Ir al contenido principal

¿Qué es ser costeño?- El Heraldo

"El verdadero costeño se define por su alegría ante la vida". Juan Gossaín, periodista y escritor
Costeño no es el que más grita, ni el que mejor baila, ni el que se pone la camisa más estrepitosa y escandalosa del mundo. El ser costeño no se lleva por fuera sino por dentro, así lo afirma el periodista y escritor Juan Gossaín.
Asegura que ser costeño es una actitud ante la vida, una forma de ser, las características del costeño son muy distintas a esos estereotipos que se han creado.
Para Gossaín, el verdadero costeño se define por su alegría ante la vida y su actitud ante la desgracia.
Recuerda que en un seminario sobre el humor y la literatura en Colombia, Daniel Samper, William Ospina y Alberto Casas explicaban cómo es el humor bogotano:  un humor inteligente, preparado, planeado. Mientras, él dijo que el humor del costeño es una forma de quitarle solemnidad a los momentos más duros de la vida. “El humor es un arma contra la solemnidad”.
¿Qué hace el costeño frente a la poesía de la vida?, se pregunta Gossaín y él mismo responde: se sienta, escribe, compone canciones.
Otra importante diferencia es que el costeño ve el mar como parte de la vida. “El mar es el horizontal perfecto. Usted mira y no termina de mirar, porque no tiene límites. Un hombre que mira y no tiene límites ante sus ojos es una persona que puede imaginarse lo que quiera”.
EL COSTEÑO MÁS COSTEÑO. Afirma que el costeño más costeño que él ha conocido no solo no se ponía camisas de colorines, ni andaba por ahí gritando, “era el hombre más silencioso del mundo, tímido; además se vestía de negro con corbata y saco en el Caribe, y tocaba sinfonías clásicas en un violín”.
Ese costeño –dice– es Florentino Ariza, el personaje de Gabriel García Márquez en El amor en los tiempos del cólera. Enamoró a Fermina Daza vestido de negro, con un sombrero de paño negro, parecía un sepulturero, y llegaba al parquecito frente a la casa de Fermina Daza y le daba serenata de música clásica con el violín. “Y hay que ver las diabluras que ese hombre hacía en una cava, y era el que menos parecía”.
CARIBE SOY. Aunque el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice que el gentilicio de Caribe es caribeño, Gossaín, quien además es miembro de esa Academia,  considera que “esa palabra es horrible”. Y agrega que, la palabra “caribe” es adjetivo, sustantivo y gentilicio.
Recuerda que los indios no se llamaban indios caribeños sino Caribe, sin plural. “Somos Caribe, no caribeños”.
FLOJOS Y GRITONES. El periodista y escritor Juan Gossaín dice que lleva muchos años estudiando el prejuicio de que le llamen flojos y gritones a los costeños.
Al respecto explica que en el Caribe las distancias son mucho más cortas que en “la locura frenética que hay hoy en Bogotá”. En el Caribe todo queda cerca, la relación distancia-tiempo forma parte de la personalidad de la gente. La gente no tiene por qué correr desaforada, ahogándose a llegar a un sitio donde sabe que va a llegar con tiempo suficiente.
“A los que nos dicen flojos me gustaría verlos montados en la azotea de un edificio de Barranquilla trabajando de albañiles para que vean lo que es eso, o recogiendo algodón en el Cesar o en Córdoba a la una de la tarde en mitad del verano”, expresa.

