Ir al contenido principal

Discurso del Presidente sobre firma del acuerdo para iniciar diálogos-

Esta fue la Alocución sobre el 'Acuerdo General para la Terminación del Conflicto'.

"Colombianos, buenas tardes.
Hace unos días confirmé que habíamos avanzado en unas reuniones exploratorias en el exterior con representantes de las FARC.
Dije que un proceso para terminar el conflicto en mi gobierno sólo sería posible si éste sigue tres principios: aprender de los errores y aciertos del pasado para no crear falsas expectativas; lograr efectivamente el fin del conflicto -no su prolongación-, y no ceder un solo milímetro del territorio nacional.
Hoy les quiero anunciar que esas reuniones exploratorias han culminado con la firma de un acuerdo marco entre el Gobierno nacional y las FARC que establece un procedimiento -una hoja de ruta- para llegar a un acuerdo final que termine, de una vez por todas, esta violencia entre hijos de una misma nación.
El acuerdo lleva el nombre de "Acuerdo General para la Terminación del Conflicto", y tiene su origen en unos canales que había establecido el gobierno anterior y que nosotros retomamos y continuamos.
Las conversaciones exploratorias, realizadas de manera directa y con toda discreción, se llevaron a cabo durante seis meses en La Habana, con el acompañamiento de Cuba y Noruega, después de año y medio de trabajo preparatorio.
En ellas se construyó una visión compartida del fin del conflicto y se acordaron el propósito, la agenda y las reglas de juego de un proceso que debe ser serio, digno, realista y eficaz.
Luego de estas conversaciones exploratorias, tengo la convicción de que estamos ante una oportunidad real de terminar de manera definitiva el conflicto armado interno.
Se trata de un camino difícil, sin duda -muy difícil-, pero es un camino que debemos explorar.
Cualquier gobernante responsable sabe que no puede dejar pasar una posibilidad como ésta de acabar con el conflicto.
¡Y eso sí que lo entienden las millones de víctimas!
¿Cuántos colombianos no han sufrido el conflicto en carne propia?
¿Cuántos colombianos no tienen un familiar que haya sido víctima de la violencia?
Estamos ante una oportunidad real por dos razones fundamentales:
La primera, porque Colombia ha cambiado, y el mundo ha cambiado. La segunda, porque este acuerdo es diferente.
Lo primero: ¿Qué ha cambiado?
Hoy podemos hablar de paz porque Colombia crece y se abre al mundo.
Nuestra economía es ya una de las más prósperas de América Latina, similar a la de Argentina y sólo superada por Brasil y México.
Es una economía que está creando empleo, como pocas en el mundo, en medio de una fuerte turbulencia internacional.
Hoy podemos hablar de paz porque millones de colombianos están saliendo de la pobreza y porque seguimos avanzando en esa dirección.
Hoy podemos hablar de paz porque el uso de la violencia para alcanzar objetivos políticos es cosa del pasado.
Ningún país de la región lo tolera, y en varios hay gobernantes que dejaron atrás la lucha armada y optaron por el camino de la democracia.
No sólo Colombia: el continente entero quiere vivir en paz y nos respalda en ese propósito.
Hoy podemos hablar de paz gracias a los éxitos de nuestras Fuerzas Militares y de Policía, y gracias a la creciente presencia del Estado en todo el territorio nacional.
Hoy podemos hablar de paz gracias al esfuerzo diario de nuestros soldados y de nuestros policías, a quienes en este momento quiero rendir un homenaje.
Yo sé lo que es la guerra porque fui Ministro de Defensa en un momento crucial y conocí de primera mano el sacrificio de nuestros hombres.
Hoy podemos hablar de paz porque la visión de mi gobierno es una visión integral: NO combatimos por combatir; combatimos para alcanzar la paz.
Y también estamos construyendo paz.
Lo hacemos cuando reparamos a las víctimas, lo hacemos cuando restituimos tierras a los despojados, lo hacemos cuando buscamos mejorar las condiciones de vida de quienes han permanecido olvidados en los confines de nuestra geografía.
Hoy podemos hablar de paz porque este gobierno ha avanzado mucho -de la mano del Congreso- en crear condiciones para la reconciliación nacional.
Lo segundo: ¿Por qué es diferente este acuerdo? ¿Por qué no repite los errores del pasado?
Es diferente porque es un acuerdo para terminar el conflicto.
Contiene las condiciones que el Gobierno considera necesarias para abrir un proceso con suficientes garantías, aunque, por supuesto, el éxito NO se puede dar por descontado.
Por eso un punto de la agenda es, precisamente, "el fin del conflicto", es decir, lo que pasa cuando cesen definitivamente las acciones militares.
Este acuerdo no es ya la paz, ni se trata de un acuerdo final.
Como ya lo dije, es una hoja de ruta que define con precisión los términos de discusión para llegar a ese acuerdo final.
Este acuerdo es diferente porque no tiene despejes de territorio y porque no hay cese de operaciones militares.
Es diferente porque las conversaciones se llevarán a cabo fuera de Colombia, para seguir trabajando con seriedad y discreción.
Comenzarán en Oslo la primera quincena de octubre y luego continuarán en La Habana.
Es diferente porque las conversaciones NO tendrán un tiempo ilimitado.
Se medirán en meses, no en años.
En todo caso, acordamos que la duración estará sujeta a que se revisen los avances cada cierto tiempo y, si no hay avances, sencillamente no seguimos.
Es diferente porque el acuerdo establece un proceso con una estructura clara, dividida en tres fases:
La primera fase -la fase exploratoria- definió una agenda cerrada y unas reglas y procedimientos para evacuarla, que es lo que ya se firmó.
La segunda fase estará enmarcada dentro de unas sesiones de trabajo reservadas y directas.
Será una discusión, sin interrupciones y sin intermediarios, sobre los puntos acordados para llegar al Acuerdo Final.
Y con ese acuerdo final se terminaría formalmente el conflicto.
La tercera fase es la implementación simultánea de todo lo acordado, con las correspondientes garantías y mecanismos de verificación y participación ciudadana.
Este acuerdo es diferente a los anteriores porque contiene una agenda realista sobre cinco puntos concretos.
El primer punto es EL DESARROLLO RURAL.
Eso significa dar mayor acceso a la tierra, llevar infraestructura a las regiones más apartadas, hacer que la prosperidad y los servicios del Estado lleguen a todos los habitantes del campo.
Es repartir las oportunidades de manera más equitativa por todo el territorio.
El segundo punto son LAS GARANTÍAS PARA EL EJERCICIO DE LA OPOSICIÓN POLÍTICA Y DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA.
No sólo en la norma, sino en la realidad.
Es decir, que quienes disientan y protesten lo hagan sin temor, y que se rompa para siempre el lazo entre política y armas.
El tercer punto es EL FIN MISMO DEL CONFLICTO ARMADO.
Esto incluye la dejación de las armas y la reintegración de las FARC a la vida civil, junto con todas las medidas del Gobierno para dar garantías al proceso de terminación.
El cuarto punto es EL NARCOTRÁFICO, que tanto daño le ha hecho y le hace a nuestro país.
Si este proceso contribuye a que se combata con más efectividad este negocio ilícito, eso por sí solo sería un gran avance.
Y el quinto punto son LOS DERECHOS DE LAS VÍCTIMAS.
Nadie puede imaginar el fin del conflicto sin atender a quienes han sido sus víctimas, que -precisamente- es lo que comenzamos a hacer con la Ley de Víctimas.
Satisfacer los derechos de las víctimas es una obligación de todos.
Eso significa también emprender un ejercicio de esclarecimiento de la verdad porque no sólo las víctimas, sino todos los colombianos, tenemos derecho a saber qué pasó y quiénes fueron los responsables.
Todos estos puntos tendrán su correspondiente verificación y, en su conjunto, constituyen una fórmula integral para la terminación efectiva del conflicto, y para avanzar en la construcción de una paz estable y duradera.
Y son, además, consecuentes con las políticas de este gobierno.
Nosotros seguiremos haciendo en el terreno lo que prometimos a los colombianos: restituir tierras, reparar a las víctimas, garantizar justicia, disminuir la pobreza, crear empleo.
Hemos trabajado con seriedad, y debo reconocer que las FARC también.
Todo lo que hasta ahora se ha acordado, se ha respetado.
Si las FARC abordan la siguiente fase con la misma seriedad, tenemos buenas perspectivas.
Para la fase que comienza, vamos a establecer mecanismos para informar sobre los avances y para garantizar una adecuada participación de la sociedad, manteniendo -eso sí- el carácter serio y discreto de las conversaciones.
En el entretanto -repito- el Gobierno no hará concesiones de ningún tipo en el terreno militar.
Las operaciones militares -ministro Pinzón, general Navas, señores comandantes- continuarán con la misma intensidad.
Tampoco nos dejaremos amedrentar por los extremistas y los saboteadores, de cualquier sector, que suelen aparecer en estos momentos.
Le pido al pueblo colombiano templanza, paciencia, fortaleza ante eventuales nuevos ataques de las FARC o un incremento de la violencia, que de todas maneras SERÁN respondidos con toda la contundencia por parte de la fuerza pública y de la justicia.
Por último, quiero agradecer a los gobiernos de Cuba y de Noruega por el generoso apoyo que nos han brindado.
Sin su concurso no habría sido posible llegar a este punto.
Cuba y Noruega seguirán actuando como anfitriones y garantes en la segunda fase.
También quiero agradecer al gobierno de Venezuela por su permanente disposición a ayudar en todo momento, y al gobierno de Chile por haber aceptado apoyarnos en la siguiente fase.
Estos dos países ¿¿¿-Venezuela y Chile¿¿¿- serán acompañantes.
Agradezco, finalmente, a una serie de expertos internacionales que -desde el principio- con su conocimiento, con su experiencia y con gran dedicación, han enriquecido enormemente este proceso.
Compatriotas:
Hay momentos en la historia en que un gobernante debe decidir si se arriesga a emprender caminos nuevos para resolver los problemas fundamentales de su nación.
Éste es uno de esos momentos.
Sin duda hay riesgos, pero creo que la historia sería mucho más severa con todos nosotros si no aprovechamos la oportunidad que hoy se nos presenta.
En todo caso, la responsabilidad de esta decisión recaerá sobre mis hombros y sobre los de nadie más.
Eso sí, quiero poner muy de presente a mis compatriotas que -si no somos exitosos- tendremos la tranquilidad de que hicimos lo correcto; de que no hicimos concesiones ni cedimos un centímetro del territorio, ni tampoco desatendimos las tareas del gobierno.
Hemos procedido y procederemos con la debida cautela, pero también con determinación.
Los invito entonces a que miremos este proceso con prudencia, pero también con optimismo.
Si somos exitosos, habremos puesto fin a esa oscura noche de medio siglo de violencia.
NO podemos seguir siendo un país con uno de los conflictos internos más largos del planeta, y el último del hemisferio.
NO podemos dejar que sigan naciendo nuevas generaciones-como la mía- que no conozcan un solo día de paz.
No hay duda de que es hora de pasar la página.
Hace unos días, una madre cabeza de familia, con cuatro hijos -de los cuales había perdido dos en este conflicto- se me acercó y me dijo:
"Presidente, busque la paz. En paz seremos mejores personas. En paz los dos hijos que me quedan tendrán más oportunidades".
Así lo creo. Si ponemos fin al conflicto, los colombianos estaremos frente a un mundo lleno de oportunidades.
Si terminamos el conflicto, se desatará todo nuestro potencial, y a Colombia no la parará nadie.
TENEMOS QUE UNIRNOS.
Tenemos que unirnos todos para hacer que el sueño de vivir en paz se convierta por fin en una realidad.
Gracias y buenas tardes". Juan Manuel Santos -Presidente de Colombia

