lunes, 21 de enero de 2013

Publicado por Katerine Hernández | File under : , ,


Si se nos hubiera propuesto deliberar sobre algún asunto nuevo, yo hubiera esperado a que hubiesen expuesto su parecer la mayoría de los oradores. De haber estado de acuerdo con sus opiniones, habría guardado silencio; en caso contrario, habría procurado manifestar la mía. Mas como ahora vamos a considerar asuntos que ya han discutido en repetidas ocasiones los oradores, me atrevo a suponer que alcanzaré vuestra benevolencia aun siendo el primero en subir a la tribuna. Porque si esos oradores os hubieran aconsejado tiempo ha lo que convenía, no tendríais por qué entrar de nuevo en deliberaciones.
Lo primero es, pues, varones atenienses, que no debéis desalentaros por la presente situación, por desesperada que os parezca; precisamente lo que en ella ha sido hasta ahora lo peor, es lo que mejor pinta para el futuro. ¿Cómo es esto? Si van mal los negocios es porque vosotros no habéis cumplido con vuestro deber, que si hubiérais cumplido y, a pesar de eso, fueran los negocios como van, no habría entonces ni esperanza de una posible mejoría.
Después, es menester que meditéis en lo que unos habéis oído contar y a otros os ha tocado presenciar personalmente, a saber, cómo, ostentando en épocas no muy lejanas tan formidable poder los lacedemonios, fuisteis capaces de manejar los asuntos tan honrosa, bella y convenientemente para la ciudad, que sostuvistéis contra ellos una guerra por defender la legalidad. ¿Que por qué saco a colación esto ahora? Para que sepáis, varones atenienses, y caigáis en la cuenta de que nada hay temible para vosotros si estáis prevenidos, mientras que nada tendréis de cuanto deseáis si no estáis sobre aviso. Que os sirvan de ejemplos, para confirmarlo, por una parte la victoria que alcanzásteis sobre el poderío lacedemonio con sólo estar atentos a lo vuestro, y por otra la insolencia de Filipo, que nos trae perturbados hasta el grado de no atender a lo que nos conviene.
Y si alguno de vosotros juzga que Filipo es invencible, porque contempla su enorme poderío y ve que nuestra ciudad no conserva ya aquellas fuertes posiciones, tome en consideración que antaño nosotros poseiamos Pidna, Potidea, Metona y toda la región circunvecina, y que muchos de los pueblos que ahora se han aliado con Filipo eran entonces libres y hasta preferían ser amigos nuestros. Si Filipo hubiera discurrido entonces como nosotros y hubiera juzgado que era difícil combatir a los atenienses, porque poseían tantas fortalezas en su propio territorio, en tanto él no contaba con aliados, no habría hecho nada de lo que ha hecho ni habría adquirido una fuerza tan grande. Pero él, atenienses, ha comprendido muy bien un cosa: que todas esas plazas son premios de guerra, indistintamente propuestos a todo el mundo, y que por ley de naturaleza los bienes de los ausentes corresponden a quienes van en su busca, y los de los negligentes a quienes se deciden a arrostrar penas y peligros.
Guiado por ese convencimiento lo destroza y lo domina todo, tanto los pueblos que ha subyugado con las armas como los que se ha ganado convirtiéndolos en amigos. Porque es un hecho que todos prefieren aliarse e ir a la par con aquellos a quienes ven preparados y decididos a hacer lo más conveniente. Pues bien, atenienses, si ahora queréis adoptar este principio ya que no lo habéis hecho antes, y cada uno de vosotros, en lo que atañe a su deber y en lo que podría ser útil a la ciudad, esta dispuesto a dejar todo subterfugio y actuar, contribuyendo quien tenga dinero, sirviendo en el ejército quien esté en edad de ello; en una palabra, si queréis depender de vosotros mismos y cada uno deja de esperar que él no tendrá que hacer nada y que el vecino lo hará todo por él, entonces, si el cielo lo permite, volveréis a tomar cuanto era vuestro, recobraréis lo que ha perdido vuestra negligencia y os vengaréis de Filipo.
Porque no vayáis a imaginaros que los triunfos le siguen como si fuera un inmortal, no. También hay, atenienses, quien le odia, teme y envidia, incluso entre aquellos que actualmente parece que le son más fieles; y todo aquello que se encuentra entre los demás hombres, hay que pensar que también se halla entre los que le rodean. Es cierto que todo esto está de momento oculto, por no saber hacia dónde volverse a causa de vuestra lentitud y vuestra debilidad, la cual, os digo, ya es hora que os la quitéis de encima. Atenienses, fijaos en la situación. Ese hombre ha llegado hasta tal punto de insolencia que no os deja ni escoger entre actuar o manteneros en paz; os amenaza, pronuncia discursos -según dicen, llenos de jactancia- y no tiene bastante con conservar lo que ha subyugado, sino que extiende continuamente sus dominios y nos rodea de cerca por todas partes, mientras nosotros vacilamos y nada hacemos.
¿Cuándo, pues, varones atenienses, haréis lo que hay que hacer? ¿A qué esperáis? ¡Por Zeus!, cuando haya verdadera necesidad. Mas lo que pasa ahora, ¿qué debemos suponer que es? Yo considero que, para los hombres libres, la necesidad más grande es la vergüenza por lo que está sucediendo. O bien respondedme: ¿qué cosa más nueva podría existir que esto: que un macedonio ataque a los atenienses y dirija la política de los griegos? ¿Ha muerto Filipo? ¡Por Zeus!, no, pero está enfermo. ¿Qué diferencia hay en ello para vosotros? Porque si le sucede algo, rápidamente daréis origen a un nuevo Filipo, caso de que sigáis prestando igual atención a las cosas, ya que éste se ha hecho poderoso no tanto a causa de su propia fuerza como a causa de vuestros descuidos. Aún más: si le pasara algo y la fortuna, que siempre tiene más cuidado de nosotros que nosotros mismos, os hiciera también ese servicio, sabed que si os encontraseis allí y vigilaseis la confusión general arreglaríais las cosas como quisiéseis. Pero, en la situación en que ahora estáis, ni aún en el caso de que las circunstancias os colocaran en las manos la ciudad de Anfípolis la podríais tomar, sin preparativos y sin orientaciones.
No insistiré más sobre la obligación de estar todos decididos a hacer con rapidez lo conveniente, porque os quiero suponer decididos y convencidos. En cuanto a la clase de preparativos que según mi opinión deben sacaros de la situación actual, la importancia del contingente, los medios de obtener dinero y las demás cosas para que os preparéis mejor y más rápidamente, también intentaré decíroslas; mas os pido una cosa: juzgar cuando lo hayáis escuchado todo, pero no os pronunciéis antes; ni si desde el principio alguien cree que os propongo un nuevo plan, que no me acuse de retrasar las cosas. Porque no son ciertamente los que dicen en seguida y hoy, quienes hablan más a propósito -ya que no podríais impedir lo ocurrido enviando ahora auxilios-, sino aquel que os indique la fuerza que es necesario aparejar, su importancia numérica y cómo podrá sostenerse hasta que nos hayamos puesto de acuerdo para acabar la guerra o hayamos dominado al enemigo, porque de esta manera no sufriríamos nunca más; ahora bien, creo podéroslo decir, no me opondré si otro presenta otra proposición. He aquí, pues, la importancia de lo que os prometo; los hechos pronto lo probarán y vosotros los juzgaréis.
Primeramente afirmo, atenienses, que es necesario armar cincuenta galeras, y que vosotros estéis en disposición de embarcar y navegar en ellas si fuera necesario. Además, reclamo que tengáis a punto galeras especiales para la mitad de la caballería, y los buques de transporte que sean necesarios. Esto es lo que estimo conveniente contra las súbitas incursiones de Filipo desde su país a las Termópilas, al Quersoneso, a Olinto y a dondequiera que sea. Tenemos que hacerle comprender que quizá vosotros saldréis de esta negligencia excesiva, como lo habéis hecho con vuestra expedición a Eubea, y antes, dicen, marchando sobre Haliart y finalmente, no hace mucho, hacia las Termópilas. Y de ninguna manera, aunque no hicieseis lo que os he dicho, puede tomarse a la ligera esta consideración: así, o bien le entrará temor al sabernos prontos -ya que lo sabrá perfectamente, pues hay gente que le cuenta todo lo que hacemos e incluso más de lo conveniente- y se estará quieto; y si no lo hace lo cogeremos desprevenido, ya que nada nos impide atacar por mar su territorio si a ello nos da ocasión.
He aquí las resoluciones que debéis tomar y los preparativos. que creo convenientes. Pero antes de eso afirmo, atenienses, la necesidad de tener a mano una fuerza que continuamente ataque y sujete. No me a habléis de 10,000 ni de 20,000 mercenarios, ni de esos ejércitos que sólo están en el papel; tiene que ser el de la República. Quiero un ejército que obedezca y siga a cualquiera, uno o muchos, este o aquel otro que elijáis como estratego. Y pido asimismo que se le dé lo necesario para subsistir.
Ahora bien, cómo va a ser este ejército y de qué importancia numérica, de qué se mantendrá y cómo se conformará a hacer lo que os he dicho, os lo diré y explicaré punto por punto. Hablemos de los mercenarios; y no hagáis lo que tan a menudo os ha perjudicado: creer que todo era menos de lo que hacía falta y decretar grandes cosas y a la hora de actuar no llevar a término ni las más pequeñas; al contrario, haced poco y gastad poco, y si resulta insuficiente, añadid. Pido que el contingente total sea de dos mil soldados, de los cuales pretendo que quinientos sean atenienses de la edad que os parezca bien y que sirvan un tiempo determinado, no largo, sino el que juzguéis más conveniente y sucesivamente. A más de éstos, doscientos soldados a caballo, de los cuales cincuenta por lo menos deben ser atenienses como los de infantería y que sirvan en las mismas condiciones. Después transportes para los caballos. Bien y ¿qué más aún? Dos galeras rápidas, porque es necesario, teniendo él marina, que también nosotros poseamos galeras rápidas, a fin de asegurar el transporte de las fuerzas. Y ¿cómo las sostendremos? Os lo diré y explicaré cuando haya demostrado asimismo por qué considero suficientes esas fuerzas y por qué pido que sirvan los ciudadanos.
Las fuerzas deben tener ese número, atenienses, porque de momento no estamos en condiciones de constituir un ejército que pueda enfrentarse en batalla con él, sino que para empezar la guerra tenemos que hacer Saqueos Y valernos de ellos. Por lo tanto, nuestro ejercito no debe ser demaslado grande, porque ni lo podríamos pagar ni mantener, ni tampoco por completo insignificante. En cuanto a los ciudadanos solicito que en el ejército haya cierto número de ellos, porque he oído decir que antes la ciudad mantenía mercenarios en Corinto bajo el mando de Polístrato, Ifícrates, Cabrias y otros, y que vosotros mismos hacíais campañas con ellos; y me han dicho que esos mercenarios, encuadrados a vuestro lado, vencieron a los lacedemonios igual como hicisteis vosotros junto con ellos. En cambio, desde que esas tropas extranjeras combaten sólo para vosotros, obtienen victorias sobre nuestros amigos y aliados mientras que nuestros enemigos han pasado a ser más poderosos de lo que sería conveniente; y se hurtan a las guerras de la República para hacerse a la mar contra Artabazes o a donde sea y el estratego les sigue. Es natural: quien no paga no puede mandar.
Así pues, ¿qué solicito? Que se quiten al estratego y a los soldados los pretextos de que se valen: pagadlos y poned a su lado soldados de casa que vigilen las operaciones. Ya que en la actualidad es ridícula nuestra manera de tomarnos las cosas: si alguien os preguntara: ¿Estáis en paz, atenienses?, tendríais que responder: ¡Por Zeus!, no, estamos en guerra contra Filipo. En efecto, ¿no habéis elegido entre vuestros conciudadanos a diez taxiarcas, diez estrategos, diez filarcas y dos hiparcas? Pues, ¿qué hacen estos hombres? Aparte uno, que hacéis enviado a la guerra, los otros, junto con los hiropeos, presiden las procesiones. Porque, igual que los fabricantes de figurillas, elegís a los taxiarcas y filarcas para el mercado y no para la guerra. Veamos, ¿no sería conveniente, atenienses, que los taxiarcas fueran elegidos de entre vosotros, y también el hiparca, y que los jefes fuesen de aquí, a fin de que el ejército fuera realmente de la ciudad? Y en cambio, ¿os parece bien que el hiparca elegido entre nosotros navegue hacia Lemnos, en tanto que la caballería que combate por la República está bajo las órdenes de Menelao? Y no lo digo por injuriar al hombre, sino porque en aquel lugar debería estar alguien elegido por vosotros, fuera quien fuese.
