven para destruir ese falso mito de la sociedad de consumo, que valora al hombre según la cantidad de dinero que tiene. Sin embargo, la felicidad en realidad no tiene nada que ver con el dinero, tiene que ver con esos grandes valores de la vida que desafortunadamente ya no vemos porque somos como esos pequeños peces de David Foster Wallace que viven en el agua pero no saben qué es el agua. Nosotros vivimos en la cultura pero no sabemos qué es la cultura. La tarea sería -o es- educar a los jóvenes en ese valor.
Su libro Clásicos para la vida. Una pequeña biblioteca ideal será presentado en nuestro país en noviembre. ¿Retomar la lectura de los clásicos es una forma de resistencia?
Sí, los clásicos pueden ser un antídoto contra la lógica y la dictadura del utilitarismo. Los clásicos no se leen para aprobar un examen, ni por una calificación: se leen porque nos enseñan a vivir. Por ejemplo, un texto griego del filósofo Plutarco explica la noción de identidad a través del mito del barco de Teseo. ¿Por qué? Porque después de dejar el barco en la orilla, sin importar cuántas veces cambió la madera, su estructura siguió siendo la misma. Si se traslada el mito a nuestros días, podría decirse que cada pueblo siempre ha tenido contacto con otras formas y culturas, así como en el barco las nuevas piezas de madera sustituían las anteriores. La literatura clásica sirve para que los jóvenes entiendan el presente, los cambios y el porvenir, simplemente hay que leerla e interpretarla.

Comentarios

  1. La educación es parte fundamental del desarrollo de la sociedad, las personas se han encargado de crear un brecha entre la educación y el dinero pero la realidad es que estas son conjuntas, pero la segunda no puede ser el fin de la primera pues destruye todo lo que respresenta. Es de vital importancia reconocer el papel que prestan las prácticas cognitivas en nuestro día a día, estás terminan siendo el motor para poder desempeñarnos en los ámbitos de la vida, dado a estos se genera El utilitarismo de la misma, pero si realizamos una comparación entre las clases de profesional que ofrece el mercado laboral ya sea uno pragmático y sólo pendiente de lo útil en comparación con un sujeto abierto a la cultura ,historia y lo considerado útil encontramos que el ultimo tiene un mejor desempeño y más habilidad para resolver posibles problemas

    ResponderEliminar
  2. Es total mente cierto lo que dice Nuccio Ordine pero yo lo veo desde el punto de vista que eso no viene desde la universidad de que ellos quieran vender diplomas sino que venimos condicionados de nuestros hogares porque desde que uno esta pequeño nos enseñan la educación como un modo para sobrevivir, de estudiar no para aprender sino pasar las materias para obtener un "cartón" porque eso es lo que nos va a mantener, también estoy de acuerdo en la parte de la utilización de los teléfonos en clase es totalmente cierto que eso conlleva a la des-concentración por eso mismo no tengo, porque uno no esta pendiente a la clase sino que esta pendiente a lo que se vive a través de lo teléfonos, entonces para que uno va estar en un salón de clase? si va estar pendiente a los teléfonos no tiene sentido, estoy de acuerdo parcialmente en que si es verdad que la felicidad no la da el dinero, que el dinero no lo es todo, pero digo algo veo a la mayoría de la personas que están sin dinero o no tienen y esas personas pasan triste, amargados o preocupados, en fin el dinero no lo es todo, no compra a veces la felicidad no en todos los casos pero es indispensable, porque sin eso deja uno de hacer muchas cosas...