Ese –dice– es un estereotipo infame, es un prejuicio, injusto y terrible, se reduce todo a que aquí no hay que correr enloquecido porque las distancias son menores.
NI MEJORES NI PEORES. Asegura que “los costeños no somos ni mejores ni peores que nadie. Aquí solemos creernos mejores que los otros, eso tampoco es verdad. Aquí creemos que somos los mejores bailarines, los que mejor escribimos, los que mejor componemos canciones, los que mejor las cantamos, esos son mitos. No somos ni mejores ni peores que nadie, somos distintos, que es mucho más importante”.
Gossaín deja en claro que tiene gran gratitud por el interior de Colombia, “en Bogotá pude hacer mi trabajo, me dieron cariño, afecto y hospitalidad”, pero estoy tratando de hacer justicia con las cosas”, y señala “nos diferenciamos en la relación con el idioma”.
Entonces rememora lo dicho por José Martí: “En el Caribe el lenguaje está hecho para que la gente sepa lo que uno está pensando”.
La relación del Caribe con el lenguaje es de confianza, contrario al interior del país, donde el lenguaje es una relación de respeto exagerado. “A veces oyéndolos se siente uno como si estuviera en la colonia española”, añade.
Aquí a veces se escucha a las señoras más encopetadas decir las cosas más insólitas con la mayor naturalidad del mundo, porque aquí la relación con el lenguaje es familiar, entrañable, amigable, sostiene.
Los campesinos del Caribe colombiano en las regiones áridas de La Guajira o en los campos de la Sabana de Sucre y Córdoba tienen un lenguaje que es absolutamente distinto. “He oído a campesinos en mi tierra, en San Bernardo del Viento, en Córdoba, de donde soy oriundo a mucha honra, y parece que estuviera leyendo a Don Quijote de la Mancha, o a Quevedo, hablar un español antiguo muy bello”.
Precisa que hay todo un diccionario de palabras que son distintas no solo a las que se usan en el interior del país, sino a las que usa todo el que habla español.
Para Gossaín, la expresión “aguaitía”, de la que la gente de ciudades urbanas como Barranquilla y Cartagena se burla cuando oye a un campesino pronunciarla,” es lo más castizo, puro y bello del mundo”.
Y explica: aguaitía era el nombre castellano hace 600 años en España a las celosías o persianas de madera, que sirven para mirar de adentro hacia afuera. Ese acto de mirar por entre esas tablitas se llama aguaitar, las tablitas se llamaban aguaitía y todavía le llaman corroncho a una persona que habla ese español clásico.
En resumen, para el reconocido periodista tener alma Caribe es asumir una filosofía ante la vida, es saber que la vida no es tan solemne, que hay que tomarla con un poco de “espíritu festivo”.
MiniDiccionario
Avispao
Adj. Persona más maliciosa que otras, persona que trata de aprovecharse de las otras.

Boleta
1. Persona inclinada hacia lo exagerado y al exceso, identificable por una estética poco mesurada. 2. Dar. Exponerse demasiado en público.

Cambambera
f. 1. Mujer acostumbrada a inventarse situaciones llenas de presunción o vanidad infundada. 2. Persona que siempre está buscando plan.

Despiporrarse
Reventarse luego de una caída.

Empiñarse
Lograr ingresar a una rosca o grupo supremamente exclusivo.

Comentarios

  1. Exelente texto que nos habla de la identidad del pueblo caribe, de nuestras costumbres, nuestra manera de hablar y de hacer las cosas. Nos enseña a sentirse honrado de hacer parte de los costeños. No somos ni mejores ni peores que nadie. Pero hacemos la diferencia :)

    ResponderEliminar
  2. Excelente columna nos brinda Juan Gossaín que ha dejado de todo comentario posible, en mi opinión una columna que muestra que ser costeño va mas allá de los estigmas que se han creado, es un estilo de vida es tomar las cosas con un espiritu festivo; lo que mas me gusto es cuando dice que no somos mejores ni peores sino distintos que es mas importante.

    ResponderEliminar
  3. Orgullo da tener exponestes de la clase de Juan Gossaín, un referente en el periodismo nivel nacional y latino. Personaje que en esta columna le hace un hoenaje, resaltando algunas características del hombre caribe, a esta región tan hermosa desde todo unto de vista. caracteristicas que, como dice él, no nos hace ni mejores ni peores que nadie, nos hace único.

    De nuestra región debemos rescatar esa particular forma que tenemos de tomarnos las cosas de forma festiva, sin llegar a ser irresponsable. eso es el hombre caribe; por eso, creo yo, debe ser una de las regiones con más festivales, carnavales y ferias del mundo, en relación con la cantidad de municipios.

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo en que ser costeño es una actitud ante la vida, somos conocidos por nuestra buena actitud y lastimosamente nos creen perezosos.