Comentarios

  1. Ojala sea cierto que el conflicto armado entre farc y el gobierno acabe, que el estado de verdad cumpla con lo pacto con las partes y no se haga el de ojerja sorda, cuando le esten vulnerado los derechos de las personas desmovilisadas en la sociedad, a causa de la segregacion social y la no presuncion de buena fe de estas personas; que le imponga penas ejemplares a los desmovilisados que reinsidan en la violencia, pero lo que de verdad espero es que las victimas de este conflicto se le esclarescan los hechos, le digan donde estan los restos de sus familiares, las razones por la que los mataron o secuestraron y sobre todo quienes participaron en estos repugnates echos y es ahi donde estado colombiano debe pedir perdon por el daño causado y compensar a estas familias por el daño ocasionado.

    ResponderEliminar
  2. no sé si seré el ser más pesimista del mundo, pero creo que la violencia entre las dos instancias mencionadas en el texto no acabará; se me dificulta creer en la paz de Colombia y más aún en los supuestos tratados entre diversos grupos al margen de la ley y el gobierno Colombiano. será esperar haber que sucede con este caso...

    ResponderEliminar
  3. Como muy bien lo dice el presidente Santos, hay que explorar nuevos caminos, es bueno intetarlo pero no olvidemos que estan negociando con delincuentes, a mi parecer personas poco confiables pero que hay que darles la oportunidad siempre y cuando sea para beneficios de los Colombianos. No creo en las farc pero si tengo la esperanza que con el favor de Dios algún dia logremosa paz anhelada.

    ResponderEliminar
  4. No me gusta la política y no creo en el gobernante de ahora ni en
    ninguno porque pienso que todos buscan es un bien para si mismo y olvidan a los
    demás colombianos. no le tengo fe a ninguno de los que dicen llamarse grupos
    armados al margen de la ley como menos tengo fe en nuestro honorable
    presidente, pienso que muchos de sus puntos quedaron en el papel porque al
    parecer a olvidado que para el estado todo esto cuesta demasiado no solo tiempo
    y dinero si no que costaría mucho dolor a esas familias que fueron afectada por
    ellos, nuestro honorable presidente olvida que esas familias no piensan en la
    paz , simplemente quieren es que cada uno pague por lo anteriormente cometido y
    eso no sucederá, nuestro presidente de pronto no ha sido víctima de ninguna índole
    ni por algún familiar ni nada que le pueda dolor por eso se le es fácil
    escribir estas cuantas líneas.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito y típico discurso presidencial. Los puntos de discusión, que en estos momentos se ponen en la mesa allá en la Habana, son los mismos que el gobierno está desconociendo hoy día. "Desarrollo rural" JA que chiste.