Quizá, a pesar de considerar acertadas mis propuestas, tendréis impaciencia para que sobre todo os hable del dinero y de su cantidad y de la manera de obtenerlo. Pues ahora lo precisaré: primero está el alimento: sólo en trigo para esas fuerzas se necesitan noventa talentos y algo más. Luego, para las galeras rápidas, cuarenta talentos y veinte minas mensuales, por nave: otro tanto para los dos mil soldados, contando con que cada uno cobre diez dracmas mensuales para gastos de manutención; luego, para los doscientos soldados de a caballo, contando a treinta dracmas cada uno, doce talentos. Y quien me diga que estas sumas le parecen pequeñas para mantener el ejército en campaña no tiene razón, porque yo sé muy bien que si se concede esto, el mismo ejército se procurará en la guerra, sin necesidad de inferir daño a ningún griego ni a ningún aliado, lo que le falte para completar el sueldo. Estoy dispuesto a embarcarme como voluntario con ellos, y a sufrir lo que sea, si las cosas no van y como he dicho. Seguidamente os explicaré de dónde saldrán los recursos que es menester que afrontéis (Lectura del proyecto de entradas).
Esto es, atenienses, lo que reflexionando, hemos podido encontrar. Cuando hayáis aprobado estas bases económicas, votad lo que os guste y ponedlo en práctica, a fin de no hacer contra Filipo una guerra sólo a base de decretos y cartas, sino también con obras.
Me hace el efecto, atenienses, de que vuestras decisiones a propósito de la guerra y del conjunto de los preparativos serían mucho mejores si tuvierais en cuenta la situación del país contra el cual debéis combatir y os fijarais en que Filipo gana la mayoría de las veces porque se aprovecha de los vientos y de las estaciones del año y da sus golpes esperando los estesios del invierno, cuando nosotros no podríamos llegar hasta allí. Por lo tanto, teniendo en cuenta esto, es necesario que no hagamos la guerra a base de expediciones de socorro, con las cuales siempre llegamos tarde, sino a base de un armamento y de unas fuerzas permanentes. Como lugar para invernar tenemos Lemnos, Tasos, Escíatos y las islas cercanas, donde hay puertos, trigo y todo lo que unas tropas necesitan. Y durante la época del año en que es fácil mantenerse cerca de tierra firme y los vientos no son peligrosos, no habrá inconveniente en acercarse a Macedonia y a los puertos comerciales.
De qué modo y cuándo serán utilizadas esas fuerzas, lo decidirá según la ocasión el jefe que vosotros les hayáis designado. Aquello a lo que vosotros toca proveer ya está anotado en mi proyecto. Si recogéis, atenienses, todo el dinero en primer lugar y preparáis después lo restante, los soldados, las galeras, la caballería, en resumen, toda una fuerza bien organizada, y la obligáis por ley a permanecer en el escenario de la guerra, y si vosotros mismos sois los administradores del dinero y quienes lo recogéis y pedis cuentas de su actuación al estratego, acabará ese continuo discutir siempre los mismos problemas sin hacer nada más. Y, por otra parte, atenienses, quitaréis a Filipo la mayor parte de sus ingresos. ¿Cuál es? Hace pagar la guerra a vuestros aliados, ya que captura y roba a todos los que navegan por el mar. Y, ¿qué más? Se acabará el tener que sufrir, porque no hará como en tiempos anteriores, cuando lanzóse contra Lemnos o Imbros y se llevó cautivos a vuestros ciudadanos o capturó nuestros bastimentos cerca del Geresto y recogió un incalculable botín, o desembarcó finalmente en Maratón y se volvió llevándose del país la galera sagrada sin que vosotros lo pudieseis impedir ni enviar socorros en el momento en que os lo hubierais propuesto.
Veamos, atenienses: ¿por qué creéis que las fiestas de las panaceas y de las dionisíacas se celebran siempre en fecha fija, tanto si los que se encargan de ellas mediante sorteo entienden o no; estas fiestas para las cuales se gasta más dinero que para ninguna expedición, y que comportan un trabajo y unos preparativos que no creo haya otra cosa en el mundo que exija más; y en cambio, todas vuestras expediciones llegan tarde: la de Metone, la de Pagases, la de Potidea? Porque para los festivales está todo reglamentado por ley y cada uno de vosotros sabe con anticipación quién será corego o gimnasiarco de la tribu, la fecha, quién ha de pagar, lo que hay que recaudar y lo que se debe hacer y nada se ha dejado por examinar ni por precisar. En cambio, en materia de preparativos militares, todo es desorden, falta de inspección e imprecisión. Por esto, tan pronto nos llega una noticia, instituimos los trierarcas, juzgamos los cambios de bienes y decídimos luego que embarquen los metecos y los libertos; después nosotros, y luego los sustitutos otra vez. Entonces, mientras se vacila así, se pierde lo que constituía el objetivo de la expedición, ya que perdemos en preparativos el tiempo que debíamos consagrar a la actuación; y las oportunidades no esperan nuestros retrasos ni nuestras evasivas y, por otra parte, las fuerzas con que creíamos contar durante este tiempo, comprobamos que no valen gran cosa en el momento de necesitarlas. Aquel hombre ha llegado no obstante a un grado de insolencia tal que ha enviado a los eubeos cartas como ésta (Lectura de la carta).
La mayor parte de lo que os he leído, varones atenienses, es verdad, cosa que no convenía fuera así porque tal vez no os plazca escucharla. Pero si todo lo que uno suprimiera en los discursos a fin de no entristeceros, fuera suprimido también en la realidad, haría falta hablar sólo para complaceros; pero si la amabilidad de las palabras, cuando están fuera de lugar, de hecho trae consigo su propio castigo, es vergonzoso engañarse uno mismo y, aplazando todo lo que es desagradable, entrar en acción demasiado tarde siempre; y no poder comprender ni esto: que los que conducen bien una guerra no han de seguir a los acontecimientos, sino adelantarlos y que, de la misma manera que se exige del general que dirija a sus hombres, los que deliberan han de dirigir a los acontecimientos, a fin de que se realicen sus decisiones y no se vean reducidos a correr tras los hechos consumados. Pero vosotros, atenienses, que poseéis la fuerza más importante del mundo, galeras, hoplitas, caballería y medios económicos, no habéis sacado hasta la hora actual ningún provecho en momento oportuno, ya que no os falta mucho para que hagáis la guerra a Filipo de la misma manera que los bárbaros dan puñetazos. En efecto, los bárbaros, cuando han sido pegados, se cogen siempre la parte dolorida, y si les pegan en otro lado, allí van rápidamente sus manos; en cambio, no saben ni piensan parar los golpes y ponerse en guardia. Vosotros obráis igual: si sabéis que Filipo está en el Quersoneso, mandáis socorros allí; si en las Termópilas, allá vais, y si está en otro lado, andáis arriba y abajo; y os dejáis manejar por él sin tomar ninguna iniciativa propia, ninguna decisión que interese para el curso de la guerra ni prever nada antes de los acontecimientos, antes de saber que la cosa ya está ocurriendo o que ya ha pasado. Y bien, eso tal vez os era permitido hasta aquí; pero llegamos al momento culminante y ya no es posible.
A mi entender, atenienses, me parece que algún dios, avergonzado por lo que ocurre en Atenas, ha lanzado a Filipo a esa actividad. Porque si él, una vez en posesión de lo que ha conquistado, acercándose a nosotros, hubiera querido permanecer tranquilo y no hubiese intentado nada más, creo que algunos de vosotros se habrían contentado con una situación de resultas de la cual nuestro pueblo sería tildado de infamia, cobardía y las afrentas peores. En cambio, ahora que emprende como siempre alguna cosa y aspira a más, si no cedéis definitivamente, tal vez os provocará. Me admira ver cómo ninguno de vosotros, atenienses, reflexiona y se indigna de ver que esta guerra fue comenzada para castigar a Filipo y al final resulta que es para que Filipo no nos destruya. En efecto, es evidente que no se detendrá si alguien no le cierra el paso. ¿Lo iremos consintiendo? ¿Os parece que si enviáis galeras vacías irá bien con las esperanzas que os han dado? ¿No nos embarcaremos en persona? ¿No saldremos, ahora, nosotros mismos a campaña, o por lo menos un contingente de soldados nuestros, ya que antes no lo hemos hecho? ¿No iremos con las naves contra su país? Pero, ¿dónde atracaremos?, preguntará alguien. Atenienses, la misma guerra, si la emprendemos, nos descubrirá los puntos débiles del enemigo. En cambio, de quedamos en casa, escuchando cómo se insultan mutuamente los oradores acusándose unos a otros, jamás tendremos nada de lo que necesitamos. Porque me parece que el favor de los dioses y de la fortuna combaten con nosotros allí donde se manda una parte de la ciudad cuando no la ciudad entera: pero allí donde mandáis un estratego con un decreto vacío y las esperanzas de la tribuna, no se hace nada de lo necesario: los enemigos ríense entonces de esta clase de envíos y los aliados tiemblan de miedo. Ya que es imposible, sí, imposible que pueda un solo hombre hacer nunca todo cuanto vosotros deseáis. Prometer y afirmar, acusar a éste y al otro, es posible; mas todo se ha perdido a consecuencia de esto. Pues cuando el estratego manda a unos miserables mercenarios que no cobran y aquí hay gente que tranquilamente miente sobre lo que hace, y vosotros, tomando como base lo que os reportan, decretáis lo que se os ocurre buenamente, ¿qué es lo que nosotros podemos esperar? ¿Cómo se remediará todo esto? Cuando vosotros, atenienses, tengáis soldados que al mismo tiempo sean testigos de las operaciones y, una vez vueltos a casa, jueces de la rendición de cuentas, de manera que no os limitéis a escuchar lo que os expliquen sobre vuestros intereses, sino que estéis allí para comprobarlo. En estos momentos llega a ser tan vergonzosa la situación, que cada estratego sufre dos o tres acusaciones capitales ante vosotros; pero frente al enemigo no hay uno solo que se atreva siquiera una vez a exponerse a la muerte én la lucha; prefieren la muerte de los cazadores de esclavos, de los ladrones de mantos, a la que les honraría; porque un malhechor ha de morir sentenciado, pero un estratego ha de hacerlo en combate con el enemigo. Entre nosotros, unos van diciendo que Filipo, con la ayuda de los lacedemonios, prepara la ruina de Tebas y la disolución de la Beocia; otros, que ha mandado embajadores al Rey; otros, que fortifica las ciudades de Iliria, y todos vamos de la aquí para allá dando pie cada uno a sus noticias. Pienso, atenienses, que Filipo se siente embriagado por la magnitud de sus éxitos y que en su imaginación sueña proyectos semejantes a éstos porque observa que no hay nadie que le pueda cerrar el paso y siéntese exaltado por lo que realizó hasta ahora; pero, ¡por Zeus!, no creo que haya decidido actuar en forma que la gente más insensata de nuestro pueblo sepa lo que se propone realizar. Ya que precisamente los más insensatos son quienes inventan las noticias.
Mas si, dejando a un lado esas noticias, nos fijamos en que un hombre enemigo nos va despojando de lo que nos pertenece y nos ha ultrajado por espacio de mucho tiempo, y que continuamente -cuando hemos supuesto que alguien actuaría por nuestra cuenta- ha terminado todo contra nosotros, que el porvenir depende de nosotros mismos y que, si actualmente no queremos combatir a este hombre allí, tal vez después nos veremos obligados a realizarlo aquí, si tenemos presente todo esto, tal vez nos decidamos a hacer cuanto convenga y nos dejaremos de inútiles discursos. Porque no se trata de indagar lo que ocurrirá, sino de saber qué es lo que va a sernos funesto caso de que no tomemos en cuenta la actual situación y no os esforcéis en hacer lo que es vuestro deber.
Yo nunca, en ninguna ocasión, hubiese deseado hacerme agradable diciéndoos nada de lo que no estuviera convencido que era conforme con vuestros intereses; de momento os he dicho con toda franqueza lo que pienso, sin disimular nada. Y de la misma manera que es conforme a vuestro interés escuchar los mejores consejos, también quisiera saber qué cosa gana con ellos quien los da, ya que me sentiría mucho más contento. En este momento, aún cuando desconozco qué resultados tendrá para mí mismo mi propuesta, convencido de todos modos de que serviré a vuestros intereses en cuanto la adoptéis, me he decidido a hacérosla. Pero, triunfe en todo lo que os parezca de mayor provecho para el Estado.

