Ir al contenido principal

Salir con chicas que no lee VS Salir con chicas que leen

Sal con una chica que no lee (Por Charles Warnke)



Sal con una chica que no lee. Encuéntrala en medio de la fastidiosa mugre de un bar del medio oeste. Encuéntrala en medio del humo, del sudor de borracho y de las luces multicolores de una discoteca de lujo. Donde la encuentres, descúbrela sonriendo y asegúrate de que la sonrisa permanezca incluso cuando su interlocutor le haya quitado la mirada. Cautívala con trivialidades poco sentimentales; usa las típicas frases de conquista y ríe para tus adentros. Sácala a la calle cuando los bares y las discotecas hayan dado por concluida la velada; ignora el peso de la fatiga. Bésala bajo la lluvia y deja que la tenue luz de un farol de la calle los ilumine, así como has visto que ocurre en las películas. Haz un comentario sobre el poco significado que todo eso tiene. Llévatela a tu apartamento y despáchala luego de hacerle el amor. Tíratela.

Deja que la especie de contrato que sin darte cuenta has celebrado con ella se convierta poco a poco, incómodamente, en una relación. Descubre intereses y gustos comunes como el sushi o la música country, y construye un muro impenetrable alrededor de ellos. Haz del espacio común un espacio sagrado y regresa a él cada vez que el aire se torne pesado o las veladas parezcan demasiado largas. Háblale de cosas sin importancia y piensa poco. Deja que pasen los meses sin que te des cuenta. Proponle que se mude a vivir contigo y déjala que decore. Peléale por cosas insignificantes como que la maldita cortina de la ducha debe permanecer cerrada para que no se llene de ese maldito moho. Deja que pase un año sin que te des cuenta. Comienza a darte cuenta.

Concluye que probablemente deberían casarse porque de lo contrario habrías perdido mucho tiempo de tu vida. Invítala a cenar a un restaurante que se salga de tu presupuesto en el piso cuarenta y cinco de un edificio y asegúrate de que tenga una vista hermosa de la ciudad. Tímidamente pídele al mesero que le traiga la copa de champaña con el modesto anillo adentro. Apenas se dé cuenta, proponle matrimonio con todo el entusiasmo y la sinceridad de los que puedas hacer acopio. No te preocupes si sientes que tu corazón está a punto de atravesarte el pecho, y si no sientes nada, tampoco le des mucha importancia. Si hay aplausos, deja que terminen. Si llora, sonríe como si nunca hubieras estado tan feliz, y si no lo hace, igual sonríe.

Deja que pasen los años sin que te des cuenta. Construye una carrera en vez de conseguir un trabajo. Compra una casa y ten dos hermosos hijos. Trata de criarlos bien. Falla a menudo. Cae en una aburrida indiferencia y luego en una tristeza de la misma naturaleza. Sufre la típica crisis de los cincuenta. Envejece. Sorpréndete por tu falta de logros. En ocasiones siéntete satisfecho pero vacío y etéreo la mayor parte del tiempo. Durante las caminatas, ten la sensación de que nunca vas regresar, o de que el viento puede llevarte consigo. Contrae una enfermedad terminal. Muere, pero solo después de haberte dado cuenta de que la chica que no lee jamás hizo vibrar tu corazón con una pasión que tuviera significado; que nadie va a contar la historia de sus vidas, y que ella también morirá arrepentida porque nada provino nunca de su capacidad de amar.

Haz todas estas cosas, maldita sea, porque no hay nada peor que una chica que lee. Hazlo, te digo, porque una vida en el purgatorio es mejor que una en el infierno. Hazlo porque una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha. Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad, en vez de algo maravilloso pero extraño a ti. Una chica que lee hace alarde de un vocabulario que puede identificar lo espacioso y desalmado de la retórica de quien no puede amarla, y la inarticulación causada por el desespero del que la ama en demasía. Un vocabulario, maldita sea, que hace de mi sofística vacía un truco barato.

Hazlo porque la chica que lee entiende de sintaxis. La literatura le ha enseñado que los momentos de ternura llegan en intervalos esporádicos pero predecibles y que la vida no es plana. Sabe y exige, como corresponde, que el flujo de la vida venga con una corriente de decepción. Una chica que ha leído sobre las reglas de la sintaxis conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira. Sabe cuál es la diferencia entre un episodio de rabia aislado y los hábitos a los que se aferra alguien cuyo amargo cinismo countinuará, sin razón y sin propósito, después de que ella haya empacado sus maletas y pronunciado un inseguro adiós. Tiene claro que en su vida no seré más que unos puntos suspensivos y no una etapa, y por eso sigue su camino, porque la sintaxis le permite reconocer el ritmo y la cadencia de una vida bien vivida.

Sal con una chica que no lee porque la que sí lo hace sabe de la importancia de la trama y puede rastrear los límites del prólogo y los agudos picos del clímax; los siente en la piel. Será paciente en caso de que haya pausas o intermedios, e intentará acelerar el desenlace. Pero sobre todo, la chica que lee conoce el inevitable significado de un final y se siente cómoda en ellos, pues se ha despedido ya de miles de héroes con apenas una pizca de tristeza.