    ResponderEliminar
  6. Todos deseamos la paz eso no es un secreto, pero no comporta en lo mas minimo dichos dialogos de paz y ahora mucho menos la firma del "Acuerdo General para la Terminacion del Conflicto". Es inconcebible que se hagan reuniones a puerta cerrada con los representantes de la FARC y del gobierno nacional; que los principales implicados que somos nosotros el pueblo colombiano no tengamos pleno conocimiento de cuales son los puntos que se han tratado en dichas reuniones y que salga ahora el presidente diciendo que ha sido todo un exito la primera fase y vamos a entrar a la segunda fase. Acaso no es denigrante que nuestro gobernante nos mienta en nuestras caras ¿que nos diga que ellos han respetado y han tomado con seriedad este proceso?
    Iniciar otra vez con los secuestros, bombardeos, retenes gerrilleros es respetar y tomar en serio este proceso, no me hagan reir si dichos grupos armados quisieran la paz estuvieran actuando de buena fe y no se burlarian de esta nacion que esta ya esta desangrada por tanto conflicto armado. No debemos caer en la inocentada de que dichos grupos entregaran las armas y desertaran de sus ideales puesto que en el fondo lo que buscan es encontrar un apoyo internacional, fortalecerze aun mas y seguir en el negocio del narcotrafico que es tan lucrativo.

    ResponderEliminar
  7. Quiero empezar por decir que hubo una parte del texto que al leerla no se ni que me dio, eso de que " es un camino difícil, pero demos explorar", perdón pero ¿ustedes creen que Colombia si esta para andar explorando caminos para lograr la paz?, haber señor presidente quiero saber ¿por que es que no se ha puesto los pantalones y ha combatido DE FRENTE y no a puertas cerradas todo lo que esta pasando?. Yo definitivamente no le encuentro sentido a eso de que las FARC han trabajado con seriedad, supongo que hay que tener mucha seriedad para saber a quien matar ¿no? porque no se a que mas se refiere el señor Santos al afirmar eso. Por otro lado las reuniones ¿por qué no se presentaran en Colombia?, ¿cual es el argumento de eso? ¿acaso si se trabaja aquí entonces no hay seriedad?. Lastimosamente no soy allegada al señor Santos para poder hacerle todas mis preguntas y por consiguiente estas quedaran en el aire, solo espero que el mundo de fantasía que tiene montado se le derrumbe, porque es insólito un documento como este. Oiga señor Santos ya no estamos en la era de antes, el país que ya no sabia nada y el país ignorante de antes ya no está asi que muy lindas y extensas sus letras pero que cortas se quedan.

    ResponderEliminar
  8. Todos queremos la paz, pero cada dia estamos mas lejos de conseguirla,cada dia vemos mas dificil lograr esos dialogos de paz, esperemos que esto resulte confortable y que en verdad podamos ver un pais libre de guerra y lograr la paz anhelada.

    ResponderEliminar
  9. Muy bonitas palabras, al parecer todas estos planes a desarrollar me parece que se ve muy sencillo a un que el señor presidente dice ser muy difícil el camino a segir y que al no llegar a un final feliz, la responsabilidad recaerá sobre sus hombros y de nadien mas, y que no descuidara las demas funciones del estado, me parece que esto no lo esta cumpliendo como lo menciona, por que lo grupos alsados en armas lo esta cojiendo con los pantalones abajo por que por estar pendiente en los dialogos de paz estos grupos estan haciendo de las sullas callendo cada dia personas inosentes

    ResponderEliminar
  10. En un sentido muy poético y amplio el presidente se refiere a los diálogos de la paz entre el gobierno y las FARC, aunque me parece que es una cortina de humo detras de unos intereces politcos y poco rentables para el pueblo colombiano y considero que esto no es mas que una farsa, ya que las FARC dejaron de ser lo que en sus principios fue una fuerza armada de liberación en contra de los planteamientos politicos de su época. Hoy en dia las FARC no son mas que un grupo aramado que bajo las supuestas bases de su pasado idealista sustentan uno de los negocios mas gratos en términos económicos como es el natcotrafico, por este hecho no considero que se pueda hablar de dialogos de paz con un supuesto "grupo revolucionario de ideas politicas" ya que estos no presentas este estado.

    ResponderEliminar
  11. Sinceramente hay que esperar y ver qué resultado tiene esta
    osada acción de NUESTRO PRECIDENTE, pues es valiente y llena de BUENAS
    INTENCIONES pero una cosa es el acuerdo y otra cosa es que se cumple este mismo,
    personal mente pienso que debemos esperar y ver qué resultado nos trae esta
    jugada maestra de nuestro máximo mandatario lo que me resta decirles queridos
    amigos es que –ESPEREMOS-

    RAFAEL ANGEL GARRIDO ESPITIA

    ResponderEliminar
  12. Santos no es bueno expresando un discurso pero leído se percibe mejor, ese discurso lleno de esperanzas a muchos, así como a otros de escepticismo, y a otros de ira, por el bien y el futuro de nuestro país espero que el gobierno tenga un plan verdaderamente efectivo para desarrollar las políticas de este acuerdo, que no pase como con el fracaso de la desmovilización de paramilitares del expresidente Alvaro Uribe, de donde surgió un problema mas amplio como es la bandas bacrim. Otro punto que todos vemos como insuficiente es la exclusión del ELN de estas negociaciones, ojalá el proyecto de paz sea amplio y que por fin Colombia no tenga excusas para la prosperidad, yo soy de las que sueña con ver trenes que vayan de ciudad en ciudad, con pasajeros, con mercancías y productos, con ver un país donde haya tolerancia y los problemas se resuelvan con tratos pacificos , respetando el valor de la vida y de las responsabilidades que todos tenemos como personas y ciudadanos.

    ResponderEliminar
  13. Aun no se si creer mas en lo que salen en las revistas o en la televisión dando discursos a nuestro país , que al sol de hoy no han cumplido del todo . por otro lado vemos como nuestro presidente solo se ha tomado la delicadeza de escribirnos y no mas bien hacer realidad que la paz en Colombia sea una de las mas excelente ; creo que ha estos siglos ya teniendo tanto poder en nuestro país; ya es hora de que comencemos a cooperar para que se haga justicia y no solo queden en palabras "las cuales se las lleva el viento " si no en actos .......VALENTINA TULENA GUEVARA

    ResponderEliminar
  14. es difícil confiar en la paz en nuestro país, debido a que a mi parecer, eso solo se tiene como ideal; comparto la idea de que "Colombia inició la guerra a la cual estará sometida por el resto de su existencia".
    el texto me parece muy claro en cuanto su estructura, posee argumentos claros y concisos, lo cual conlleva a un buen entendimiento!

    ResponderEliminar
  15. A través de estas palabras del presidente Juan Manuel Santos que nos dan un mensaje esperanzador en cuanto a alcanzar la paz en nuestro país se refiere es muy difícil pero no imposible creo que falta firmeza por parte del gobierno y por parte de las FARC encontrar la paz es compromiso de todos y creo que si dejamos de lado las diferencias y equiparamos ideales estoy segura llegaremos a avanzar mucho mas hacia la ella; solo hay que ponerle un poco mas de empeño, y no tratar de conseguirla por lograr un mayor estatus político sino que realmente nos interese el bienestar de cada uno de los colombianos que han sufrido los estragos de la violencia y que esto no se quede solo en palabras sino que se materialicen ¡ya basta de falsas esperanzas! el pueblo colombiano necesita la paz para que esta manera pueda emerger una mejor calidad de vida para cada habitante de nuestro pais.