    ResponderEliminar
  3. Como bien se expresa en el texto el papel que toma la educación y con ello la cultura es el aspecto principal que se requiere para una buena preparacion profesional y personal, hoy día en el afan de querer ser "alguién" algado por muchos no nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre lo que es verdaderamente importante, no nos planteamos preguntas como ¿qué hago con un titulo cuando mi conocimiento está muerto? Cuando paso por encima de todos incluso de mi ética y mis valores para alcanzar ese reconocimiento, considero que al hablar de educación no sólo nos referimos a la parte intelectual sino a esos valores internos, a las leyes morales que adaptamos a nuestra vida con el pasar del tiempo, es por ello que es importante que las entitades universitarias se enfoquen en la academia y en el crecimiento integral y fortalecimiento de valores de los individuos, para así de esa forma todos esforzarnos por no sólo tener un titulo, sino en ser grandes intelectuales capaces de afrontar todas las situaciones que día a día se presentan en el medio social.
    DAYANA VERGARA

    ResponderEliminar
  4. La educación siempre va a jugar un papel fundamental en la vida de una persona , la mediocridad nunca va a llevar a nada bueno , solo a conformarse con lo necesario, de que vale tener un diploma de una de las mejores universidades si a la hora de la practica somos unos completos ignorantes, por eso la importancia de saber desempeñarse y saber escoger una carrera adecuada que nos guste y le metamos todo el amor .

    ResponderEliminar
  5. Aquí es donde cito ese viejo dicho de los abuelos " Antes se aprendía más porqué si leíamos. para encontrar un significado o un material específico de estudio, nos tocaba buscar en todos los libros posibles, ya no; ahora se escribe la palabra y aparece que es, donde nació, y quien la creo". Para mi, la facilidad del Internet es mundial, aunque no puedo negar que si estoy un poco de acuerdo con las personas del ayer, porque? Porque si buscamos algo en plataformas digitales, lo encontramos muy fácil y no nos inmutamos por seguir buscando. En cambio si buscamos en libros y en textos no digitales, la tarea es más tediosa; por el simple hecho de buscar tantos significados de una sola cosa para encontrar el correcto y el más asemejado a nuestro pensar, se nos graba lo que estamos buscando.

    Hablando de la pérdida de cultura en el Ser, que se tiene hoy en día, me atrevo a decir que muchos de los que estudiamos una carrera universitaria, no es lo que soñamos para nuestras vidas. Estoy muy seguro que más de un o una artista, cantante, escritor, pintor, poeta, bailarín, y muchas otras artes se encuentran escondidas en cada uno de nosotros. por eso te imvito a que luches por tus verdaderos sueños; el camino no es fácil, pero jamás y nunca, imposible!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta porque es una postura que sostengo desde hace mucho, y admito que hace sentir un poco de alivio el ver reflejadas las concepciones propias en alguien más. Aparte de la razón objetiva sobre este tema (la evidencia proporcionada por Ordine), debo admitir que particularmente me entristece en demasía cómo la educación se traduce en fases para la obtención de títulos y, con esto, la "oportunidad" de mejorar la posición social. Si alguien no ve un problema en que los estudiantes se enfoquen en pasar asignaturas en lugar de hacerlo en la asimilación de los conocimientos expuestos en clases seguramente le hace falta un autoanálisis y empezar a cuestionar su entorno. Mejor dicho: si a alguien no le afectan los problemas sociales y se cree apolítico debe revisarse y revisar el medio en el que vive. Ira debería producir que lo individual prevalezca sobre lo social, que el enfoque sólo esté en mejorar individualmente cuando lo más sensato sería complementarlo con el desarrollo grupal, y que con esto las maravillosas creaciones humanas en tantas ramas distintas -humanidades o ciencias- sean lanzadas al trastero, dejadas a disposición de la podredumbre, creando así personas aleladas.

    Aunque el literato italiano recoge mi posición acerca de la educación en la mayor parte de su entrevista, anoto algunas discrepancias:

    1. El dinero no es fuente de felicidad: Afirmar esto sería ignorar la sociedad consumista en la que nos desenvolvemos y el hecho de que a miles de personas en el mundo sus derechos /fundamentales/ son transgredidos.