    ResponderEliminar
  5. No hay que echarle tanto regionalismo a nuestras vidas, somos lo que somos, en unas cosas somos mejores y en otras no tanto,orgullosamente soy kuko valdelamar

    ResponderEliminar
  6. Me encanta,..como todos los escritos de Juan Gossain;...que mejor forma de hacerle entender a las personas que nosotros los Costeños no nos creemos mejor que nadie simplemente somos diferentes y eso es otra cosa; me gustaría que los que a través de novelas exageran acerca de nosotros poniéndonos en ridículo cuando no es así!

    ResponderEliminar
  7. Es muy interesante la apresiacion que hace gossain a la cultura costeña, ya que en el resto del pais está es criticada, menospreciada y burlada. Apesar de esto debemos sentirnos orgullosos de haber nacido en esta tierra y representar está hermosa cultura, que no nos hace ni más ni menos que los demas.

    ResponderEliminar
  8. Me parece muy bien que Gossaín
    trate de desmentir todos los prejuicios que nos han cargado a los costeños,
    porque como él bien lo dice, no somos mejor ni peores, solo somos diferentes,
    de hecho somos gente muy cálida y amable, siento que siempre estamos abiertos y
    dispuestos a atender a la gente de donde quiera que venga. Y si nos dicen
    relajados o flojos, es simplemente porque nosotros sabemos que la vida termina
    con la muerte, que es un breve chiste y por eso como sabiamente lo dice Juan
    Gossaín hay que quitarle la solemnidad. No es regionalismo simplemente es una
    defensa a prejuicios que injustamente se ha hecho el resto de Colombia respecto
    de nosotros.

    ResponderEliminar
  9. La vida no consiste en diferenciarnos regionalmente porque igual seguimos siendo personas, y si hay que anotarle lo que predomina a un costeño creo que faltarían palabras para elogiarlo, si somos diferentes porque nos caracterizamos por ser alegres, relajados, divertidos, le ponemos el verdadero significado de la vida, y como e dice al final en el minidiccionario, son nuestras palabras que le dan el toque "bacano" al costeño.

    ResponderEliminar
  10. Ser costeño para mi es una bendición, es que solo nosotros le imprecnamos la alegría a todo y dejamos huellas por donde quiera que vamos, la capacidad de convertir las tristesas en alegrías, componer canciones con letras inigualables y darle ese sabor que solo nosotros sabemos, ser costeño no es ser escandaloso, ni el que mas colorido viste es la capacidad de comprender las dificultades y darle ese toque que "al mal tiempo buena cara"; definitivamente nada como ser consteño.

    ResponderEliminar
  11. muy cierto el ser costeños es mas que un estereotipo de flojos, vagos, folclóricos. Ser caribe es todo un estilo de vida, es sacarle una sonrisa y alegría a cualquier circunstancia de la la vida, es ingeniárselas ante cualquier dificultad y sacar lo positivo de cada situación. es como nos dice Gossaín es quitarle ese formalismo a la vida y hacerla mas sencilla, mas nuestra, mas caribe.

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante el texto, orgullosa me siento de ser costeña, los costeños somos descomplicados, somos diferentes, me llama la atención lo que dice al final del texto, en realidad a veces hay cierto tipo de burla hacia los campesinos que utilizan algunas palabras que muchas veces no conocemos y se nos hace extraño pero por no saber, también encontramos que hay costeños que quieren " refinarse" por decirlo así, pero en si eso somos costeños, y somos diferentes tenemos características propias...

    ResponderEliminar
  13. Juan Gossain nos refleja en el texo prácticamente el por que es un orgullo ser costeños .
    Los conteños somo personas pujantes , berracos con costumbres inigualables hoy en día a mi parecer falta mucha madures por parte de muchas personas que critican y menosprecian nuestra cultura; nosotros no somos inferiores a otros ni tenemos por que avergonzarnos más bien sentirnos cada día más orgullosos

    ResponderEliminar
  14. Nada mas cierto todo lo que expresa el texto, y refleja la cultura costeña que erróneamente el resto del país nos tiene como perezosos, somos una cultura enriquecida y ademas guerrera, esta lectura me hace sentir lo orgullosa de ser parte de esta zona de colombia, definitivamente ser costeño es lo mas hermoso del mundo y un privilegio que muy pocos tienen.