    ResponderEliminar
  16. muy buen discurso de paz aumenta nuestras esperanzas con relación a una nación pacifica, prospera, solo se espera que las palabras se conviertan en acciones que por fin hagan realidad todos esos sueños puestos en un proceso de paz, estoy totalmente de acuerdo con respecto a que la paz no es un elemento de negociación, la paz es el deseo de dejar el conflicto atrás y procurar un bienestar.un mejor pais para todos.

    ResponderEliminar
  17. Buen discurso, hasta motiva y todo pero siendo sincera yo no creo mucho en lograr tan facil esos objetivos hasta ahora para mi eso solo son palabras bonitas ojala trascienda y se materialice todo esos ideales y sean una realidad , mientras tanto hay que esperar los resultados que ojala sean positivos.

    ResponderEliminar
  18. Ojalá que la paz se concrete como el fin que buscan los colombianos, no como un medio bastante dilatado para la reelección presidencial, y esperemos que algo de lo plasmado en el dicurso se realice, porque el que mucho promete poco cumple. El camino hacia la paz es arduo y más en un país donde reina la especulación, los medios manipulan información y, hay que reconocer, preferimos el estado de negación y pesimismo justificando ser realistas. Si hay algo que se le debe abonar a Santos, es que por lo menos lo está intentando, que ha tomado un camino diferente y que me parece más certero, porque siempre he pensado que la guerra no se soluciona con un misil sino con el diálogo. Nací, he crecido y espero no morir en medio del conflicto, sería muy grato para mi y un motivo de regocijo para todos encontrar una panacea que lo culmine.

    ResponderEliminar
  19. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le trasmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que llegar a la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo que expresó el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país, solo nos queda esperar para ver los resultados.



    Maira Alejandra Lopez Gonzalez

    ResponderEliminar
  20. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le trasmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo que expresó el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país, solo nos queda esperar para ver los resultados.

    Maira Alejandra Lopez Gonzalez

    ResponderEliminar
  21. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le transmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo expresado por el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país.

    Maira Alejandra Lopez Gonzalez

    ResponderEliminar
  22. Definitivamente este discurso, por cierto muy bien elaborado, debido al momento y el contexto social en que es emitido cumple a cabalidad con el propósito para el que fue realizado: Dar una voz de esperanza a un país que se desangra cada día con esta guerra irracional. Sin embargo, mas allá de alegrarnos por estas bellas palabras debemos entrar a analizar que tan viable es la realización de estos ideales.
    La paz no se consigue firmando papeles, ni vacacionando en la Habana, sino garantizando a los Colombianos la participación, unas condiciones de vida digna y la igualdad real que tanto necesita.
    En Colombia la situación ya no data acerca de unos ideales políticos, se trata de la lucha por el narcotrafico, y no precisamente por acabarlo, sino por controlarlo. ¡No nos digamos mentiras! La guerra es un negocio, quizá el mas productivo de los últimos tiempos, por lo tanto a pesar de que en un papel se firme que termino este seguirá por parte de las personas que obviamente no querrán renunciar al dinero fácil. Finalmente al igual que muchos de mis compañeros opino que todo este proceso obedece a deseos reeleccionistas de nuestro "honorable" Presidente, pero deseo de todo corazón que aunque sea difícil, la paz si se logre

    ResponderEliminar
  23. Es un discurso difícil de creer, cuesta un poco hacerse la idea de que estos grupos terroristas van a dejar sus armas,el narconegocio y menos aun van a querer pagar por todos los crímenes cometidos.
    Colombia es un país que se merece que sus habitantes tengan una vida digna, un poco mas segura y mas justa, si a eso se le llama paz entonces eso es lo que queremos todos y por eso es que deben comenzar estos diálogos; ¡ojo! que no sea esta una estrategia solo para la reelección .

    ResponderEliminar
  24. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le transmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo expresado por el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país.



    Maira Alejandra Lopez Gonzalez

    ResponderEliminar
  25. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le transmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo expresado por el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país, solo queda esperar para ver los resutados.

    Maira Alejandra Lopez Gonzalez

    ResponderEliminar
  26. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos, le transmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo expresado por el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país, solo queda esperar para ver los resutados.

    ResponderEliminar
  27. Mediante este discurso el presidente Juan Manuel Santos,le transmite a los colombianos un mensaje esperanzador y que es hasta motivador, pero la realidad es que concretar la paz no es tan fácil como él lo expresa, "la paz" es un ideal difícil de alcanzar pero tampoco imposible, es un proceso muy complejo que con mucha dedicación por parte del pueblo colombiano y nuestros gobernantes podemos lograr.Ojala que todo lo expresado por el presidente en dicho discurso no solo quede en palabras sino que se vea reflejado en nuestro país.

    ResponderEliminar
  28. Muy bonito el discurso pero como siempre lo mas seguro es que se quede en simples palabras.
    Para empezar la paz no se negocia, la paz se construye, con educación,con el perdón.
    Pero que vamos a construir paz con personas que han reconocido públicamente que jamas le pedirán perdón al pueblo Colombiano, a mi modo de ver las cosas estas negociaciones son un fraude, las FARC son y nunca dejan de ser unos terroristas que ya mucho daño nos han hecho, es hora de asumir el problema como de ser, con fuerza y valor.
    No estoy en contra de la paz solo pienso que para hacer paz primero hay que acabar con el motivo que genera la guerra de manera total y sin dejar rastros de esas semillas llenas de odio, y de maldad.

    ResponderEliminar
  29. Como acostumbran hacer
    y hablar siempre: Adornar sus discursos con palabras tan grandes, ja. "Nosotros
    seguiremos haciendo en el terreno lo que prometimos a los colombianos:"
    prometer y prometer eso es lo que han venido haciendo, sinceramente no creo que
    eso de darle fin al conflicto y llegar a la paz suceda algún día, por parte del
    hombre y su propia voluntad la paz jamás va a llegar, no es que sea pesimista ni
    nada de eso es solo que si miramos a nuestro alrededor podemos ver que por
    mucho que unos se unan siempre van a haber unos que van a estar haciendo de las
    suyas, además solo miran la parte buena de las manera de actuar de las Farc… ja y no se dan cuenta que puede que solo están
    esperando para llegar mas lejos y dar un golpe bajo.

    Bueno pus de todas formas no
    está mal que insistan que Dios los ayude. Solo él puede terminar esto.

    ResponderEliminar
  30. JUAN CAMILO PINEDA DE LA OSSA
    Creo que el gobierno es muy idealista y pasa por inocente al creer que así va a llegar a la paz, o no sé si en realidad cree que el pueblo colombiano es tan inocente como para creerse todo el cuento, seamos sinceros, la paz no es algo que se va a dar así como lo plantea el gobierno, negociar la paz es algo tan ilógico.