No salgas con una chica que lee porque ellas han aprendido a contar historias. Tú con la Joyce, con la Nabokov, con la Woolf; tú en una biblioteca, o parado en la estación del metro, tal vez sentado en la mesa de la esquina de un café, o mirando por la ventana de tu cuarto. Tú, el que me ha hecho la vida tan difícil. La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significado. Insiste en que la narrativa de su historia es magnífica, variada, completa; en que los personajes secundarios son coloridos y el estilo atrevido. Tú, la chica que lee, me hace querer ser todo lo que no soy. Pero soy débil y te fallaré porque tú has soñado, como corresponde, con alguien mejor que yo ySal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca.
Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.
Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.

Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, de Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace.

Por lo menos tiene que intentarlo.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.

Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.

¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga Crepúsculo.

Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.

Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.

Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.

Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.

O mejor aún, a una que escriba. no aceptarás la vida que te describí al comienzo de este escrito. No te resignarás a vivir sin pasión, sin perfección, a llevar una vida que no sea digna de ser narrada. Por eso, largo de aquí, chica que lee; coge el siguiente tren que te lleve al sur y llévate a tu Hemingway contigo. Te odio, de verdad te odio.


Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca.
Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.
Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.

Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, de Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace.

Por lo menos tiene que intentarlo.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.

Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.

¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga Crepúsculo.

Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.

Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.

Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.

Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.

O mejor aún, a una que escriba.



Comentarios

  1. Realmente me encantó esta publicación, la sapiosexualidad cada día tiene un mayor auge. Me sentí muy identificada, yo también creo que el amor puede encontrarse en un café.
    “Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo una mente que los mueve y que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar. La mente Hache, yo hago el amor con las mentes, ¡hay que follarse a las mentes!" -Martín Hache.

    ResponderEliminar
  2. Importante texto, permite establecer una comparación entre las cualidades y calidad de vida que tiene una mujer que lee y la que no lo hace.
    La mujer que lee es educada, culta y agradable al momento de hablarle es aquella que tiene proyectado propósitos en su vida, aquella que no se deja envolver por las palabrerías de un hombre. Mientras que la mujer que no lee sólo encuentra distracción en las fiestas nocturnas donde es seducida por escasas palabras y al finalizar la fiesta termina complaciendo los deseos de quien la sedujo.

    ResponderEliminar
  3. esto nos lleva hacer un diagnostico, comprendiendo las diferencias que existen sobre aquellas mujeres, que su preocupación mas grande es que llegue el fin de semana, para salir a discotecas o lugares de lujuria, estar con amigos, amigas pasarla bien entre tragos y música, aquellas que no tienen horario para la diversión, estas que están programadas para cualquier llamado a la fiesta que sea, porque ese es su sentir y su mayor justo, y sus mas profundas preocupaciones, aquellas que entre tragos son fácil de seducir con palabras sin sentido ni sentimientos y mucho menos amor, aquellas que se conquistan fácilmente con dinero, al contrario de aquellas mujeres que sus preocupaciones van mas allá, aquellas que no quieren perder su tiempo en cosas vanas, que piensan en su futuro en que mas adelante puedan ser alguien para la sociedad aportando sus conocimientos y esfuerzo, quien pueda contribuir a su hogar a sus hijos a su esposo, para tener un mejor mañana. que bonito me gusto demasiado.

    ResponderEliminar
  4. Literal que te pierdes leyendo el texto de lo encantador que es, creo que quienes no leen las inspira a hacerlo porque quiere no quiere vivir un amor así, Como el que le describen a las mujeres que leen? De igual forma no estoy del todo de acuerdo no se puede generalizar a todas las mujeres que no leen como aquellas brutas que sólo buscan un esposo que las mantengan ademá no me parece que sólo quienes leen tienen en sus manos el poder de encontrar un amor que las haga vibrar. Quizás esas mujeres que no leen si cometen esos errores pero de ellos también aprenden y luego de un par de caídas si pueden encontrar quienes hagan vibrar su vida.

    ResponderEliminar
  5. Da igual si la mujer lee o no, en el entendido de que las dos pueden encontrar el amor, aunque se prefiere encontrar un cerebro con quien charlar a tener una cara bonita que solo se dedica a sonreír. Afirmar que quien lee es mejor es directamente proporcional, a mi parecer, a quien vive intensamente, la vida te llena de experiencias y esta a su vez te demuestra que no solo la lectura y la escritura te hace ser culto, brillante, inteligente!. El truco de tener buena compañía para el resto de la vida es la reunión de muchos elementos que consigan un cerebro integral.

    ResponderEliminar
  6. No estoy de acuerdo con el texto! Q una mujer lea o no, no puede definir sus sentimientos su forma de pensar su forma de sentir hacia los demás que tu leas o no esto no te convertirá en mejor mujer o peor si nunca has leído un libro

    ResponderEliminar
  7. El texto va mas allá de la discusión bizantina de lo que se debe hacer o no, son dos argumentos válidos y coherentes. El buen uso del lenguaje nos conlleva al respeto por la palabra. ( Cuantas letras economizo? y cual fue la ganancia ?