    2. La literatura como forma de resistencia política: Creo entender la posición del italiano y espero no estar exagerando ni ser impulsiva con lo que diré a continuación, pero sucede que los clásicos -o la literatura en general- no pueden tomarse como guía política sin más porque hay que desglosarlos teniendo en cuenta su contexto, autor, historia… Incluso amando la literatura como lo hago por el pozo insondable de sensaciones que representa puntualizo esta distinción, aunque, claro, admitiendo que pudo haber sido una respuesta forzada de su parte por hacer parte de una entrevista.

    Poco más tengo que decir. Sólo me faltaría incitar nuevamente a la comprensión de que nuestra realidad exige cambiar perspectivas y que nos reconozcamos como piezas miembro de un colosal engranaje que debería inquietarnos porque es experto en condicionar el modo de vivir.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el llamado de atención que se hace sobre la verdadera importancia de la universidad, en el cual lo debemos centrar como un espacio para aprender, cultivarnos, ver más allá de nuestras narices pero considero que tampoco debemos alejarnos de la realidad que en si la universidad o lo que se logrará con ella es una herrmanienta para poder sobrevivir en el mundo real, pero el punto clave del texto me gusto, no debemos centrarnos tanto en lo que vamos a conseguir después sino en vivir esa increíble experiencia, disfrutarla al máximo.

    ResponderEliminar
  8. No hay nada lejos de la realidad en esta critica hecha por Nuccio Ordine, la sociedad actual es plenamente utilitarista y facilista, siempre buscamos el camino mas fácil al éxito deseado y cuando llegamos eso no nos llena o no era como lo esperaba, si bien, lo que realmente da la satisfacción y ese sentimiento de plenitud, es el recorrido en el viaje y todas las experiencias abarcadas, me gusta la idea que el plantea, acoger lo util de lo antiguo/clásico y darle importancia a las practicas actuales, de algún modo seriamos una sociedad mas completa, mas culta y menos vacía y en cuanto a la critica que el plantea para la universidad y la educación es totalmente cierta, tanto los profesores como los alumnos deben ser críticos y recíprocos en sus relaciones intelectuales o sociales porque de esta forma se crean seres mas completos tanto intelectualmente como culturalmente, retomar a la practica de ser un académico salido de la universidad como alguien culto y critico, y nosotros como jóvenes debemos valorar las experiencias que nos dan las personas mayores o de mas edad.

    ResponderEliminar
  9. La educación es uno de los derechos primordiales que tenemos las personas y que está en gran parte de nuestra vida. Pienso que para uno lograr tener éxito no solo hay que tener un título que represente que estudiaste una carrera sino que te apasione lo que escogiste para toda tu vida, algo que te enriquezca como persona, que te haga feliz porque a lo largo de los años, al ejercerlo quedaran muchas experiencias que te harán crecer como persona y ver si estas satisfecho con lo que estudiaste.

    Son los papas los que nos inculcan desde pequeños que el estudio es el futuro de nuestro éxito, esto ha llevado que muchas personas lo único que quieran es obtener un título para complacer o ser alguien en la vida y así pierdan el interés y la pasión por el estudio pero de que vale tener un título si no sabes lo que estas haciendo.

    ResponderEliminar
  10. Es que el problema no es solo la educación, sino que siempre nos han inculcado que debemos estudiar para ser alguien en la vida y sacar adelante nuestro futuro, desde siempre nos vienen metiendo eso en la cabeza, y claro, es lo más lógico hacer, ya que estamos en un país donde sino estudias no sobrevives, y como los peces, estamos en constando movimiento, luchando día a día para poder tener lo poco que se consigue, por eso es tan necesaria la educación, para poder ganar dinero, aunque ahí digan que ese no es el objetivo, realmente lo es, o en parte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui:

Entradas populares de este blog

Algo muy grave va a suceder en este pueblo- Gabriel García Marquez

Cuento contado por García Márquez en un congreso de escritores.) Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo. Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: -Te apuesto un peso a que no la haces. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta: -Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo. Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, …

UNA FAMILIA -BOTERO