    ResponderEliminar
  15. Excelente texto, es tan real todo lo que dice, como la gente del interior habla mal de los costeños sin tomarse el trabajo de conocernos, estudiarnos y analizarnos..

    ResponderEliminar
  16. "El verdadero costeño se define por su alegría ante la vida y su actitud ante la desgracia". Ser costeño es poner sabor a la vida, es verle el lado positivo a todo, incluso a lo negativo, es mantener viva esa chispa de la alegría.
    Orgullosa de ser costeña.

    ResponderEliminar
  17. Juan Gossain "asegura que ser costeño es una actitud ante la vida, una forma de ser"
    Los costeños tenemos una identidad cultural sumamente importante: alegres, luchadores, extrovertidos. Me siento feliz y orgullosa de hacer parte del Caribe colombiano

    ResponderEliminar
  18. El costeño se caracteriza por su swing, por su sabor, por su frescura al momento de hablar y hacer las cosas.
    hay que sentirse orgulloso de ser costeño y representar una cultura tan linda pero que lastimosamente se ha ido cambiando por el machismo de esta sociedad.
    ser costeño es mas que un hombre macho y una mujer que la usan como una cosa.
    hay que empezar a representar lo que verdaderamente significa ser costeño.

    ResponderEliminar
  19. Aquí en Colombia todos cometemos el error de juzgar a priori a una persona por su estrato social, color, clase, sexo o condición sin darnos cuenta que no todos somos iguales. Tanto las virtudes como los defectos no son propias de una región, son características del ser humano como tal.

    ResponderEliminar
  20. Yo no soy caribe pero no es necesario ser de aquí para darme cuenta que la gran mayoría de las mujeres de estar tierras resultan siendo mas machistas que sus maridos.

    ResponderEliminar
  21. Ser costeño significa: caminar sin miedo con la pata pelada, limpiarse los mocos sin asco, comerse la comida y la pareja con ganas, ser costeño significa soñar en grande, ser orgulloso de lo que se tiene y esforzarse por lo que se quiere tener, ser costeño significa bailar sin pena en el fandango y no parar aunque las velas quemen las manos, gritar cuando es necesario, almorzar pezacao cada que se tienen ganas y acompañar las tajadas con bastante suero, ser costeño en pocas palabras significa ser parte de la sociedad mas alegre del mundo y no jodan carajo que no es por ser boleta ni labon pero la gente de aquí es la verga en donde quiera que pone la pata y al que no le guste que chupe verga.

    ResponderEliminar
  22. Ser costeño, es lo mejor, personas descomplicadas, alegres orgullosos de nuestro acento y costumbres. Somos una cultura inigualable las mejores Colombianadas se ven en la costa. A todo le hacemos fiesta y esa es la vida ser feliz a pesar de los obstáculos.

    ResponderEliminar
  23. La verdad no se si somos la mejor cultura o la peor, simplemente orgullo de lo que somos y por lo que nos destacamos, tenemos muchos eventos, cuentos, dichos que nos hacen la vida mas alegre.

    ResponderEliminar
  24. muy buen texto, el ser costeño es una actitud, una forma de ser, es una identidad cultural, en la costa el estilo de vivir la vida es muy diferente al del interior, los costeños somos mas sociables y tenemos la facilidad de hacer amistades en un un plazo mas corto, cogemos confianza con facilidad, obviamente somos conversadores y sobre todo somos personas descomplicadas que solucionan un problema de la manera mas simple y sencilla.