    ResponderEliminar
  8. El texto va mas allá de que es mejor, el texto invita a pensar dos argumentos válidos, coherentes.

    ResponderEliminar
  9. El texto va mas allá de que es mejor, el texto invita a pensar dos argumentos válidos, coherentes.

    La lectura es un estilo vida , pero no va en contravía del disfrute de la noche y sus oportunidades

    ResponderEliminar
  10. Solo exprese mi opinión acerca del texto xq soy una mujer Q no lee y eso no me hace menos Q las q si lo hacen respeto para el texto pero una mujer q no lee no se define en lo q en él dice!!

    ResponderEliminar
  11. Mi error al decir que era mejor, pero la idea que me sigue dando vueltas en la cabeza es el hecho de que sí, son argumentos validos, tal cual como usted me responde, pero valido también mi punto de la experiencia, creo firmemente en ello.

    ResponderEliminar
  12. el hecho no esta en si la chica lee o no lo hace, va mucho mas halla.
    una mujer que esta para brindarte un cariño sin limites y lleno de estabilidad y de un sin fin de muletillas vacías y sin ningún sentido de lo que significa la palabra "amor", "atracción" y "gustos"; este es el embrollo de la chica que lee, ela sabe muy bien cada uno de esos significados y sabe como utilizarlos ya que en todos sus libros ha experimentado en carne propia todas las infinitas formas del amor, del sexo,de pasión, de rabia, en fin todo lo que un hombre no puede manejar asi el sea un lector.
    eso si la relación que existe con una mujer que lee, estará llena de altibajos, de lagrimas y de felicidad por montón, sexo, pasión y por ultimo sera siempre una mujer que te va asacar hasta lo mas oculto de ti.

    ResponderEliminar
  13. Pienso que el texto va más allá del título, creo que se trata mas de valores que otra cosa. La gran diferencia que existe entre una mujer con valores muy bien inculcados, durante su educación o formación y la que no tuvo la misma oportunidad o simplemente no aprovecho tal cosa. Desde la manera de hablar, compartir tiempo contigo, la manera como se permite ser tratada, conquistada. Todo es diferente y eso nota porque es lo que expresa y te lo hace sentir. Es mi punto de vista según el texto, valores.

    ResponderEliminar
  14. Creo que el texto va mas allá de estar o no con una persona que lee o no. Lo considere como una especie de invitación a ver cuán monótona se puede volver la vida cuando no existen cosas o momentos que te llenen y te satisfagan de verdad y es así como terminamos viviendo la vida que la sociedad o la familia e inclusive uno mismo se ha idealizado sin saber por qué.
    Para mi es una invitación con un poco de critica, pero critica constructiva.

    ResponderEliminar
  15. Es curioso leer este tipo de textos, al comenzar la narración se nos plantea una vida rutinaria y porque no decirlo algo vacía y sin sentido,no podría afirmar que soy una lectora empedernida de hecho mi incursión en el tema es reciente e inicie a causa de un momento monótono y aburridor en mi vida donde no encontraba sentido en nada ni siquiera en la música que creía era mi mejor compañía, así que comencé una de las aventuras mas emocionantes y apasionadas que he experimentado y creí ser la única que lloraba al finalizar trilogías o al encontrar el libro que deseo leer, la lectura es una de las experiencias que habré nuestra mente y sin duda alguna comienza a generar nos expectativas frente lo que queremos para nuestra realidad, a veces muy fantasioso otras veces mas realizable sin embargo la literatura a mi parecer debe mover la fibra mas intrínseca de nuestro ser, en ella encontraremos un refugio y la mezcla de muchos sentimientos encontrados. Desde mi experiencia estoy de acuerdo con la lectura porque cuando una puerta se cierra sin duda alguna una nueva se abre y la lectura nos da esa oportunidad a diario.

    ResponderEliminar
  16. Estoy totalmente de acuerdo con el autor en ambos casos, entonces si ni eres una persona del comun te gustará por ende una chica que lee pero si lo eres te gustará una chica que no lee porque quieres una vida tranquila, sin altos ni bajos muy plana y sin color, por el contrario si decides salir con una chica que lee viviras el nudo de su libro preferido mas de una vez y en la mayoria de las veces estos libros siempre tendran un final feliz.

    ResponderEliminar
  17. Los autores demuestran dos realidades las cuales desde una forma banal de ver la existencia se puede decir que son plenamente ideales, en la primera se cumple el estereotipo de sueño americano: una casa, dos hijos, un trabajo, pese a ellos es una vida insipida con poca pasion algo predesible pero la otra vida aquella donde se escoge a una mujer que lee es una montaña rusa, es un desborde de emociones y sentimientos.
    No seas simplista busca un chica que lee, con ella viviran juntos todos los diferentes mundos de fantasia que sus lecturas realiza.