72 comentarios:

  1. Cuando un pueblo se une, une sus fuerzas, su inteligencia, y sus ganas de seguir adelante; ya sea para alcanzar una meta, para vencer las adversidades o para hacer valer sus derechos, lo pueden lograr; con esfuerzos, persistencia y sin importar los obstaculos que se presenten en el camino.
    Ademas que una persona que gobierna una nacion lo debe hacer pensando en el bien comun, de no ser asi el pueblo es quien tiene el poder en sus manos para acabar con esta gobierno que se ha convertido en una tirania, y asi buscar un gobierno en el que se lo mas importante sea el bien del pueblo.

    ResponderEliminar
  2. Pues en todo los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes por lo que esta desacuerdo de las insolencias de Filipo la cual no dejaba mantener en paz a los atenienses, debido a que era un gobernante muy dominante con su población y que nadie se atrevía enfrentarlo. Demóstenes considera que si los oradores aconsejaban a Filipo, maneras de un dominio conveniente para los intereses de la población y si no le tuviese miedo de enfrentarlo, estuvieran mas en paz y menos guerra.
    Si esto lo compararía con la actualidad seria el pueblo dominado por un gobernante, con el cual no todo el pueblo esta de acuerdo con su dominio y que no enfrentan por conveniencia,ejemplo: por las ayudas que el gobierno efectúa con la sociedad en general.

    ResponderEliminar
  3. OPINO QUE EN ESTE DISCURSO SE PERCIBE QUE EL DERECHO ES MAS ANTIGUO DE LO QUE CREÍAMOS,PUESTO QUE SE DEMUESTRA LA NECESIDAD DE UN HOMBRE DE DEFENDER SU PATRIA.CON EL SE INCITA A DEJAR EL CONFORMISMO AUN LADO Y EL MIEDO PARA LUCHAR POR NUESTROS INTERESES.DONDE UN ORADOR CON UNA PERFECTA PALABRERÍA VALGA LA REDUNDANCIA SACA A RELUCIR EL PENSAMIENTO DE QUE EL PODER DEBE ESTAR EN MANOS DE QUIEN LA MAYORÍA ELIJA. Y NO DE UN TIRANO CON SUERTE COMO LOES "FILIPO" Y QUE LOS PROBLEMAS HAY QUE SALIR A ENFRENTARLOS Y NO ESPERAR EL ATAQUE.
    AQUÍ SE MANIFIESTA EL DERECHO DE MUCHAS FORMAS;CON EL ANHELO DE JUSTICIA LA NECESIDAD DE DEMOCRACIA Y LA IMPORTANCIA DEL QUERER DE UN PUEBLO. A TRAVÉS DE LA DECISIÓN QUE ESTE TOME.

    ResponderEliminar
  4. Demóstenes en su discurso a Filipo de Macedonia promueve un conflicto bélico como único mecanismo para liberase de lo que el considera la tiranía de Filipo cuya conquista y dominación de las polis adyacentes a Atenas causa gran preocupación, pero me pregunto es realmente aceptada la manera que este orador plantea, dentro de su discurso el mismo acepta la negligencia del pueblo ateniense, y aunque realmente subyugador Filipo inicia un camino para recuperar la gloria griega después de la guerra interna y el acoso Persa y es realmente mas un acuerdo de las polis dar su libertad por la paz, así que si considero un error el deseo del orador de plantear una lucha contra quien aunque tirano es también el salvador.
    Muchas veces es necesario ser despojados de parte de nuestra individualidad o en el caso de Atenas ser despojados de aquello que por derecho le pertenece para así sobrevivir a veces simplemente es necesario entregar ea parte de ti para no fallecer y/o terminar en ruina.