    ResponderEliminar
  31. ¿Cuál paz? Para las FARC ha sido fácil hablar de un proceso de paz y pedir beneficios a cambio pero colocar un alto a los ataques no. Es prácticamente ilógico pensar La Paz con este grupo, pues es bastante notorio su desinterés por alcanzarla. La Paz de Santos es un insulto a las normas dispuestas, las ley debe aplicarse para todos y contra esos terroristas más, sentarse a rogarles paz no es otra cosa sino decirles "tienen el poder y nos tocó ceder ante uds"

    ResponderEliminar
  32. Es difícil creer después de tantos años de muertes, secuestros y guerra sea posible un proceso de paz con las FARC sin embargo cualquier intento que se haga por alcanzarla es válido. La pregunta es ¿hasta qué punto cederán los colombianos y hasta que punto las FARC? Se necesita colaboración de ambas partes, pues si el interés es sólo de una de ellas La Paz quedas sólo en diálogos.

    ResponderEliminar
  33. Es necesario buscar por un camino diferente al de la violencia, hemos tratado de terminar esto a punta de plomo como se diria vulgarmente, hubó un fracasado Caguán, pero no es malo volver a intentarlo, ya que, el plomo no ha podido liquidar el conflicto. Pienso que la mediación internacional ha sido muy importante en el proceso, y esto daria mas seguridad para que se pongan de acuerdo en todos los puntos de la agenda. Todavia falta mucha tela por cortar, a los incredulos les digo que esto no se soluciona en cuestion de dias.

    ResponderEliminar
  34. A mi modo de pensar este proceso paz es una utopía, seamos realistas si las FARC tuvieran un pensamiento pacífico no persistieran los ataques terroristas y se diera La Paz sin tantas condiciones. Este proceso se comienza con actitud, no sólo con charlas.

    ResponderEliminar
  35. La Paz es posible, pero no es un proceso fácil. Las FARC llevan años con ese modo de vida, que comprendan que no es el correcto y que deben parar tomará tiempo. Sin embargo, estoy segura que muchos colombianos tienen esperanza en este proceso. Cualquier intento por alcanzar La Paz es válido.

    ResponderEliminar
  36. Considero que la firma de un acuerdo de paz con la FARC eventualmente no va a terminar el conflicto y por tanto no significara la paz para Colombia debido a que las FARC no son el único actor armado por lo cual se va a producir un efecto globo con el cual los demás grupos van a retomar lugares actualmente dominados por la FARC.

    ResponderEliminar
  37. Partimos de la base de que la violencia que ha engendrado la FARC sobre el territorio colombiano, ha sido quizá el mayor problema que hemos padecido los colombianos en los últimos años, por lo anterior a mi parecer los puntos tratados son vitales para que cese el conflicto armado y como resultado Colombia tenga una tranquilidad y pueda satisfacer los derechos fundamentales a aquellas personas que de fondo han sido víctimas de tal conflicto; claro esta que los acuerdos deben ser autocompositivos y en este caso lo que se prentende debe estar avalado por ambas partes.

    ResponderEliminar
  38. Qué bonito sería ver la paz en mi país, pienso que sería algo muy lindo (pienso, porque nunca lo he vivido, lo imagino), creo que hay que intentarlo por cualquier forma posible. Una pena es que se utilice algo tan bello como la búsqueda de la paz para buscar la "victoria" en unas elecciones, a mí sí me da tristeza ver cómo los famosos diálogos son usados para ganar voticos, y no, Juan Manuel no es la persona idónea para hablar de conversaciones, si él fue Ministro de Justicia buscando la paz con la guerra, y muy bien que se le veía, lo que pasa es cada día nos demuestra que es un camaleón, cambiando de color e intentando meterse donde más cómodo se encuentre; yo no le puedo creer a un tipo que llegó al poder hablando de buscar la paz con las armas y que al llegar cambiara mágicamente de idea, defraudando a los que lo eligieron (entre los que gracias a Dios no estoy yo). No tiene usted que haber votado por Santos para darse cuenta de que le falló al país, ese que ignorantemente lo eligió para una cosa, pero que él hizo otra totalmente distinta. Soñemos con la paz, pero que no queden impunes tantos crímenes.

    ResponderEliminar
  39. Excelente discurso de por parte del presidente de la república.pero en mi sobrestimado concepto pienso que Juan manuel santos toca este tema con mucho optimismo y con un leve toque de sencillez que no es debido para tratar un tema tan polémico y que ha sobrellevado colombiano por muchos años por lo tanto diría que las negociaciones del gobierno nacional con las FARC es y seguira siendo mas complicado y tardío a como lo plantea el gobierno.

    ResponderEliminar
  40. A mi juicio, lo que el Presidente quiere hacer no es malo, ya que como él mismo lo dice es una gran oportunidad, una posibilidad de lograr la paz, porque si no se ha podido conseguir la paz con los modos que han venido haciendo, quizás charlando con los miembros de las FARC se pueda lograr algo, y así acabar con el conflicto interno en Colombia que parece eterno. Hay que hacer algo diferente, como dicen, si quieres resultados diferentes pues camina distinto.

    ResponderEliminar
  41. Primero un excelente discurso presentado por nuestro presidente, bien elaborado, muy interesante; lo único que tiene de malo es la credibilidad de su expositor, no tiene la mejor imagen alguien que antes resolvía conflicto con guerra y ahora que se encuentra en el centro de atención (buscando una reelección) busca lo "mejor" para nuestro País.

    ResponderEliminar
  42. En este discurso el presidente nos habla con optimismo de lo que se llevara a cabo en el proceso para lograr la paz y que según el probablemente suceda. Nos llena de ilusiones y nos hace pensar que esta ves nada quedara en palabras.

    ResponderEliminar
  43. Las Farc negociando, una dizque guerra, que ya se volvió necesaria para el estado al sacar dinero que sirve para "mejorar la seguridad". El problema de Colombia históricamente no son las Farc. Son el montón de indiferentes que vemos todo lo que pasa como algo natural, me incluyo, porque ya me parece tan normal, ver que a alguien lo atraquen, o hasta que maten y torturen. Y hasta que no le pasa algún familiar, no reaccionamos,y queremos vengarnos por todo lo que hicieron, y que los maten y los metan preso los bombardeen y cosas así. Es el pensamiento errado de todo colombiano, la venganza.

    Hay que ver esto como la alternativa para acabar tanta violencia, producida por este grupo, y que se diga que en Colombia si hay oportunidades para los que piensan diferente, que no los exterminen, y que si pueden y tienen ideales, simplemente que se lo expresen al pueblo de una forma correcta, sin pistolas ni machetes, sin el polvo blanco como dinero. Me duele saber que por estar pendiente de lo que hacen y dejan de hacer las Farc, dejemos a un lado a los asesinos ..(para no decir una mala palabra)de las Bacrim, sigan haciendo toda la porquería que hacen por el país, dejando con miedo de salir normalmente a todos nosotros, y con ese pensamiento tan absurdo que todos tenemos "No dar papaya". Esos son terroristas hasta peores que las Farc, se les tendría que caer con todo el peso de la ley, porque ellos delinquen simplemente por el lucro. No digo que las Farc no lo hayan hecho. Pero estos son tan descarados que matan y matan hasta a nuestros civiles y todos sabemos que lo hacen es para ellos tener más plata y todo, aunque la pobreza y las pocas oportunidades den como resultado este flagelo, estoy seguro que la gran mayoría de estos lo hacen por gusto y amor al dinero.

    Aunque me alejé del tema un poco, pienso que con el fin de la guerra contra las Farc, la ofensiva total sería contra los descendientes de los carteles que tanto daño nos han hecho. Ojalá podamos ver el país libre de tanto mal. Y el gobierno o quien sea luche pa acabar la pobreza, que es la causa de todo este de lo que estamos hablando.