    ResponderEliminar
  25. Que buen ejemplo nos da Juan Gossain al momento de describir a los costeños. Esos que en elnresto del país somos juzgados y señalados entre otros por mal hablados, por flojos. Sin embargo, Juan Gossain se tomo el trabajo de defender unas características propias de nuestra región Caribe. Me siento orgullosa de hacer parte de todo el Caribe, de su gente, de sus regionalismo, de su cultura. Nuestro lenguaje que es lo que mas critican por el golpeado, por palabras nuevos que salen, por el vulgarismo-segun ellos- puesto en cada palabra que decimos; es ese mismo lenguaje que nos hace expresarnos libremente y vivir sin prejuicios. Los costeños no tenemos pena de nada vivimos sonriendo a pesar de las caídas y las dosfoculyades de la vida. Lo anterior, para muchos es un error, para mi para mi gente del Caribe es muestra de que hay que seguir y luchar antes las adversidades. Nuestras jocosidad es, nuestro baile, lenguaje es características propias del Caribe y me siento orgullosa de ser Caribe de ser COSTEÑA

    ResponderEliminar
  26. Es cierto lo que dice Gossaín es su artículo, a los conteños nos mal interpretan ya sea por nuestro estilo de vida o por nuestra gerga, mientras los demas se dan mala vida nosotro le ponemos buena cara a todo de que vale amargarse si todo va a tener solucion, por eso nos dicen flojos, si claro.
    Cuando personas de otras regines del pais vienen a la costa les gusta por que aqui encuentran otra casa, un lugar al que regresar y saben que van a ser bien recibidos en esta tierra que es de todos. Por eso no me da pena usar mi acento donde quiera que vaya, soy costeña naci en esta tierra que baña el mar caribe y llena de gente trabajado y soñadora.

    ResponderEliminar
  27. Desde siempre a los costeños nos han marcado con una tilde de lo peor del país, en casos marcan a nuestra cultura como vergüenza sin saber que varias cosas que salen de nuestra imaginación representan a nuestra linda colombia, incluso nuestro folclor fue adaptado en el interior incluso por fuera de nuestro país, un ejemplo en Medellín los 50 de joselito este ritmo no es más que nuestro porro adaptado con otros instrumentos los cuales fueron cambiados en Argentina sin adentrarnos mucho a este ejemplo cabe hacer la gran pregunta ¿es necesario avergonzarnos cuando vamos a otra parte por ser costeños y adaptar el.asentó paisa,"rolo" o cachaco? No somos únicos, somo una cultura llena de colores que impactan a la sociedad que brindan una cantidad de sabor y armonía que todo se dice con certeza y sin tanto redondeo, por esto y muchas otras razones debemos sentir orgullo y como dice Juan gossain ridículo el que se burla del que llaman corroncho no es más que una representación del clásico español que alguna vez anduvo por la lengua de nuestros antepasados.

    ResponderEliminar
  28. Somos la alegría donde llegamos, siempre estamos
    sacando lo bueno de una situación nefasta. Tal vez somos la una gran cultura
    que siempre ha permanecido desde que fue descubierta, somos costumbrista, alegres,
    cariñosos, espontáneos, extrovertido, y miramos a la vida desde un punto de vistas de felicidad, donde la vida
    es una gran fiesta. #SoyCosteño #SoyCaribe

    ResponderEliminar
  29. Esa estigmatizacion que se le ha hecho a los costeños obedece a nuestro comportamiento porque no es solo la parte o el fuero interno de la persona lo que vende su cultura también y creo mas importante el fuero externo porque así como nos comportamos damos impresiones sociales que no son de total agrado por ende la sociedad tienda a señalar a nuestra región y pobladores como lo que mostramos desde ese fuero externo, escasos son las personas que hablan del fuero interno

    ResponderEliminar
  30. A los costeños siempre nos han estigmatizado como lo peor de Colombia pero sin embargo somos los que mas artistas internacionales tenemos y los que mas audiencia televisiva provocamos con producciones basadas en nuestra cultura. Entonces pienso que esa mala connotación es para quien quiera creerla y propagarla ya que el ser costeño es motivo de orgullo somos costumbristas, la alegría del país, causamos furor con nuestro dialecto donde quiera que vayamos, somos calidos con los demás y hacemos sentir al extranjero como en su propia casa.