    ResponderEliminar
  5. Este es un discurso muy interesante desde muchos puntos de vista, pero en esta ocasión me identifico más desde el punto de vista político puesto que Demontenes era un hombre de estado al que le preocupaba la suerte de su pueblo, planteando así soluciones para salir del yugo de filipo. En mi opinión Demontenes comienza muy bien su discurso, por que el empieza levantando los ánimos de los atenienses, para q no se dieran por vencidos al mismo tiempo también comparto la crítica severa q les dice por la falta de vergüenza que emplearon al permitir que filipo avanzara hasta tal punto en sus tierras. Gusto también de las soluciones planteadas por Demontenes, entre ellas, la concentración de mercenarios cerca de Macedonia para dificultar a filipo sus próximas conquistas y así su fortalecimiento.
    Las soluciones principales de Demontenes también las podemos ver en la actualidad "unidad y colaboración " necesarias para alcanzar con éxito cualquier cosas que nos propongamos.

    ResponderEliminar
  6. Puedo Observar que en este primer discurso de corte argumentativo y expositivo, Demóstenes expone su forma de pensar y su gran habilidad para hablar en público, sacando ventaja de su poder de convencimiento al incitar a su pueblo a no quedarse quietos en su afán de dirigir un ataque contra Filipo, Rey de Macedonia.
    Se trata de una trama muy interesante que nos permite ambientarnos sobre el conflicto y apreciar las soluciones que da Demóstenes por el Bien de su Pueblo.
    Finalmente espera que estas les sean útiles para ellos, puesto que un pueblo unido puede hacer valer sus derechos.

    ResponderEliminar
  7. Pues en todos los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes, por lo que estaba desacuerdo con las insolencias de Filipo, quien no dejaba mantener la paz en la población, debido a que era un gobernante muy dominante y a quien nadie se atrevía enfrentarlo por conveniencias mismas.
    Demóstenes manifiesta que si los oradores se atreviesen enfrentar a Filipo, de aconsejarlo para efectuar una manera de dominio conveniente para los intereses de la población, conservarían la paz.
    Si esto lo compararía con la actualidad, en cierta manera la población está atada a un gobernante y que por conveniencia no lo enfrentan ya que por las ayudas económicas que genera el gobierno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  8. Pues en todos los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes, por lo que estaba desacuerdo con las insolencias de Filipo, quien no dejaba mantener la paz en la población, debido a que era un gobernante muy dominante y a quien nadie se atrevía enfrentarlo por conveniencias mismas.
    Demóstenes manifiesta que si los oradores se atreviesen enfrentar a Filipo, de aconsejarlo para efectuar una manera de dominio conveniente para los intereses de la población, conservarían la paz.
    Si esto lo compararía con la actualidad, en cierta manera la población está atada a un gobernante y que por conveniencia no lo enfrentan ya que por las ayudas económicas que genera el gobierno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  9. Pues en todos los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes, por lo que estaba desacuerdo con las insolencias de Filipo, quien no dejaba mantener la paz en la población, debido a que era un gobernante muy dominante y a quien nadie se atrevía enfrentarlo por conveniencias mismas.
    Demóstenes manifiesta que si los oradores se atreviesen enfrentar a Filipo, de aconsejarlo para efectuar una manera de dominio conveniente para los intereses de la población, conservarían la paz.
    Si esto lo compararía con la actualidad, en cierta manera la población está atada a un gobernante y que por conveniencia no lo enfrentan ya que por las ayudas económicas que genera el gobierno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  10. Pues en todos los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes, por lo que estaba desacuerdo con las insolencias de Filipo, quien no dejaba mantener la paz en la población, debido a que era un gobernante muy dominante y a quien nadie se atrevía enfrentarlo por conveniencias mismas.
    Demóstenes manifiesta que si los oradores se atreviesen enfrentar a Filipo, de aconsejarlo para efectuar una manera de dominio conveniente para los intereses de la población, conservarían la paz.
    Si esto lo compararía con la actualidad, en cierta manera la población está atada a un gobernante y que por conveniencia no lo enfrentan ya que por las ayudas económicas que genera el gobierno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  11. Como se evidencia en este primer discurso la disputa política por la honra y el poder vienen desde tiempos inmemorables, Demóstenes veía a Filipo como una amenaza latente para toda Grecia. Ampliamente el primero incentiva y exhorta a todos los atenienses a que que se cuestionen sobre la falsa seguridad que tienen en Filipo y tomen armas. convenciendo a la población que este no es invencible y es el mayor enemigo contra la ciudad-estado.

    ResponderEliminar
  12. Puedo decir que el texto es muy interesante, ya que el desarrollo y objetivo del discurso realizado por DEMÓSTENES, resulta muy estimulante para las personas que presenciaron dicho evento y las que posteriormente tienen el placer de leerlo.
    A demás, se puede destacar la forma tan contundente con la que el autor exhorta al pueblo Ateniense para que asuma una posición mas seria y así poder afrontar el conflicto con su enemigo Filipo. Por otro lado, se evidencia un aspecto tan importante como lo es la democracia en la medida que DEMÓSTENES señala que es el pueblo quien tiene la facultad de decidir sobre los asuntos que les conciernen (la guerra).
    Por ultimo, puedo decir que el contenido del discurso tiene un alto grado de similitud con algunos capítulos del libro "El Príncipe" de Nicolas Maquiavelo, especialmente cuando se trata el tema de los mercenarios y la invitación a que emprendan la guerra para librar a su pueblo de la opresión por parte de un extranjero.

    ResponderEliminar
  13. Al punto, demóstenes quería inculcar al pueblo ateniense que debían cuestionarse de ciertas decisiones que tomaba filipo, en causa filipo tenia la mentalidad de fortalecer el imperio por medio de su poderoso ejercito, ahora como lo consiguió pues filipo siempre manifestaba y consideraba que era mucho mas que un orgullo ser parte del ejercito de atenas, como un principio dice demóstenes no se cuestionaban el porque o para que, de seguir la ideología de un rey como filipo solo con ansias de conquista y de características en su filosofía que lo hacían parecer un hombre muy radical, de manera que era así el poder del imperio que la mayoría de sus enemigos decidían aliarse (al parecer), que enfrentarse a ellos, considero causa de este pensamiento(Demóstenes) el resentimiento que tenia dicho rey hacia los persas, puesto que estos anteriormente le habían hecho mucho daño a los griegos, que luego de sus diferentes conquistas denominado imperio de macedonia.

    Bien, tengo algunos interrogantes como por ejemplo si todo el discurso fue totalmente de demóstenes o hubo partes en las que intervino filipo, de manera que puedo plantear dos posturas de demóstenes con respecto al discurso, pueden tildarse hasta de absurdas pero son las siguientes:

    1) Que el discurso halla sido netamente altruista con el fin de que los atenienses se cuestionaran sobre las decisiones que tomaba filipo.

    2) Que Demóstenes halla querido en un dicho momento tomar el poder haciendo ver a filipo como un mal emperador.

    Dudo un poco de la segunda pero me parece que tiene hasta lógica aunque en los últimos párrafos del discurso nos dice que filipo debe actuar con cautela y prioridad en relación a las otras naciones, de modo que no quería aparentar cobardía ante las demás y así mostrar un punto débil y dejar a el Estado en vulnerabilidad, de tal modo que los intimidaba en muchas ocasiones matando por medio de su ejercito mercenarios, ladrones.

    Para terminar, tengo mas que decir pero solo quería tocar lo esencial y esta parte que es muy importante y fue que el rey de los griegos "consideraba" mucha mas valiosa la muerte de un guerrero, que de un ladrón o de un mercenario, porque estos últimos ya mueren sentenciados pero nuestros guerreros murieron por la honra en la lucha en combate.

    Muchas gracias espero que les guste.

    ResponderEliminar
  14. Puedo resaltar varias ideas importantes que demóstenes manifestó y en ellas se expone la intención del discurso como lo fueron, la de motivar a los atenienses para que no se dieran por vencidos y no permitir que Filipo se siguiera apoderando de sus tierras al decir que “no debéis desalentaros por la presente situación, por desesperada que os parezca; precisamente lo que en ella ha sido hasta ahora lo peor, es lo que mejor pinta para el futuro”.

    también criticó a aquellos que subestimaban el poder de Filipo, y este con la magnitud de sus éxitos imaginaba apoderarse cada vez más de las tierras ya que él no veía a nadie capaz de cerrarle el paso.

    Demóstenes no veía unidad en la comunidad de los atenienses para poder derribar al monarca, la osadía de Filipo los tenia perturbados hasta el punto de no hacer nada al respecto para su beneficio y asi poder salir de la oprecion.