    ResponderEliminar
  44. muy lindas las palabras del presidente, pero sigo creyendo que la paz mundial es una utopia.

    ResponderEliminar
  45. Todos los colombianos deseamos la paz, pero
    cuesta creerle a la FARC, a cambio de que querrán dejar sus armas?. Es difícil
    imaginar la paz en Colombia, pero no imposible. Una guerra de la cual somos
    herederos y que lastimosamente compartimos con nuestros padres y abuelos nos ha
    hecho sentirnos como frustrados y como un país destinado a matarse. Ojalá,
    que este sea un diálogo de paz, honesto, sincero y duradero. Colombia, merece
    vivir en paz y con justicia social para el progreso de todos sus habitantes.

    ResponderEliminar
  46. Lindas palabras pero son eso PALABRAS cuando van a aprender nuestros queridos gobernantes que ya estamos cansados, ya no mas de impunidad, de muertes, desplazamientos, ya estamos cansados de que jueguen con las esperanzas de un país afligido y torturado, que no ha visto en su historia un vestigio de paz, debemos ser conscientes de que la paz no se acaba con el simple hecho de sentarse a dialogar con el enemigo, recordando el suceso del que ninguno se deberia olvidar, la famosa silla vacía, se les brindo una oportunidad y osadamente se dieron un lujo de dejar al gobierno mal parado. Entonces ellos ahora quieren paz, bueno que den el primer paso, dejar de hostigar al pueblo colombiano y entender el dolor de las familias colombianas.

    ResponderEliminar
  47. Muy bonitas las palabras del presidente Santos, pero de todo esto ¿ qué quedará solamente en palabras?, porque también considero que hay que tener presente las promesas que éste hizo años atrás; como cuando prometió reparar las víctimas de todas las violencias, y al estar finalizando su gobierno no ha devuelto las tierras del uno por ciento de las personas que las pidieron, y un ejemplo más cercano, nos prometió la paz en meses, la reforma a la justicia, que bien dijo que iba a ser una justicia " ejemplar para América", la reforma educativa, tan buena fue que bajamos 10 posiciones en las pruebas PISA. Estas y otras promesas que al parecer quedaron en nada son las que le dan respaldo al pueblo colombiano para volver a confiar en su presidente?; todos queremos la paz pero... ¿ a que costo ?

    ResponderEliminar
  48. De acuerdo con la tematica y metodologia porque no podemos seguir enfrentados colombianos con colombianos, es hora de darle fin a una guerra que perdio su ideal hace tiempo !

    ResponderEliminar
  49. A mi parecer los diálogos de paz no se materializaran a corto
    plazo y mucho menos hoy día, puesto que, se tendría que terminar con un régimen
    monopolista plagado de intereses múltiples
    que ha implantado en el estado colombiano desde tiempos pasados.
    Un régimen que poco le importa que se llegue a un acuerdo entre las FARC y el
    gobierno, lo que importa es persuadir y engañar a todo una sociedad inocente e
    ignorante- porque muchas veces ni los mismos ciudadanos saben lo que quieren-
    todo ello producto de un gobierno
    manipulista e individualista.

    Pienso que si se quiere lograr una paz real se debe empezar en derrumbar
    un régimen codicioso caracterizado por un gobierno malintencionado y desviado
    de su verdadero ideal el cual es garantizar a sus ciudadanos una multiplicidad de
    privilegios que por ley están estipulados con el fin de convivir en un ambiente
    armonioso, equitativo y PACIFICO

    ResponderEliminar
  50. Llevamos un conflicto de medio siglo que ha dejado muchas consecuencias nocivas para la población civil colombiana. El actuar de la parte beligerante del Estado, o sea las fuerzas militares, también son actuaciones que causan detrimento al Estado porque les produce costas en cuanto a su mantenimiento y a las pérdidas generadas por la lid que llevan contra los grupos armados ilegales. Por eso estoy de acuerdo que en Colombia la próxima revolución sea de lápices', es decir, una transformación educativa que modifique sustancialmente a la sociedad colombiana. Pero antes de esto se necesita una paz para que la revolución de lápices logre contribuir directamente con la armonía social. Discrepo con muchas personas acerca de sus cuestionamientos por el proceso de paz que se está llevando a cabo, puesto que no es un acuerdo que se soluciona en pocos días, amén de que ni por más plomo que dimos en los 8 anteriores a éste, no se logró acabar con los pilares prolíficos del conflicto. Es válido buscar La Paz por otras vías , porque ya por la violencia lo hemos intentado pero no hemos podido.

    ResponderEliminar
  51. Con todo el dinero que mueven las armas, el narcotrafico y el microtrafico pensar en la paz me produce un tantito de miedo la verdad.

    ResponderEliminar
  52. Los unicos que viven en paz son los animales, los humanos todavia no hemos podido por lo menos saborear un poco de esa ilusion

    ResponderEliminar
  53. Bueno ese acuerdo ya esta firmado, Colombia lo que necesita es darle educacion a los jóvenes del área rural y urbana, para que no tengan que coger en su vida un fusil, es un hecho que el pueblo necesita la paz, pero como vamos de que vale que hagan un acuerdo de paz, si lo que mas preocupa en la sociedad son los delitos cometidos por las bandas criminales y la delincuencia comun, y agregarle uno que resalta mucho, pero no en importancia, sino en verguenza y es la corrupción de la clase política, eso si que es un semejante problema, que tristeza que en Colombia se hurten 9 billones de pesos anuales, que pueden ser invertidos en otras cosas.

    ResponderEliminar
  54. La paz no se consigue Dialogando unas cuantas personas por que ese es un asunto que le compete a todo a un pais. La paz es el camino hacia una felicidad integra.

    ResponderEliminar
  55. Seguramente podremos decir infinidades de cosas al respecto: que la guerrilla no muestra intenciones reales de paz , que el presidente ha cedido mucho y que no se le puede dar un trato benevolo a estas personas que tanto daño se le ha hecho al pais, pero antes de cegarnos rotundamente a esta posibilidad de finalizar el conflicto pienso que seria bueno intentarlo con responsabilidad pero tambien siendo conciente de que no solo es necesario que la guerrila y el gobierno se pongan de acuerdo, sino cambiar de mentalidad y no ser complices de la corrupcion que tanto daño le hace al pais.MARIA NELLY VEGA

    ResponderEliminar
  56. Totalmente de acuerdo, la indiferencia y la pobreza son el soberano.

    ResponderEliminar
  57. Quiero ser extremadamente positiva, quiero creer que las palabras del PDLR son honestas y que salen desde sus más profundos deseos para con el País, y de verdad lo estoy pensando y creyendo. Pero la parte cuerda que hay en mi me aterriza de la forma más abrupta y me recuerda sus múltiples desaciertos en el Gobierno que ha tenido la oportunidad de dirigir, sin embargo, yo creo
    fielmente que algo está pasando en Colombia, hay una atmosfera diferente, la
    gente se está levantando de su hibernación para descongelar sus pensamientos y su poder, parece que el sol brilla para los que queremos un cambio, suena realmente utópico, no me reconozco al decir esto, pero los Colombianos tienen un corazón distinto al de otros, somos una especie de humanos diferente, nosotros queramos o no, le vemos el lado positivo a todo, el chiste a lo trágico, y creo que ese optimismo un día nos llevara lejos y de alguna forma producirá un efecto positivo en todo nuestro país. Quizás mi volátil mente, siempre tan influenciable ella, se ha dejado llevar hoy por unas palabras bonitas, pero no voy a parar de pensar jamás que podemos ser como queremos ser, el cambio empieza por cada uno, al menos lo estamos intentando ¿no?, yo creo que sí... que sería de la era tecnológica si Steve Jobs no se hubiera levantado de ese sofá oscuro aquel día, seguramente algo distinto, pero hasta hoy ha sido bueno. Así que Colombianos, un pensamiento positivo atrae a otros, pero una acción positiva causa impacto, Actuemos más.