    ResponderEliminar
  18. A mi modo de ver, el texto nos muestra dos estilos de vida muy diferentes y a la vez válidos, ambos se evidencian a diario. Así como hay mujeres amantes por la lectura, llenas del mundo, ansiosas por experimentar cosas nuevas, por vivir una vida lejos de la monotonía, hay mujeres que encuentran el sentido de su vida en cosas que algunos llaman vanas; fiestas, amigos,trago, pero esto no hace que una sea mejor que la otra, cada quien tiene una visión diferente de la vida y como mencionaba alguien en un comentario anterior, habrá hombres que se interesaran por vivir una vida monótona con una mujer que se interese muy poco por la lectura; como habrá otros que ansiarán encontrar una mujer con la mente abierta, que le brinde una vida llena experiencias nuevas; una mujer que lea.

    ResponderEliminar
  19. La importancia de la anterior lectura es que resalta la relevancia y la difetencia en cuanto al estilo de vida de una persona sea hombre o mujer en este caso mujer, que tiene el hecho de leer. El autor hace una ánalogia de la vida de dos mujeres, una que no lee y otra que lee. En el primer caso el autor describe, en lo que parece más una experiencia perosonal y un comentario machista, cuán facil, aburridor y desesperanzador conocer, conquistar y terminar viviendo con una mujer que no lee.
    Mientras, en la segunda parte del texto se muestra lo diferente puede ser el conocer, conquistar y terminar viviendo una mujer instruida e informada porque dedica tiempo a la lectura; pues esta, como se dice coloquialmente, no tragarà entero y siempre irá más por su capacidad de crítica que le da el ser una mujer lectora.

    ResponderEliminar
  20. Hermoso texto, que aunque parezca un poco seco, directo y un poco grotesco, expresa de una forma tan clara la trascendencia en el hombre y en la vida el convivir con una mujer que entienda el mundo desde la visión logica, que muchas veces falta en el mundo, la visión racional. Un vivir que te llene de pensamientos de verdad eficientes, funcionales, debe ser emocionante; debe ser motivante la idea dudaalguien no crea en tus palabras simplemente porque en tus palabras no expresan veracidad racional en tus proposiciones enunciadas y por dicha razon debes pensar bien antes de actuar o exteriorizar tu pensamiento de una manera lógica, ello es algo sin duda único o que ese complemento ideal exprese que según la tesis planteada por aristoteles, acerca del animal político podría concebirse una sociedad mas democrática y un gobierno justo, a mi parecer es algo inspirador. No obstante, con lo planteado anteriormente, no recrimino la idea que el hombre y la mujer disfruten sus noches en una fiesta o una tertulia de amigos ni mucho menos que la mujer deba leer las 24 horas del dia un libro específico, solo doy a entrever, que es algo hermoso hermoso vivir con alguien que piense con su cerebro y sus 5 sentidos y que se preocupe por su realidad, realidad que se encuentra en hojas que conforman y describen la vida y la historia de cada pensador influyente en su epoca porque entendio la realidad que le toco vivir como miembro de la sociedad y del mundo

    ResponderEliminar
  21. Referente a los dos "prototipos" de mujer presentados en el texto pienso que uno u otro será el ideal dependiendo de las preferencias del hombre que esté en posición de escoger. Personalmente pienso que las personas, no sólo las mujeres, con un buen hábito de lectura, al igual que las personas que cuentan con la suerte de viajar, tienen un plus porque su forma de ver el mundo y de expresarse son diferentes. Tienen mentes más abiertas y las experiencias vividas real o imaginariamente los enriquece y les hace personas interesantes. Pero como todo lo bueno cuesta, acceder a este tipo de personas generalmente demanda más esfuerzo, así mismo todo lo que es mas dispendioso conseguir es más valorado, y esto hace que parezcan más aportantes este tipo de personas. SSin embargo el texto generaliza un poco y no necesariamente las personas que no leen de manera habitual tienen que ser monotonas, supongo que contaran con otras formas de llamar y acaparar atención y seguro les ha de funcionar entonces ambas vías me parecen validas. Ya es cuestión de gustos que tipo de mujer se quiere ser, en el caso d las mujeres, o escoger, en el caso de los hombres.

    ResponderEliminar
  22. Estoy de
    acuerdo con la posición del autor, el diferencia a las mujeres en dos tipos: las
    que leen y las que no leen. Me identifico cuando el autor plantea que para los
    hombres es mucho más fácil estar con una mujer que no lee pues de parte de estas
    no viene exigencia alguna, solamente una vida basada en la apariencia y sin significado,
    un pasatiempo con el cual se conformara
    a través del tiempo y solo cuando sea demasiado tarde serán capaces de
    recapacitar sobre la mujer con la que escogieron para compartir su vida. Por el
    contrario una mujer que lee es alguien mucho más complicada para ellos, no son capaces
    de esforzarse por encontrar o de
    mantener una relación con alguien letrado porque esto implica exigencia.