    ResponderEliminar
  15. Debo se diafano al afirmar que demostenes para esa epoca era el mejor orador y que daba ideas que manifestabn su compromiso con la politica es asi que en su discurso planteaba su posicion o concepcion en la cual debia estar el pueblo ateniente ante los mandatos de Filipo, tal como lo hace al principio del discurso, en la que los atenientes o helenos deben tomar una postura esceptica ante toda voluntad del gobernanre griego y otas en contra, de manera que en los ultimos parrafos del texto demostenes nos da a conocer que el comportamiento de Filipo se debe el odio hacia los persas, en causa de que estos habian cometido grave detrimento en Atenas y sus provincias de manera que si Filipo no demostraba ante las demas naciones un estado solido podia ser atacado y si lo demostraba y no hacia nada seria. Tachados de cobardes, luego asi puedo colegir con clara seguridad que Filipo imbuye una idea de gran poderen su ejercito para asi poder mantener un estado que luego se le consideraria un imperio.

    ResponderEliminar
  16. Debo se diafano al afirmar que demostenes para esa epoca era el mejor orador y que daba ideas que manifestabn su compromiso con la politica es asi que en su discurso planteaba su posicion o concepcion en la cual debia estar el pueblo ateniente ante los mandatos de Filipo, tal como lo hace al principio del discurso, en la que los atenientes o helenos deben tomar una postura esceptica ante toda voluntad del gobernanre griego y otas en contra, de manera que en los ultimos parrafos del texto demostenes nos da a conocer que el comportamiento de Filipo se debe el odio hacia los persas, en causa de que estos habian cometido grave detrimento en Atenas y sus provincias de manera que si Filipo no demostraba ante las demas naciones un estado solido podia ser atacado y si lo demostraba y no hacia nada seria. Tachados de cobardes, luego asi puedo colegir con clara seguridad que Filipo imbuye una idea de gran poderen su ejercito para asi poder mantener un estado que luego se le consideraria un imperio.

    ResponderEliminar
  17. Nuestro orador demóstenes, ejerce un papel muy importante y es el de dar a conocer muchas inquietudes que este tiene, es así que le hace conocer al pueblo griego que deben estos mismo preguntarse ¿porque? filipo manifiesta lo que se le apetezca y al parecer dicho pueblo no hace nada, ahora no es lo que mas se le apetezca si no lo que mas le conviene al estado o al futuro imperio de macedonia, me parece claro las razones por las cuales filipo fortalece por medio de un ejercito el imperio, es, aplicando el dicho "No solo ser si no parecer" que se sentía obligado a defender el imperio de la manera en que este debía adquirir territorio y así ganarse la fama de un gran conquistador al igual que su hijo, de esta manera las demás naciones o ciudades la mayoría no se enfrentaban a el, mas que todo se unían o se sometían a este, puesto que parecía imposible devastar a semejante imperio desde afuera.

    Haciendo una énfasis en lo que dijo mi compañero ariel aleman, demóstenes, pues claro que fue uno de los primeros sociólogos del derecho, porque hace ver al pueblo griego que deben preguntarse el porque de sus decisiones y también hacerse valer sus derechos.

    ResponderEliminar
  18. la anterior lectura trae consigo una serie de hechos que a comparación con la actualidad no es nada nuevo puesto que a lo largo de la historia está problemática ha existido.
    los hechos más representativos , la monarquía de Felipo y la iniciativa y estrategia de demostes través de la palabra para hacer valer sus derechos ,es ahí donde nace la importancia de la oratoria debido a que vemos la capacidad para convencer al pueblo y poder actuar ,es decir que las palabras conlleven a los hechos , siempre cuando se tenga un buen manejo lo cual se lleve a cabo un fin .
    concluyo con la admirable capacidad de demostenes para manejar la oratoria la cual es la base para se logré con hechos lo planteado .

    ResponderEliminar
  19. demóstenes por así decirle expresa en este discurso el ferviente nacionalismo que siente y el malestar que le es causado al ver como sus compatriotas son omniscientes ante algo que los perjudica. Para esto ha desarrollado un meticuloso plan que abarca todos los posibles puntos partiendo desde lo mas general hasta lo mas particular pero requiere para que sea efectivo el total apoyo tanto económico y físico de sus compatriotas.
    demóstenes lo que quiere es llamar la atención y hacer que las personas recapaciten, tienen que combatir un poderoso enemigo llamado filipo pero esto requerirá de grandes sumas de dinero para así poder tener un ejercito que si muy bien no es el mas grande tampoco sera una miseria, ademas ha desarrollado un tipo de estrategia militar el cual cree que puede ser la mas apropiada dadas las circunstancias en que se encuentra, es necesario que ademas de la contratación de mercenarios los griegos hagan parte de este ejercito ya que ellos son los que tienen mayor motivación a la hora de luchar.
    se puede decir que demóstenes abarca un tema que antes era muy superficial en su sociedad y que nadie quería tomar en serio pero vemos como este hombre se llena de valentía.

    ResponderEliminar
  20. Claramente, Demostenes en su discurso, demuestra su sabiduria al comienzo, resaltando que primeramente hay que escuchar todos los puntos de vistas ante cualquier situacion, para luego exponer los nuestros. De esa manera podemos sacar partido.
    La situacion era caotica, alguien que habia sembrado el terror y que habia sometidos a muchos pueblos, termino en despertar el descontento de unos pocos, pero esos pocos,a excepcion de uno, faltaban de valor y de emprendimiento para enfrentar a tan "poderoso enemigo".
    el orardor primero expone de manera clara cual es la situacion actual, posteriormente en un afan de terminar con la rebeldia, la jactancia y las iniquidades de Filipo, con las cuales habia logrado todo su poderio.
    En este orden de ideas, cuando se quiere cambiar alguna situacion, es necesario cambiar de aptitud, haciendo lo mismo, lo mas seguro es obtener lo mismo.
    Demostenes comprendio sabiamente, que el pueblo debia cambiar la forma de pensar y actuar, porque como la mayoria de muchas personas esperaban a que todo se solucionara sin ellos hacer nada, dejando su futuro a la merced de unos cuantos.
    la manera en que procedamos, determinara al final nuestro exito o nuestro fracazo, por tal razon, no es conveniente actuar con afanes y de manera insensata, sino mas mediante una analisis de causa-efecto, de forma organizada y necesariamente reglamentada, esto garantiza que conociendo las debilidades, los exitos y los fracazos de nuestro adversario, saquemos partida de la situacion.
    por ultimo, es interesante resaltar que Demóstenes, se enfoca en el trabajo en grupo, en esforzarse y ser valientes, en pensar en una libertad luchada y no en una cobardia ganada. Cuando organizadamente llevamos a cabo nuestros planes, luego de un estudio minusioso podemos facilmente, cambiar el destino de una historia.

    ResponderEliminar
  21. En caso tal, planteado el problema que sobrelleva Demóstenes a oídos atenienses; en primera medida se hace necesaria la evaluación del contexto en el cuál se refiere una guerra propuesta contra el máximo oponente según dichas fuentes históricas los atenienes han de tener hasta dicha época, sin siquiera estimar gastos en vida, dinero y cuanto fuese necesario para alcanzar una libertad hasta ahora efímera por el miedo que abarca no conocer el futuro y basarse siempre en secuelas del pasado que lastiman hasta los vestigios de un sueño truncado poniendo de escudo una ahnelada paz y un descanso merecido de los sufrimientos obsequiados por Filipo o bien por sus secuaces; y un próspero mañana sin aún pisar el campo de batalla.
    ¿Realmente es posible conformar tal ejército, construir semejantes navíos de guerra y obtener los recursos que fuesen necesarios a tiempo antes que Filipo quién dominando la mayoría de la partida a su favor puede terminar de derrumbar lo que resta de Atenas cuando le fuese placentero?
    Me cuestiono respecto a: Siendo tan excelentisimo estratega y pensador ¿Qué le impedía a Demóstenes iniciar la arremetida con antelación preparando a la polis griega a lo que se esperaba ocurriría, acaso su pueblo saldra del ignorante miedo de la noche a la mañana solo porqué él se los dicta?
    Opino no debía culpar solamente a sus compatriotas por negligencia, por el contrario como eminencia debería juzgarse a si mismo por no haber actuado antes; ¿Dondé estaba él cuando fue necesitado para llevar las riendas de Atenas y evitar lo que les urge extinguir?

    ResponderEliminar
  22. Pienso que Demóstenes es una persona con un liderazgo particular, no simplemente se basa en una guerra basada en la lucha y el uso de la fuerza como base sino también un pensamiento racional como gran estratega, viéndose a si mismo y su ejercito de atenienses no como una minoría derrotada sino como una con gran potencial capaces de derrotar y mejorar a todos aquellos que en un principio habían dado por temerarios fáciles y que ahora veían como superiores. En mi parecer es un gran discurso ejemplo no solamente de superación para los militares sino también para todo aquel que lo lee y en el destaca que no siempre perder es sinónimo de inferioridad sino todo lo contrario de perseverar y enaltecer que si de una forma no se gano debe ser que se debe cambiar la estrategia utilizada cuando se perdió.

    ResponderEliminar
  23. Pues niego que este orador corresponda enteramente a la idea que pueda formarse de la elocuencia y que nunca deje nada que desear. Es el orador más completo de cuantos que han escrito; más no la elocuencia personificada, como he visto que afirman, ni el ideal de orador. Paso por alto los defectos que otros le notan, como el de no tener siempre un plan perfectamente claro, y el de andar a tontas y a locas, en lugar de seguir un orden metódico.
    Demóstenes en su primer discurso a Filipo promueve una disyuntiva generadora de manifestaciones insurgente o conflictivas como herramienta para liberase de lo que él llama la potestad o tiranía de Filipo sobre el manejo de las polis insinuadas a Atenas que deja una gran desaliento e inquietud. Los grandes discursos, para no estar compuestos con un arte ostensible a primera vista, tienen la verdadera unidad que no pueden reemplazar las más hábiles disposiciones de partes: quiero decir que todo se funda en una idea principal, de las que las demás sólo son preparaciones, desenvolvimientos y corolarios. Este orador se abandona a veces a valientes arranques o hace brillantes ideas; pero siempre y en todo se conoce que camina a una demostración, y que pinturas y arranques son argumentos y que contribuyen a la grande obra de la persuasión.