    ResponderEliminar
  58. yo aun no entiendo como hay personas que no quieren la paz, yo la quiero, Colombia la necesitaa costa de lo que sea tantas victimas muertos desplazados que quizas no nos han tocado en carne propia ademas algun ataque pasa nos asombramos pero no decimos mas nada y queda alli un ataque mas pero no nos ponemos a pensar que si la paz se firma tendremos un pais mejor. ustedes me diran es que las farc siguen atacando para mostrar que ellos debilitados no estan solo quieren la paz para mejorar al pais para mostrar ese lado a las personas demostrar que ellos estan es para mejorar que quieren hacerlo y no que solo lo hacen para quedar impunes desde que yo naci jamas he estado en paz ni un solo dia pensando siempre en que puede pasar algo a cualquiera me gustaria mucho hacerlo creo en este proceso y es lo mejor que le puede pasar a nuestro pais

    ResponderEliminar
  59. Cuando saliendo de la ciudad de Liverpool, Inglaterra, Gerard Conlon se dirigía a Londres, el Reino Unido vivía quizá una de las crisis sociales mas complicadas de su historia. El IRA aterrorizaba, el gobierno inglés reprimía y el racismo acababa por ponerle la cereza al pastel. El hooliganismo se sentía mas que nunca, el poder de la policía cual Gestapo era latente, el odio entre regiones del mismo Reino (Manchester y Liverpool, mancunians y scousers) era como una lanza que desangraba la sociedad. Las tragedias de Heysel y Hillsborough, la injusta condena a los Siete de Maguire, Margaret Thatcher, etc. Cuando uno se para a pensar que el desarrollo de una política social tiene una marcada base psicológica en ese "toma y dame" totalmente contradictorio del mundo cristiano occidental, es cuando puede entender que las masas se mueven bajo impulsos, que hay un yo malo en cada uno de nosotros, parece como si pudieramos vivir dentro del estudio de Zimbardo: El Efecto Lucifer y sentir la hipocresia que no tiene un animal. Vamos, que lo que mas nos gusta es mirar al otro como inferior o humillarlo. Está en nuestra sangre. Está en nosotros. Lo altruista es y será, siempre, provocar un cambio sin exaltar la violencia. No, es que aquí no se trata de venganzas, no puede ser que Colombia, con niveles tan bajo de educación, esté mejor parada que el resto de países que han vivido el paso de la guerra a la paz. El Presidente Santos es tan malo como los peores, pero su tono pasivo, su política de escuchar, de no ofender, de expresarse con calma, aporta. Y si Juan Manuel Santos es el costo de la paz, entonces la paz cuesta demasiado, pero mejor cueste demasiado e hipotecar el orgullo a pasar 50 años mas bajo balas.

    ResponderEliminar
  60. Desde mi perspectiva, la paz será un anhelo más...
    Todo pasa, todo termina, el mundo nos pasa por encima y a fín de cuentas nada ha pasado. Hemos salido de las más grandes guerras y resta decir que la busqueda incansable de la paz jamás se conseguirá, porque si así fuere hace tiempos la hubiesemos obtenido con tantos proyectos que al respecto se han manifestado...

    ResponderEliminar
  61. A mi parecer lo anterior no quedará si no en un simple
    discurso más de los miles y miles que nuestros mandatarios han hecho. Para
    conseguir la paz.... conseguir la paz es muy difícil!!! y sobretodo con los
    altos índices de pobreza en los que se ve tristemente envuelto nuestro país...
    yo me imagino que es posible alcanzar la paz, porque no quiero ser del todo
    pesimista, pero realmente es un objetivo que debe ser alcanzado con mucha unión
    y vivimos en un país de muchas diferencias y es por esto que si realmente es
    posible alcanzar la PAZ... esta está bien lejos... como bien lo dice
    nuestro señor presidente: ¨Tenemos
    que unirnos todos para hacer que el sueño de vivir en paz se convierta por fin
    en una realidad¨, unirnos? Una sociedad tan clasista? Una sociedad en la
    que te respetan por los millones que tienes, y en la que te marginan por lo
    poco que tienes. Una sociedad en la que soy más que tu porque vivo en estrato 6
    y tú vives en estrato 1? ... La paz, es difícil conseguirla. Pero
    esperamos algún día esto se haga realidad!

    ResponderEliminar
  62. Si duda alguna, sería maravilloso que esas palabras se plasmaran en la realidad, se que muchas personas han comentado diciendo que será algo imposible, que no se lograra la paz, pero, debemos creer en lo imposible, las personas que creyeron alguna vez en lo imposible, han sido las que han logrado grandes cosas y grandes cambios, si somos realistas nos vamos a estancar y no avanzaremos; a mi parecer la solución del conflicto no está en ningún pacto o dialogo, a mi parecer está dentro de los sentimientos de todos, dentro de la razón o como quieran llamarlo, debemos atrevernos a cambiar la realidad, mas no a adaptarnos a ella. Si existe la paz y si se puede cumplir, pero no es la medida correcta, un "trato" mas con ellos no servirá de nada, una reflexión dentro de cada uno quizá si sirva de algo; no digo que será fácil, pero como dijo alguien muy sabio un día: "no te propongas construir un muro, mas bien, proponte a ti mismo colocar cada día un ladrillo de la forma mas perfecta posible hasta terminar", quiero decir con esto que todo lleva su tiempo y sacrificio, hay mucho por hacer y corregir, manos a la obra.

    ResponderEliminar
  63. Si duda alguna, sería maravilloso que esas palabras se plasmaran en la realidad, se que muchas personas han comentado diciendo que será algo imposible, que no se lograra la paz, pero, debemos creer en lo imposible, las personas que creyeron alguna vez en lo imposible, han sido las que han logrado grandes cosas y grandes cambios, si somos realistas nos vamos a estancar y no avanzaremos; a mi parecer la solución del conflicto no está en ningún pacto o dialogo, a mi parecer está dentro de los sentimientos de todos, dentro de la razón o como quieran llamarlo, debemos atrevernos a cambiar la realidad, mas no a adaptarnos a ella. Si existe la paz y si se puede cumplir, pero no es la medida correcta, un "trato" mas con ellos no servirá de nada, una reflexión dentro de cada uno quizá si sirva de algo; no digo que será fácil, pero como dijo alguien muy sabio un día: "no te propongas construir un muro, mas bien, proponte a ti mismo colocar cada día un ladrillo de la forma mas perfecta posible hasta terminar", quiero decir con esto que todo lleva su tiempo y sacrificio, hay mucho por hacer y corregir, manos a la obra...