    ResponderEliminar
  23. Todos estamos en libertad de escoger lo que queremos para nuestras vidas, el camino que vemos reflejado en el vivir diario es el comportamiento que cada uno construye para Si mismo, por esto lo que uno quiere para su vida sea ordenado, desordenado, descontrolado o lo de 'ahora' como dicen hoy en día es decisión de cada uno, Así la mujer que lee o no lee ambas son valiosas y cada hombre decide que quiere para su vida.

    ResponderEliminar
  24. Es un texto interesante; pienso que todo es elección de todos, por ejemplo: ser la mujer que lee o la que no lee, la cual tiene historia o la que no, es nuestra elección; ser el hombre que tiene una hermosa historia por contar y que pueda sentir lo que verdaderamente quiere que esté en su corazón, lo que quiere expexperimentar en su vida, es su elección escoger a la mujer que lo satisfaga o que por lo menos lo haga sentir como nunca antes.

    ResponderEliminar
  25. Los autores quisieron mostrar dos estilos de vida diferentes, uno más monotono que el otro y llevado normalmente por muchas persona, si dedicaramos a leer más de lo que acostumbramos, tendriamos más emoción y aventura en nuestra vida, ya que viviriamos en las historias que nos cuentan los libros.

    ResponderEliminar
  26. ¿Que queda para decir? Muy poco. Para empezar, al leer el titulo se me vino a la cabeza un libro que lei hace unos años en el que se realizaba una comparacion similar entre mujeres, con la diferencia de que la variable no era exactamente el habito (o no habito) de lectura. Creo que debemos ver mas alla de si estamos o no de acuerdo con lo planteado por el autor. Ambos son argumentos validos, que dejan ver una opinion respecto a una situacion en particular. Tambien considero que el tema de juzgar a una persona por si lee o no ya esta muy gastado. Todo esto obedece a la costumbre de que el que lee es que sabe. Cada quien es libre de hacer lo que quiera y tomar los habitos que desee, pues queda a la conciencia de cada uno si lo que hace es correcto o no.

    ResponderEliminar
  27. A mi juicio se alcanza a ver el sueño de casi todas las personas, conocer a alguien enamorarse, casarse, tener hijos y terminar la vida junto a él. Pero la diferencia está ponerle su propia marca a esa elección, ponerle tu toque, buscar lo que realmente se quieren y no seguir los estereotipos que se ven a diario y aquí el autor nos abre un pliego de posibilidades nos inquieta a pensar diferente "salir con una mujer que lee" esta romperá los esquemas y podrás vivir una mejor experiencia en todos los sentidos con esa persona que quieres a tu lado para toda la vida.

    ResponderEliminar
  28. El texto muestra la realidad de dos mundos (dos mujeres) o dos tipos de ellas, me lleva hacia aquel dicho muy conocido: "Tu eres lo que lees" el cual se ve reflejado en este caso, en la forma de ser de ambas mujeres y de como tu como hombre las puedes tratar dependiendo de si lee o no, si quieres solo divertirte "folcloricamente" con ella, escoge a una que no lea, pero si quieres una chica con un mundo mas allá, con quien puedas enamorarte y conversar a diario de variados temas, llenarte los ojos cuando las mires y pensar, que mujer tan fascinante, escoge la que lee.

    ResponderEliminar
  29. Es totalmente real, a juzgar por lo dicho por el autor eres lo que lees, te define como persona, desarrolla tus habilidades y tu inteligencia. eso buscamos todos los seres humanos, personas estables y que te puedan brindar sentimientos y cosas que en muchas ocaciones solo los libros te pueden enseñar.

    ResponderEliminar
  30. Los dos argumentos presentados anteriormente muestra 2 estilos de vida Que puede llevar una pepersona, sabiéndonos de la condición que nos muestra el autor, lo que nos muestra es lo que puede brindar la literatura en cuando nos da una.nueva visión, una forma distinta de ver el mundo y por tanto no serán personas comunes que vivan una vida como lo suelen vivir la.mayoría, serán personas críticas que pondrán el mundo de manera interesante, en cambio una persona que no lee con esto no de quiere decir que no lo hace porque leer por gusto es muy diferente a leer por algo que rara vez llama la atención, estas personas tienen un ritmo de vida ordinario, muy consuetudinario el cual muy poco va tener sorpresa serán personas poco críticas las cuales serán un tanto susumisas, poco valientes para explorar y capaz de enfrentar algo.

    ResponderEliminar
  31. Lo que se nos muestra anteriormente es como puede cambiar el estilo de vida de alguien por ciertas actividades en este caso como pupuede ser el estilo de vida de un hombre al lado de una mujer crítica y de una no crítica, es totalmente cierto no es lo mismo estar con alguien que está constantemente en movimiento y mostrando cosas nuevas a una que sigue lo tradicional, esto puede ir en gustos aveces muchos quieren seguir estilos de vida tradicional lo típico y lo que conocen en cambio aquel que quiera ver cosa nuevas cosas pocos tradicionales se va ir por un estilo de vida racional y cambiante.