    ResponderEliminar
  31. La realidad es que el ser Costeño es un estigma con el que muchos han sufrido, la perspectiva que se tiene de ser uno siempre tiende a ser negativa sin embargo hay una frase muy cierta dentro del post y es "los costeños no somos ni mejores ni peores que nadie..." y es cierto ningún grupo es mejor todos somoss colombianos tenemos los mismos derechos y debemos no tratar de estritiparnos por el lugar de residencia sino mas bien por lo que implica nuestra nacionalidad, al final no importa ser costeño, cachaco, paisa o caleño somo colombia y en vez de vivir pensando en nuestras diferencias seamos un solo pais y salgamos adelante.

    ResponderEliminar
  32. "Ser costeño es ser distinto" nada más cierto, nuestra diversidad ante los pertenecientes al interior del país nos hace únicos, y por nuestro lenguaje peculiar y singular forma de actuar ante las dificultades solemos ser juzgados; pero a pesar de todo, ser costeño es ser feliz con todo los problemas que podamos tener.

    ResponderEliminar
  33. "los costeños no somos ni mejores ni peores que nadie.." muy a pesar de eta frase ser costeña es sentirme super orgullosa de lo que soy, de lo que represento .. tengo una singular manera de ser.. jocosa, alegre y aunque el resto de nuestro propio país nos estigmatizan como flojos pienso todo lo contrario por que nosotros somos es relajados... como dicen por ahí "si tienes un problema que tiene solución, pa' que te preocupas?.. y si el problema no tiene solución, pa' que te preocupas?" ... tenemos una virtud de saber ver el vaso medio lleno cuando muchas veces esta medio vacío.. ser costeño es ser único y gracias a Dios lo soy.

    ResponderEliminar
  34. Muchos suelen juzgar muy rápidamente a los costeños sin conocernos bien lo cual tiende a crear mala fama y un concepto muy errado sobre nosotros, como costeños debemos sentirnos muy orgullosos de nuestra cultura sin miedo a mostrar nuestros aspectos típicos que nos diferencian de los demás y que nos dan reconocimiento a nivel nacional.
    "Ser colombiano es un orgullo pero ser costeño es un privilegio."

    ResponderEliminar
  35. los prejuicios de la sociedad hacia los habitantes de la costa son muchas y son de carácter critico no constructivo muchos necesitan entender que un costeño es una persona del común y corriente que lo único que nos distingue es el habla y cabe aclarar que según los medios de comunicación somos quienes mas neutralizamos el acento frente al periodismo ... es un orgullo ser costeña desde mi punto de vista claramente subjetivo la cuestión es que nosotros los costeños somos personas amables , sinceras , echadas para delante no nos dejamos caer tan facil , persistentes y felices a pesar de nuestra situación siempre estaremos para los demás cuando nos necesiten sea quien sea y siempre tenemos una sonrisa y un buen genio para mostrar.

    ResponderEliminar
  36. Los costeños siempre hemos sido juzgados y estigmatizados por nuestra vivaz forma de ser creando un concepto equivocado de lo que en realidad somos. Pero en realidad somos singulares por nuestras costumbres y calidez.

    ResponderEliminar
  37. Somos un pais rico por la gran diversidad cultural que tenemos pero lastimosamente tambien somos un pais donde cada una de las regiones que que hay se deesconocen mutuamente de nosotros los costeños hay gran numero de mitos y calificativos un poco despectivos generalmente por las personas que vivien en el interior de colombia pero todo esto cambia cuando deciden aventurarce y conocer nuestra verdadera cultura.

    ResponderEliminar
  38. Nunca he estado de acuerdo con los estereotipos y las generalizaciones que sobre culturas y regiones se tienen, porque si bien existen patrones comunes, cada persona representa un mundo, la diversidad y complejidad que poseemos es insondable. Tampoco considero que una región sea mejor que otra, aún cuando me sienta profundamente identificada con aquella a la que pertenezco.
    En ocasiones no se trata de parecer, sino simplemente de ser.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui:

Entradas populares de este blog

Algo muy grave va a suceder en este pueblo- Gabriel García Marquez

Cuento contado por García Márquez en un congreso de escritores.) Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo. Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: -Te apuesto un peso a que no la haces. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta: -Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo. Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, …

UNA FAMILIA -BOTERO