    ResponderEliminar
  24. A mi parecer existen dos puntos de vista en el discurso y es la posición tanto política como militar de Filipo y la posición filosófica y política de Demóstenes, comparando con mis otros compañeros unos plantean la importancia de Demóstenes en la sociología jurídica y es que desde hay es que quiero comenzar, puesto que he encontrado una función análoga, la cual me lleva a pensar que Filipo le importaba que tanto el imperio y su imagen se encontrara en una situación mas que estable, favorable, lo cual si lo comparo con demóstenes el buscaba claramente al igual que filipo el sostenimiento del imperio pero ya en diferencia a como consiguiera esa imagen filipo por parte del pueblo, filipo en muchas ocasiones no reconocía derechos con exactitud, luego aun así quería su bienestar (hacia el pueblo).

    Como muchos de mis compañeros han mencionado Filipo en su contexto debía tomar esas decisiones radicales como había dicho mi compañero Carlos Roa, porque si el tomaba ese tipo de decisiones era para el bienestar del imperio y no parecer ante los demás un estado Cobarde como plantea la lectura.

    Es así que me planteo este interrogante: ¿En la época antigua de verdad era necesario un Rey tan radical y en cierto sentido fuerte para que un imperio conviviera en paz?

    ResponderEliminar
  25. Veo a filipo como uno de los muchos ejemplos de grandes conquistadores que hubo en la antiguedad, pero en este discurso se distingue para mi demóstenes, al ser uno de los primeros en reconocer los Derechos a los griegos de que no deben hacer todo lo que les pida el Rey, que los griegos deben cuestionarse como lo han dicho muchos, pero en muchas comentarios han tomado un punto muy importante y es que filipo no hacia por gusto muchas de sus acciones que conllevaban a la perdida de soldados como en toda batalla, estos eran sacrificios que debía tomar el imperio para así mantener no solo su seguridad, si no también la reputación del imperio, es aqui donde entra Demóstenes y plantea que los griegos también tienen derecho a decir sus ideas y de no aceptar todo mandato que filipo ordenaba a su pueblo y es que hay es donde nace la sociología juridica no oficialmente pero si sus cimientos, porque tomaba fenómenos sociales, y los convirtio como se ha dicho en clase en una fuente de Derecho.

    ResponderEliminar
  26. Pienso que el imperio de filipo fue uno de los mas grandes de la epoca antigua, en consecuente el contexto le obligo a tomar decisiones fuertes como lo plantea el texto para que el imperio no se viera afectado, todo lo contrario sus hechos lo llevaron a la victoria, tanto, que los otros pueblos decidian que era mejor unirseles a el que enfrentarlos, su unico enemigo fue el persa, al parecer su rey no era mas listo que Filipo.

    Luego entra Demostenes, donde plantea que los griegos tambien pueden tomar sus propias decisiones porque al parecer Filipo de macedonia solo queria obtener sus fines como el de expander su imperio persa, lo cual no llego a suceder. Demostenes observo que todos esos fenomenos sociales solo provocaban daños en ciertas partes del imperio y es ahi donde nuestro orador manifiesta que los griegos tambien podian refutar descisiones, que en su momento tomo Filipo.

    ResponderEliminar
  27. Pienso que el imperio de filipo fue uno de los mas grandes de la epoca antigua, en consecuente el contexto le obligo a tomar decisiones fuertes como lo plantea el texto para que el imperio no se viera afectado, todo lo contrario sus hechos lo llevaron a la victoria, tanto, que los otros pueblos decidian que era mejor unirseles a el que enfrentarlos, su unico enemigo fue el persa, al parecer su rey no era mas listo que Filipo.

    Luego entra Demostenes, donde plantea que los griegos tambien pueden tomar sus propias decisiones porque al parecer Filipo de macedonia solo queria obtener sus fines como el de expander su imperio persa, lo cual no llego a suceder. Demostenes observo que todos esos fenomenos sociales solo provocaban daños en ciertas partes del imperio y es ahi donde nuestro orador manifiesta que los griegos tambien podian refutar descisiones, que en su momento tomo Filipo.

    ResponderEliminar
  28. Claramente Desmóstese en su discurso resalta como, el pueblo se dejaba manipularse por el tirano de Filipo, ya que ellos eran quienes podrían cambiar eso, para que el pueblo no siguiera sometido por el poder político. El discurso es interesante. ya que nos permite tener pleno conocimiento ,en diferentes aspectos que podemos relacionarlo con nuestro entorno social manifestando los avances que ha tenido el DERECHO y SOCIEDAD ya que tienen que ir modificándose debido a las necesidades de nuestra sociedad…gracias ¡!!opinion.

    ResponderEliminar
  29. Claramente Desmóstese en su discurso resalta como, el pueblo se dejaba manipularse por el tirano de Filipo, ya que ellos eran quienes podrían cambiar eso, para que el pueblo no siguiera sometido por el poder político. El discurso es interesante. ya que nos permite tener pleno conocimiento ,en diferentes aspectos que podemos relacionarlo con nuestro entorno social manifestando los avances que ha tenido el DERECHO y SOCIEDAD ya que tienen que ir modificándose debido a las necesidades de nuestra sociedad…gracias ¡!!opinion.

    ResponderEliminar
  30. Demóstenes en este discurso no me parece interesante puesto que a pesar que usa la buena oratoria como medio para persuadir al pueblo ateniense habla es del modelo de combate que usara contra Filipo, basado en la argumentación de la guerra.

    ResponderEliminar
  31. Demóstenes en este discurso demuestra su aptitud oratoria y su gran interés por derrotar estratégicamente al monarca de Atenas, en este entonces Filipo, usando su más grande virtud “la oratoria” argumentándole al pueblo ateniense quien ha estado sometido y acostumbrado a normas y reglas impuesta por el monarca que tienen que revelarse ante este, puesto que están
    siendo manipulados por ser un pueblo débil.

    ResponderEliminar
  32. Es muy interesante descubrir discursos como este donde alguien es capaz de decidirse a oponer al dirigente de su época, como en este caso filipo ; lo que nos muestra que demóstenes fue una persona la cual estaba dispuesta a compartir sus ideas inconformistas segun lo que el pensaba que en ese momento era lo incorrecto. Pienso que su gran inconformismo con Filipo no es mas que una envidia generada por no ser el líder del pueblo, ya que filipo demostro serlo. ES tanto asi que fue capaz de organizar ejercitos lo que en ese instante de la historia era el recurso mas importante de las civilizaciones expansionistas lo que lo llevo a grandes victorias, y no solo eso tambien era una persona con animos de ser humilde, tanto así que : "situó un esclavo a la puerta de su dormitorio que cada mañana le decía: "Levántate, rey, y piensa que no eres más que un miserable mortal¨") para evitar caer en la soberbia " ; creo yo que por eso la gente no apoyo a demóstenes porque descubrio que en realidad Felipo II de macedonia estaba haciendo un buen trabajo como rey y que las palabras de demostenes aun siendo bien argumentadas no eran suficientes para ir en contra del rey.

    ResponderEliminar
  33. Como dijo el artista
    estadounidense Jim Morrison, ¨ Quien controla los medios de comunicación
    controla las mentes¨, en consecuencia un
    orador de calidades demostradas en su primer discurso contra Filipo, es capaz
    no solo de concentrar las miradas de una
    multitud sobre él, sino que también hace que las ideas que transmite queden
    plasmadas en el subconsciente de sus escuchas de modo que trascienden al punto
    de modificar conductas. Es sorprendente que palabras tan elocuentes
    correspondan a un discurso verbal, pues
    se asemejan a las de un escritor, cuál caudillo que dedica meses a la
    elaboración de tal obra, o al menos eso es lo que pensamos muchos de los que
    sabemos de esta alocución por primera vez.

    No sorprende que este personaje
    resalte en la historia por sus capacidades para desenvolverse en el ámbito social
    y jurídico, destaca por enlazar su
    facultad de jurisconsulto con su carisma, creando así una poderosa herramienta
    que le permite actuar como agente político modificador de la autopercepción que
    tienen los atenienses en un período en
    el que la falta de cohesión socio-política conllevó a los griegos a la perdida
    continua de poder y territorio, de ahí que
    los mayores aciertos de Demóstenes radican en la formulación de posiciones encaminadas a cómo hacerle frente a la
    problemática, sustentadas en deducciones extraídas del contexto social en el
    que se encontraba: Deducciones que mas allá de interesantes muestras intelectuales, nos atañen por
    coincidir no de manera fortuita con la
    esencia de la sociología jurídica, su esencia informativa.

    Demóstenes informa como lo hace
    la sociología del derecho, correlacionando fenómenos y dando explicaciones de
    los mismos, para que quien está encargado de tomar decisiones se soporte en sus
    explicaciones; explica de forma clara como el comportamiento de Filipo se ha
    convertido en una estrategia para convencer a los griegos de que no son capaces
    de hacerle frente, de cómo la intransigencia ateniense es un poderoso enemigo,
    y en ese orden de ideas Demóstenes funge como sociólogo del derecho.