    ResponderEliminar
  32. Una vez leí algo en un libro y me llamó mucho la atención, lo dejare aquí y me retirare lentamente.
    "Una de las cosas que me gusta de los libros es ser capaz de definir y condensar ciertas porciones de la vida de un personaje en capítulos. Es interesante porque no se puede hacer eso en la vida real. No se puede terminar un capitulo y entonces saltar las cosas que no quieres vivir, solo para saltar a un capitulo que se adapte mejor a tu estado de animo. la vida no puede dividirse en capítulos... solamente minutos. Los acontecimientos de tu vida están ligados a un minuto después de otro sin ningún tipo lapso de tiempo o paginas en blanco o saltos de capítulos, porque no importa lo que pase, la vida sigue adelante y las palabras siguen fluyendo y las verdades son escupidas te guste o no, y nunca la vida te permitirá hacer una pausa y recuperar el jodido aliento." #ElQueLoEntendióLoEntendió

    ResponderEliminar
  33. Una vez leí algo en un libro y me llamó mucho la atención, lo dejare aquí y me retirare lentamente.
    "Una de las cosas que me gusta de los libros es ser capaz de definir y condensar ciertas porciones de la vida de un personaje en capítulos. Es interesante porque no se puede hacer eso en la vida real. No se puede terminar un capitulo y entonces saltar las cosas que no quieres vivir, solo para saltar a un capitulo que se adapte mejor a tu estado de ánimo. la vida no puede dividirse en capítulos... solamente minutos. Los acontecimientos de tu vida están ligados a un minuto después de otro sin ningún tipo lapso de tiempo o paginas en blanco o saltos de capítulos, porque no importa lo que pase, la vida sigue adelante y las palabras siguen fluyendo y las verdades son escupidas te guste o no, y nunca la vida te permitirá hacer una pausa y recuperar el jodido aliento." #ElQueLoEntendióLoEntendió

    ResponderEliminar
  34. Una vez leí algo en un libro y me llamó mucho la atención, lo dejare aquí y me retirare lentamente.
    "Una de las cosas que me gusta de los libros es ser capaz de definir y condensar ciertas porciones de la vida de un personaje en capítulos. Es interesante porque no se puede hacer eso en la vida real. No se puede terminar un capitulo y entonces saltar las cosas que no quieres vivir, solo para saltar a un capitulo que se adapte mejor a tu estado de ánimo. la vida no puede dividirse en capítulos... solamente minutos. Los acontecimientos de tu vida están ligados a un minuto después de otro sin ningún tipo lapso de tiempo o páginas en blanco o saltos de capítulos, porque no importa lo que pase, la vida sigue adelante y las palabras siguen fluyendo y las verdades son escupidas te guste o no, y nunca la vida te permitirá hacer una pausa y recuperar el jodido aliento." #ElQueLoEntendióLoEntendió

    ResponderEliminar
  35. Lo que pasa realmente es que cuando una persona lee, tiene mas léxico eso quiere decir que tiene mas cultura, su mente se amplia mucho, puesto que cuando uno lee conoce, abre su mente a nuevas culturas, no solamente sabe lo que ve y lo que esta a su alrededor. Las personas que leen conocen otro tipo de cosas, no se conforman con un aprendizaje del común si no que tienden a tener un conocimiento mas profundo y adquieren un vocabulario mucho mas amplio, desarrollan conversaciones mucho mas ingeniosas, analíticas. Esto quiere decir que las personas que leen son mas culturizadas y esta cultura se refleja en su forma de ver las cosas a diferencia de las personas que no leen.

    ResponderEliminar
  36. Matador! Como dijera
    el conocido SUSOS Show “interesante pero discutible” No tiene nada de malo
    salir con una mujer que no lee porque en
    mi parecer es un hábito que probablemente les ha sido inculcado desde pequeñas y suele
    por lo tanto ser una chica que aprecia las buenas y sencillas cosas que brinda
    la vida. No obstante, si encuentra una
    chica que lee. ¿Qué esperas? , quizás rápidamente la identifiques como una
    persona de admirar por ser una lectora
    asidua, porque en su cartera o bolso llevará un cuaderno lleno de historias
    llamado libro, no siempre! y lo digo en mi poca experiencia en el trato del
    genero de este tipo de mujeres a las cuales les gusta sonreír mientras
    parpadean con las hojas literarias que leen. La identificarás porqué cada vez que le
    preguntes a dónde desearías llevarla en una cita, ella te responderá con
    destellos en sus ojos, a una librería. Es ella, Es la que en su cumpleaños anhela una novela o
    una nueva historia en dónde encaminarse. Ella es la cita ideal para cumplir su fantasía
    por el amor a la lectura “ yo Juan David Conde pregunto ¿ Qué quieres tu?