    ResponderEliminar
  64. pienso que el señor presidente no esta teniendo en cuenta muchos otros aspectos a la hora de intentar llevar a cabo un proceso de paz, ya que para que exista un verdadero cambio y una verdadera paz en el país, es necesario que se empiece a trabajar desde el mismo pueblo colombiano en especial las victimas ya que estas son generadoras de resentimiento, lo cual solo va a generar mas violencia aunque este representada de otra forma, desde mi punto de vista, el señor presidente Juan Manuel Santos debe empezar generando conciencia dentro de país antes de llegar a negociaciones estériles dentro de la habana.

    ResponderEliminar
  65. Verdaderamente se espera lo mejor de nuestro país, se espera salir librado de la tormenta que sopla en nuestra nación , pero sobre todo se esperan un cambio. Las palabras de el presidente juan Manuel santos han de ser muy inspiradoras y nos motivan ademas a ser parte de este cambio, de todos depende la creación de una Colombia mejor, podemos ser nosotros los creadores de la paz.

    ResponderEliminar
  66. tanta palabrería fastidia, en serio las personas creen este cuento?... me dirán negativa, incrédula, pero no estoy para nada de acuerdo con esa manifestación del Señor Santos buscador de la reelección de este país para seguir vendiendo a Colombia. tiene tanto a su favor por el discurso que maneja logrando conmover a las personas, aprovechándose de su dolor y de lo que sufren a consecuencia de esta guerra estúpida, tener a los sanguinarios esos dándole los grandes lujos deja mucho que decir, admito que son unas personas muy inteligentes, poseen un conocimiento amplio de la realidad del país y están en contra de eso, pero así mismo son unos brutos, animales, que no les tiembla la mano al acabar con la vida de inocentes que nada tienen que ver con este conflicto.

    ResponderEliminar
  67. la alocucion del sinverguenza mas grande que tiene el pais, al cual nosotros llamamos presidente, esta empeñado en terminar un conflicto que lleva decadas y ha desangrado al pais como ha un herido de arma blanca en su pecho, cuando el mandamas de la nacion nos pinta un estado color de rosa como noruega, a los ciudadanos esa idea nos pasa facilita, lubricada por las utopia que nos propone el presidente, pero en realidad esta colombia preparada para vivir un post-conflicto, parece que la educacion de nuestros niños y jovenes quedo en un segundo plano y hoy casi medio pais se muere de hambre, aplausos para el proceso de paz y para nuestro presidente.

    ResponderEliminar
  68. A mi parecer los diálogos de paz no se materializaran a corto plazo y
    mucho menos hoy día, puesto que, se tendría que terminar con un régimen
    monopolista plagado de intereses
    múltiples que ha implantado en el estado colombiano desde tiempos
    pasados. Un régimen que poco le importa que se llegue a un acuerdo entre las
    FARC y el gobierno, lo que importa es persuadir y engañar a todo una sociedad
    inocente e ignorante- porque muchas veces ni los mismos ciudadanos saben lo que
    quieren- todo ello producto de un
    gobierno manipulista e individualista.

    Pienso que si se quiere lograr una paz real se debe empezar en derrumbar
    un régimen codicioso caracterizado por un gobierno malintencionado y desviado
    de su verdadero ideal el cual es garantizar a sus ciudadanos una multiplicidad de
    privilegios que por ley están estipulados con el fin de convivir en un ambiente
    armonioso, equitativo y PACIFICO

    nota: el comentario que es igual a este es mio pero por un error no me lio a mi nombre sino el nombre de guest

    ResponderEliminar
  69. sencillamente no creo en la existencia de una paz; siento que los grupos al margen de la ley cada vez se fortalecen más; además no los visiono firmando un proyecto que creo solo es una perdida de tiempo.

    ResponderEliminar
  70. muy buenas palabras para ser verdad, no creo en la paz de una persona corrupta, no ceo en una paz donde los grupos al margen de la ley cada vez crecen y se fortalecen con la ayuda del mismo gobierno

    ResponderEliminar
  71. QUIEN GARANTIZA UNA COSA? QUIEN GARANTIZA LA OTRA?
    NO HAY QUE VER A ESTOS GRUPOS TERRORISTAS COMO ALGO GRANDE AQUÍ LO MAJESTUOSO Y GRANDE DE VERDAD TIENE QUE SER LA SOLUCION ANTE ESTE PROBLEMA Y LLEGAR A ALCANZAR LA TAN ANHELADA PAZ

    ResponderEliminar
  72. que colombia tenga templanza? yo diria que la templanza deberia tenerla el ya que es quien esta al mando del pais el jefe del estado..pero como encontramos a paz si en el mismo gobierno estan infiltrados ellos los paramiitares, narcos y todo lo que se derive de ellos...se que algun dia encontraremos la tan anhelada paz mucha fuerza y optmismo

    ResponderEliminar
  73. Es un proceso de paz muy necesario en nuestro país, ya que una muy buena manera de acabar con tantos puntos de violencia que marcan un margen en nuestra realidad del país. los conflictos son mejor solucionarlo a través del dialogo para así tratar de llegar a un acuerdo, la guerra armada no es la solución depronto si pero esto acarraria mas victimas mas muertes para este gran problema que lleva en nuestro país mas de medio siglo. hay que ser optimista y velar por el buen futuro de nuestra gran y querida nación. hay que apoyar y ser parte de este gran avance.

    ResponderEliminar
  74. La paz que nos presenta el señor presidente nos permite idealizar una colombiano mejor , pero a que precio? Si nos damos cuenta colombiano pasa por una situación terrible en materia de seguridad y si seguimos así no tendremos un lugar seguro para poder estar y vivir en tranquilidad.

    ResponderEliminar
  75. Como si fuera asi de bonito. Atras de todo este discurso hay mas interes personales , politocos y enconomicos que un verdadero interes social en llegar a la tan anelada paz. Este gobierno nos cree tan tontos y nos quieren engañar a todos ilusionandonos con el sueño de una colombia en paz pero a costa de que? De impunidad? olvidando todas las masacres y actos terroristas que este grupo ha realizado durante tantos años y que aun realiza estando en "conversaciones de paz". No creo que esta sea la forma de conseguir una colombia en paz.

    ResponderEliminar
  76. Nadie a pensado en el conflicto que posteriormente se puede dar en liderazgo de las familias maltratadas; me parece un poco estupido pensar que en pais existira la paz cuando el estado hace abandono de muchos territorios , y donde los hijos y los padres se asesinan diariamente SEAMOS REALISTAS...

    ResponderEliminar
  77. Estoy de acuerdo con usted señor presedinete tenemos que unirnos. pero sabe algo la paz no solo se lacanza firmando en unos documentos y digo tenemos que unirmos porque se se llega a un acuerdo de paz lo que vendra sera mayor "EL POSCONFLICTO". Hay que capacitar a las personas hay que abrirles puertas e incentivarlos hay que hacer muchas cosas pero sobre todo que distribuir bien los recursos para satisfacer las necesidades de las personas. Se debe invertir mas en educacion para que las personas no vean en la delincuencia una oportunidad para sobrevivir

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui:

Entradas populares de este blog

Algo muy grave va a suceder en este pueblo- Gabriel García Marquez

Cuento contado por García Márquez en un congreso de escritores.) Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo. Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: -Te apuesto un peso a que no la haces. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta: -Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo. Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, …

UNA FAMILIA -BOTERO