    ResponderEliminar
  34. En este primer discurso de Demóstenes contra Filipo es evidente su gran capacidad para la oralidad y para la critica. En el, busca persuadir a los atenienses para que se cuestionen acerca de las decisiones que Filipo a tomado, de modo que, intenta levantarles el animo y evitar que se den por vencido. Es esta una prueba de como Demóstenes se preocupa por el elemento humano de Atenas, pues ingenia varios modos para que hallen limite en la ocupación territorial de Filipo (recaudo de dinero, creación de ejércitos, criticando tal avance, etc.)
    Se pueden comparar los ideales de Demóstenes con los de un demócrata que no quiere ver a un pueblo suprimido por la voluntad de un gobernante insolente que lo único que busca son intereses particulares, perjudicando así los de los atenienses.

    ResponderEliminar
  35. Pues niego que este orador corresponda enteramente a la idea que pueda formarse de la elocuencia y que nunca deje nada que desear. Es el orador más completo de cuantos han escrito; más no la elocuencia personificada, como he visto que afirman, ni el ideal de orador. Paso por alto los defectos que otros le notan, como el de no tener siempre un plan perfectamente claro, y el de andar a tontas y a locas, en lugar de seguir un orden metódico. Demóstenes en su primer discurso a Filipo promueve una disyuntiva generadora de manifestaciones insurgente o conflictiva como herramienta para liberase de lo que él llama la potestad o tiranía de Filipo sobre el manejo de las polis insinuadas a Atenas que deja una gran desaliento e inquietud.

    Los grandes discursos,para no estar compuestos con un arte ostensible a primera vista, tienen la verdadera unidad que no pueden reemplazar las más hábiles disposiciones de partes: quiero decir que todo se funda en una idea principal, de las que las demás sólo son preparaciones, desenvolvimientos y corolarios. Este orador se abandona a veces a valientes arranques o hace brillantes ideas; pero siempre y en todo se conoce que camina a una demostración, y que pinturas y arranques son argumentos y contribuyen a la grande obra de la persuasión.

    ResponderEliminar
  36. Pues niego que este orador corresponda enteramente a la idea que pueda formarse de la
    elocuencia y que nunca deje nada que desear. Es el orador más completo de
    cuantos han escrito; más no la elocuencia personificada, como he visto que afirman,
    ni el ideal de orador. Paso por alto los defectos que otros le notan, como el
    de no tener siempre un plan perfectamente claro, y el de andar a tontas y a
    locas, en lugar de seguir un orden metódico. Demóstenes en su primer discurso a Filipo promueve una disyuntiva generadora de manifestaciones insurgente o conflictiva como herramienta para liberase de lo que él llama la potestad o tiranía de Filipo sobre el manejo de las polis insinuadas a Atenas que deja una gran desaliento e inquietud.

    Los grandes discursos,para no estar compuestos con un arte ostensible a primera vista, tienen la verdadera unidad que no pueden reemplazar las más hábiles disposiciones de
    partes: quiero decir que todo se funda en una idea principal, de las que las
    demás sólo son preparaciones, desenvolvimientos y corolarios. Este orador se
    abandona a veces a valientes arranques o hace brillantes ideas; pero siempre y
    en todo se conoce que camina a una demostración, y que pinturas y arranques son
    argumentos y contribuyen a la grande obra de la persuasión.

    ResponderEliminar
  37. Basada en el discurso mencionado anteriormente puedo notar que Demóstenes era un hombre con un gran carisma y convencimiento, cualidades de destacar en el mundo del derecho, ya que para ser un gran operador jurídico se tiene que tener una capacidad verbal lo suficientemente buena para así poder convencer a las partes en un negocio jurídico.

    este discurso lo logro relacionar con las dictaduras que vive el mundo en la actualidad debido a que los gobernantes quieren tomar el poder, el pueblo no se revela a tiempo y se dejan coger ventaja del poder que tienen estos gobernantes para que al final sea casi imposible combatirlo. este escrito es bastante reflexivo debido a que nos ayuda a cuestionarnos sobre nuestras actitudes como ciudadanos...

    ResponderEliminar
  38. demostenes expone su don de hablar en publico y convencer al pueblo de sus propuestas para que este no se deje mandar por personas que solo buscan el poder político,su bienestar y no el bien colectivo.
    Es interesante ver como el derecho a través de la justicia y la igualdad va teniendo una aceptación de la comunidad y como el conflicto por medio de mecanismos puede ir cesando a través del tiempo.
    En síntesis esta reflexión me dejo que la voz del pueblo debe unirse para buscar el bien de todos y no dejarnos gobernar por un monarca o dictador, buscar medios donde reine la tridivision del poder e igualdad de la población, y así dimitir el conflicto para vivir en un estado donde domine la paz y los derechos de todos ...
    ... unidad, cooperación e igualdad....

    ResponderEliminar
  39. me gusta mucho la posicion firme que tiene Demostenes con respecto a lo que piensa acerca de Filipo, pues este no tiene miedo de luchar y hacer lo que sea necesario para poder acabar con el mandato de quien trasgrede la paz de atenas, es comun que muchas veces el pueblo tenga miedo de enfrentar a sus gobernantes o superiores y prefieren dejar pasar las cosas por malas que sean pues prefieren ser pacientes y tolerar las acciones del otro que enfrentarse a su problema.
    "un pueblo unido jamas sera vencido"

    ResponderEliminar
  40. En éste discurso, Demóstenes a través de una retórica simple y exquisita exhorta a los
    Atenienses a que mantengan una unidad, sean solidarios y sobre todo que busquen constantemente ese don preciado que es la libertad y que están a punto de perder ante el apetito expansionista que representa Filipo.

    Considero que el pensamiento de Demóstenes es aplicable a nuestro tiempo ya que muchas
    veces no mantenemos esa unidad, esa solidaridad y esa libertad al momento de defender nuestra soberanía nacional, o al momento de defender nuestros principios democráticos y sucumbimos a las ambiciones de los gobernantes de turno.

    ResponderEliminar
  41. En este discurso es visible el inconformismo de demóstenes
    hacia la pasividad o por así decirlo la omisión que los ateniense han tenido
    frente a la guerra contra Filipo. Este hombre no piensa seguir de brazos cruzados
    esperando lo inminente por tal motivos toma cartas en el asunto y por medio de
    este discurso expone unos puntos con mucha validez.

    Me parece viable el plan ideado por demóstenes ya que vemos
    que está preocupado por lo que pueda pasar con el pueblo ateniense, es
    inspirador las palabras con las que este hombre se dirige ya que transmite todo el sentimiento y hace que los ciudadanos
    se alarmen acerca de lo que está sucediendo. Es hora de actuar pero no es una labor que
    pueda ser llevada por un solo hombre; es un trabajo que contrae sacrificios
    tanto físicos y económicos pero que a la final brinda un gran beneficio.

    ResponderEliminar
  42. cuando debe iniciar la actuación frente a la inconformidad

    ResponderEliminar
  43. Demostenes expone su
    forma de pensar, su habilidad para hablar frente a cualquier situación, este
    tiene un poder de convencimiento al pueblo, para que el pueblo no se deje
    manipular por el poder político.

    Este discurso es muy interesante ya que nos permite
    actualizarnos ante cualquier conflicto y a valorar las sabias soluciones que da
    este para el bien de la sociedad.

    Aquí se manifiesta el derecho, en búsqueda de justicia, la
    democracia, y el poder que tiene elegir a quien nos debe gobernar.

    Por lo tanto cuando elijamos quien nos gobierne debemos
    buscar hombres con sentido de pertenecía que busque soluciones sabias y le haga
    bien a el pueblo, ya que se ha convertido en una completa tiranía.

    ResponderEliminar
  44. Mi opinión es... que cuando todo un pueblo se une; unen sus fuerzas, su inteligencia, sus ganas de seguir adelante; ya sea para alcanzar una meta, para vencer las adversidades, o para hacer valer sus derechos; lo pueden lograr.

    Ademas que una persona que gobierna una nación, lo debe hacer pensando en el bien común, al no ser así, el pueblo es quien tiene el poder en sus manos para acabar con este gobierno que se ha convertido en tiranía. y así buscar un gobierno en el cual lo mas importante y primordial sea el bien del pueblo.

    ResponderEliminar
  45. Este es un discurso muy interesante desde el punto de vista político puesto que Demóstenes,era un hombre de estado al que le interesaba la suerte de su pueblo, planteando así soluciones para salir del yugo de filipo , en mi opinión Demóstenes comienza muy bien su discurso por que el empieza levantando el ánimo de los atenienses para que no se dieran por vencidos , y al mismo tiempo comparto grandemente con la crítica severa que les hace por la falta de vergüenza que emplearon ellos por haberle permitido a filipo avanzar hasta tal punto en sus tierras.
    También comparto las soluciones de Demóstenes, entre ellas La concentración de mercenarios cerca de Macedonia para dificultarle a filipo sus próximas Conquistas y su fortalecimiento . Las soluciones principales planteadas por Demóstenes " unidad y colaboración " también las podemos ver en la actualidad las cuales son necesarias para alcanzar con éxito cualquier cosa que nos propongamos

    ResponderEliminar
  46. Del anterior discurso resalté y cité aspectos que me resultaron interesantes e importantes para así realizar una pequeña comparación con la realidad. En este primer discurso de Demóstenes contra Filipo, se infiere claramente el perfil político y expositivo que lo caracterizó, de igual forma su preocupación por los problemas político que sobrellevaba la Atenas del
    siglo IV a.C a la que impulsó a abandonar la resignación ante los abusos y
    ataques impulsados por Filipo, cabe aclarar, que el propósito visible de
    su discurso es convencer a los atenienses a actuar y desprenderse de todo subterfugio, para recobrar lo arrebatado por Filipo “…Pues bien, atenienses, si ahora queréis adoptar este principio ya que no lo habéis hecho antes, y cada uno de vosotros, en lo que atañe a su deber y en lo que podría ser útil a la ciudad, está dispuesto a dejar todo subterfugio y actuar, contribuyendo quien tenga dinero, sirviendo en el ejército quien esté en edad de ello…” para esto Demóstenes emplea técnicas de ataque tras un análisis de las actuaciones que llevaron a Filipo a adquirir poder; descubre sus estrategias para
    asimilarlas y utilizarlas al crear su plan de ataque, se aferra al porvenir y a la prevención que según él, después de poseerla, no habría a que temer.
    Equiparando lo anterior con la realidad, desde el ámbito político se enfatiza metafóricamente la liberación de un “pueblo” de los abusos de poder de un gobernante… “y no tiene bastante con conservar lo que ha subyugado, sino que extiende continuamente sus dominios y nos rodea de cerca por todas partes, mientras nosotros vacilamos y nada hacemos”, Y las intenciones de otro de alentar a ese mismo pueblo a salir del sometimiento mediante la voluntad y la fuerza que genera su unión.