    ResponderEliminar
  37. Es la decisión de cada quien, quedarse con una mujer que lee o una que no lee, cada quien valora a su gusto, aunque no hay que desconocer que ciertas veces, se deben valorar unas cosas más que otras, así como las personas, uno es quien dirige su vida y es elección de cada quien permitir quien entra en su vida y quien no, va en gusto si tener una mujer que tenga una imaginación y tenga capacidad de comprensión y entendimiento o una que probablemente no tenga mucho comprado con la otra mujer, con la que si lee, la que ha vivido más de una vida gracias a la lectura

    ResponderEliminar
  38. Un artículo en el que se reconocen las cualidades y ventajas que tiene salir con una chica que lee y otra que no lo hace pero sin ofensa alguna. Cada mujer tiene dentro si misma grandes pensamientos que expresar, actos que demostrar y amor que brindar, resaltando no solo sus debilidades sino también sus fortalezas. Independiente de la distinción que se hace, una mujer que no lee merece todo lo que una mujer lee por lo que es indispensable brindarle a cada una de ellas un trato conforme a su condición de ser humano.

    ResponderEliminar
  39. Siempre lo he dicho la verdadera esencia de la belleza de la mujer esta en su conocimiento. No hay cosa mas linda que tu pareja a parte de ser esa persona con la que tienes una vida amorosa, sea también tu contertulia con la cual puedas discutir y plantear diferentes temas de los temas que son relevante para el otro.

    ResponderEliminar
  40. "La belleza esta en los ojos de quien lo ve"- Anonimo.
    Pienso que mucho mas alla del fisico esta la escencia, un cuerpo esbelto y deseable con el tiempo envejecera y dejara de causar fascinacion, de igual forma sucedera con un lindo rostro, es porque simple y llanamente lo material dejara de existir y lo que tendra efecto y valor sera nuestra esencia ,eso que con el tiempo prevalecera.
    Una mujer hermosa va mas alla de vestidos, tacones, maquillaje y una sonrisa, es aquella que piensa, discierne, se cuestiona acerca de todo porque absolutamente todo le causa inquietud, aquella que conoce, que alega, que no se queda con lo que le dicen los demas porque no la llena.
    Una mujer bonita es esa que no solo es capaz de llamar la atencion a simpe vista sino aquella que asombra con su feroz intelecto.

    ResponderEliminar
  41. Me gustó mucho el documento, según mi criterio, no des merita a la mujer que lee o aquella que justamente no lo hace, esta presentando un sencillo y corto grado de igualdad, estableciendo aun la diferencia de mundos o mas bien de imaginación y creatividad, dotando de valores y principios a cada una de ellas, pero con notable diferencia de personalidad.
    Nacimos y nos encontramos en un País en el cual el uso de "chapados a la antigua" como comenta aquel viejo dicho, es marcado y muy puesto en practica donde la mujer tiene y debe hacer lo que el "otro dice".
    Es simple pienso que cada persona cumple una función establecida y determinada en la sociedad, pero no deja de ser importante la calidad de valores, moral y felicidad autónoma dependiendo de la integridad social de cada individuo.

    ResponderEliminar
  42. La intencion del autor es comparar los dos tipos de mujeres que existen,las que leen y las que no lo hacen,todo ser humano sea hombre o mujer que tenga la constumbre de leer adquiere muchas habilidades,todo lo contrario aquellas que no tienen el abito de leer, caresen de facultades.
    Vivimos en una sociedad con diferentes gustos y pensamiento, debido a que existe una variedad de cultura y religión, debido a esto, esa discusión de cual mujer es mejor, nunca se tendra la misma opinión, el hombre simplemente escojera la que se le acomode a su estilo de vida.

    ResponderEliminar
  43. El texto es una forma muy interesante y llamativa de ver dos tipos de personas, pero, aun cuando los autores nos muestran dos puntos de partida para definir a un individuo, me parece que pasa el límite del extremismo, no necesariamente por no leer se es un caparazón vació o falso, o una alguien fácil , y que una persona lea no indica que sera una buena inversión de tiempo, o que sabrá manejarse y que hacer todo el tiempo, ambos tipos tendrán sus defectos y no se puede definir quien es solo por saber uno de sus pasatiempos.... para conocer a alguien tienes que tener en cuenta todo lo que es, lo que la rodea y lo que eso representa para ella, la situaciones por las que ha pasado, etc. Muchas personas leen pero no indica que sepan interpretar lo que leen de manera correcta, y muchas personas sin leer analizan el contexto en el que se encuentran mejor que muchos "eruditos", por esto (y por otras razones) no estoy de acuerdo con lo expresado.

    ResponderEliminar
  44. Muy interesante el texto!
    Los momentos célebres son cosas pasajeras, pero la lectura de un libro te lleva a varias aventuras en tan solo un momento.
    En el anterior texto se hace un contraste entre las mujeres que leen y las que no leen, la diferencia siempre va a ver en cualquier circunstancia, pero no quiere decir que las mujeres que leen no tengan derecho a divertirse, claro que lo pueden hacer, pero siempre están razonando, siempre están a la expectativa de cualquier cosa, de cualquiera que en su momento de diversión se acerque con malas intenciones, las mujeres que no leen siempre están propensas a aceptar todo lo que se les presente de manera fácil, no miden los límites ni las consecuencias, las mujeres que leen siempre van a ver la vida como una aventura, una aventura que no la ponga en riesgos de ninguna clase, a estas no les gusta lo rutinario, sino siempre hacer algo diferente en cada aventura... Sal con una mujer que lee porque te lo mereces...

    ResponderEliminar
  45. Muy bueno el texto aunque muchas veces nos dejamos llevar por el aspecto fisico al final siempre nos damos cuenta de que eso no es lo determinante tampoco el hecho de ser o parecer una persona abierte o de mundo como se dice ahora, vale la pena estar con una persona con a que sientas esa ansiedad de desearle las buenas noche anhelando que empiece el nuevo dia para seguir compartiendo con ella "dicen que una mujer que lee es mejor aventurera que cualquier otra, dispuesta experimentar y vivir sin limites"

    ResponderEliminar
  46. Para mi la intensión del autor no es ofender a las mujeres todos somos diferentes y en este caso el autor quiso diferenciarlas solo para darnos una referencia de cual seria mas el tipo de cada uno, si eres alguien que se conforma con los aspectos de la vida que solo son alcanzables con el dinero donde no existe una conexión con la persona que dices que amas has escogido a una mujer que no lee pero si has escogido como en mi caso a alguien con la que disfrutas cada momento sin necesidad de los objetos materiales que disfrute de las cosas simples has escogido a alguien real.

    ResponderEliminar
  47. yo creo que se debe mirar a la mujer desde una perspectiva general, como un conjunto de cualidades y virtudes, no creo que se deba hacer una división de un tipo de mujer: en las que leen y las que no leen, yo creo que eso no define la inteligencia de ellas, es caer en prejuicios ya que todavía se vive ese mito de que las rubias son brutas y huecas y las demás un poco mas inteligente. si es por aconsejar a un hombre conque tipo de mujer debería salir? creo que seria un sufrimiento para ellos, ya que muchos se derriten al ver un aspecto físico bien definido y proporcionado. admiro esas mujeres que por leer adquieren tanto conocimiento y se devoran el mundo con tantas vivencias, pero también admiro aquellas mujeres que sin leer tanto o no leer, saben de tantas cosas y tienen conociemiento pero por que sus vivencias así se lo han permitido.

    ResponderEliminar
  48. El anterior texto nos habla de 2 tipos de mujeres, las mas conocidas mundanas que se dedican solo a vivir superficialmente, sin nada de retos ni mucho menos expectativas, las que solo están acostumbradas a vivir el día a día sin esperar nada bueno, ni nada que las haga soñar, las que solo viven por vivir, como también nos habla de las maravillosas mujeres que se dejan llevar por su imaginación y talento propio, las que sueñan, las que lideran su propia vida y conservan sus expectativas, Este tipo de mujeres son las que buscan triunfar las que en realidad encuentran un sentido a la vida.
    Un excelente hombre es aquel que es capaz de poder conseguir “ Una mujer que lee”, y poder llevar una vida llena de virtudes y de satisfacción con sigo mismo.

    ResponderEliminar
  49. Una mujer que lee es sin duda alguna alguien interesante de conocer, con muchas aventuras que contar ella te hará pensar y te sorprenderá con las cosas que tiene que decir, esta mujer será muy seguramente una persona llena de metas y sueños por cumplir, todo esto también depende de si eres un hombre capaz de aprovechar las virtudes y cualidades que la mujer te ofrece de lo contrario todo será en vano.

    ResponderEliminar
  50. Ya sé, es difícil, yo también soy
    mujer y el deseo irracional por vernos bien es sujeto a nuestra naturaleza pero
    a lo que voy es, si ¿queremos vernos lindas por satisfacernos a nosotras mismas?
    Descuidamos tanto nuestro cimiento intelectual por andar pegadas a un espejo, pero
    tú mujer, valiosa en todas sus dimensiones No puedes nublar tu cielo
    esperanzador pensando que es algo promiscuo a tus ovarios, al carajo los
    estereotipos, nosotras creamos una nueva etiqueta y se llama: podemos.

    ResponderEliminar
  51. Hoy en dia toda mujer debe leer y prepararse, para asi ser todo lo que se propone, no es solo una guerra de géneros hoy en dia, tambien es algo que se necesita, los hombres no miran físico porque ademas estan pensando en una mujer capaz y exitosa, debemos tener en cuenta tambien que, arreglarse, estar pendiente de nuestra apariencia no es malo, siempre y cuando no dejemos atras lo mas importante, que es ser belleza intelectual, saber cultura general y demostrar nuestra fortaleza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui:

Entradas populares de este blog

Algo muy grave va a suceder en este pueblo- Gabriel García Marquez

Cuento contado por García Márquez en un congreso de escritores.) Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo. Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: -Te apuesto un peso a que no la haces. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta: -Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo. Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, …

UNA FAMILIA -BOTERO