    ResponderEliminar
  47. Es tal vez un discurso un arma para el cambio ?

    ResponderEliminar
  48. Opino que en este discurso se percibe que el derecho es más antiguo de lo que creíamos, nace de la necesidad de un hombre de incitar a su pueblo a no desfallecer.

    Este orador con una palabrería perfecta insiste en dejar el miedo y el conformismo a un lado para salir a luchar y no esperar el ataque; aquí se manifiesta el derecho de muchas maneras;
    con el anhelo de justicia, el querer de democracia y la opción de elegir a su gobernante.

    Todo esto dirigido he ideado por un solo hombre que lo pone a disposición del
    pueblo y esperar algún resultado.

    ResponderEliminar
  49. Entre otras cosas debería pensarse también en el autocontrol, buen ejercicio para cultivar lo que se dice y como se dice... Buen argumento

    ResponderEliminar
  50. Borges tiene una cualidad nos permite pensar y pensar-nos ... Gracias por el poema .

    ResponderEliminar
  51. Recuerde escribir en primera persona para que el ejercicio se mas interesante

    ResponderEliminar
  52. Un discurso de tan buen orador como lo fue Demóstenes no es mas que palabras articuladas de la mejor manera, palabras qué, atrajeron la atención de su publico y que ahora, muchos años después, vienen siendo ejemplo claro de cómo llegar a manejar un conglomerado con una sola arma "la lengua", órgano éste instruido capaz de crear majestuosas melodías para nuestros oídos o que sutilmente puede destruir.

    Haciendo un paralelo del discurso y la vida común, digo "común" porque si nos observamos es lo que quizá nos ha pasado, no solo a nosotros sino a nuestro país; la organización, factor importante en toda actividad humana que nos lleva no solo a desarrollar en mejor forma un fin sino que también nos ayuda a distribuir bien las labores ya sean de uno o de más individuos; la motivación, motor que día a día nos hace pararnos de nuestras camas a enfrentarnos con un mundo que solo estamos conociendo; la confianza, para mí, parte principal de nuestra esencia, de nuestro ser, porque: ¿qué somos sin ella?.

    Demóstenes en esta ocasión lo que quiso fue incentivar al pueblo recalcando los tres factores ya mencionados, porque él sabia que las herramientas materiales y físicas las poseían pero estaban faltando ésas, las del ser.

    Anexo un poema de Jorge Luis Borges, para mí de los mejores!! donde con cortas lineas nos dice que efectivamente ignoramos lo que somos y es eso, lo que muchas veces nos lleva al fracaso.

    ResponderEliminar
  53. Es interesante la propuesta hecha por demóstenes ante el pueblo griego, ya que busca proponer
    una solución a un problema que perjudica a Grecia y más específicamente a sus
    ciudadanos.

    Vemos como demóstenes un hombre con un gran sentido
    nacionalista hacia su país idea un plan con el cual piensa que puede acabar con
    su enemigo y el causante de los problemas de los cuales se queja, pero para
    esto es necesario la intervención de todos los ciudadanos para que así esta
    causa tenga un fin con resultados satisfactorios. Es muy interesante este
    discurso porque con el rompe con la monotonía que tenían, ya estaba bueno de
    acusar era hora de actuar y vemos que presta su entera disposición ante la decisión
    que sea tomada por todo el pueblo.es admirable el plan de demóstenes ya que
    abarca desde lo más particular hasta lo mas general, se ha encargado de prever
    los posibles escenarios y de darles solución.

    ResponderEliminar
  54. Del texto anterior se desprenden diferentes aspectos de nuestra cotidianidad dentro de los cuales podemos destacar, que los seres humanos por ser seres pensantes deben saber tomar decisiones dentro de las cuales se destaca el pensar y el actuar, es decir, que para solucionar un problema sea cual sea es necesario pensar las posibles soluciones y luego llevar a cabo la que mas se aproxime a la verdadera solución de la situacion que se ha generado.

    ResponderEliminar
  55. ujumm bueno admito que me partiste en esa parte en la que consideras a demóstenes como uno de los primeros sociólogos del Derecho para aquí te pongo una síntesis y es la siguiente, que desde ese punto de partida todo abogado de la época debía estar al tanto mucho en la politica, para saber discernir en las decisiones que tomaría de manera que supiera las consecuencias tanto politicas y juridicas de tal manera que llegamos a tu tesis del sociologo del derecho como lo es demóstenes.

    ResponderEliminar
  56. Debían, tú los has dicho, pero quizá no lo hicieron de la
    forma tan comprometida como si lo hizo Demóstenes y te recalco que uno de los
    aspectos que más me gustan del discurso es en la que plantea deducciones, del
    por qué se ha fracasado en los intentos por detener a Filipo y si comparas eso
    con la función que tiene en la actualidad el investigador en sociología del
    derecho (indagar sobre fenómenos sociales y jurídicos, la correlación de los
    mismos y los efectos de unos sobre otros ), entenderás porque me refiero a él
    cómo alguien que hace uso de la sociología, ahora bien quizá hubo dirigentes
    que hicieron sus deducciones, seguramente no tan acertadas como las de Demóstenes.

    ResponderEliminar
  57. Puedo resaltar varias ideas importantes que demóstenes manifestó
    y en ellas se expone la intención del discurso como lo fueron, la de motivar a los
    atenienses para que no se dieran por vencidos y no permitir que Filipo se
    siguiera apoderando de sus tierras al decir que “no debéis desalentaros por la presente situación, por desesperada que os parezca; precisamente lo que en ella ha sido hasta ahora lo peor, es lo que mejor pinta para el futuro”.

    también criticó a aquellos que subestimaban el poder de Filipo, y este con la magnitud
    de sus éxitos imaginaba apoderarse cada vez más de las tierras ya que él no veía
    a nadie capaz de cerrarle el paso.

    Demóstenes no veía unidad en la comunidad de los atenienses para poder derribar al monarca,
    ya que la osadía de Filipo, los tenia perturbados hasta el punto de no hacer nada al respecto para su beneficio y asi pudieran salir de la opresión .

    ResponderEliminar
  58. Pues en todos los aspectos, me gusta la franqueza de Demóstenes, por lo que estaba desacuerdo con las insolencias de Filipo, quien no dejaba mantener la paz en la población, debido a que era un gobernante muy dominante y a quien nadie se atrevía enfrentarlo por conveniencias mismas.
    Demóstenes manifiesta que si los oradores se atreviesen enfrentar a Filipo, de aconsejarlo para efectuar una manera de dominio conveniente para los intereses de la población, conservarían la paz.
    Si esto lo compararía con la actualidad, en cierta manera la población está atada a un gobernante y que por conveniencia no lo enfrentan ya que por las ayudas económicas que genera el gobierno a la sociedad.

    ResponderEliminar
  59. Al punto, demóstenes quería inculcar al pueblo ateniense que debían cuestionarse de ciertas decisiones que tomaba filipo, en causa filipo tenia la mentalidad de fortalecer el imperio por medio de su poderoso ejercito, ahora como lo consiguió pues filipo siempre manifestaba y consideraba que era mucho mas que un orgullo ser parte del ejercito de atenas, como un principio dice demóstenes no se cuestionaban el porque o para que, de seguir la ideología de un rey como filipo solo con ansias de conquista y de características en su filosofía que lo hacían parecer un hombre muy radical, de manera que era así el poder del imperio que la mayoría de sus enemigos decidían aliarse (al parecer), que enfrentarse a ellos, considero causa de este pensamiento(Demóstenes) el resentimiento que tenia dicho rey hacia los persas, puesto que estos anteriormente le habían hecho mucho daño a los griegos, que luego de sus diferentes conquistas denominado imperio de macedonia.

    Bien, tengo algunos interrogantes como por ejemplo si todo el discurso fue totalmente de demóstenes o hubo partes en las que intervino filipo, de manera que puedo plantear dos posturas de demóstenes con respecto al discurso, pueden tildarse hasta de absurdas pero son las siguientes:

    1) Que el discurso halla sido netamente altruista con el fin de que los atenienses se cuestionaran sobre las decisiones que tomaba filipo.

    2) Que Demóstenes halla querido en un dicho momento tomar el poder haciendo ver a filipo como un mal emperador.

    Dudo un poco de la segunda pero me parece que tiene hasta lógica aunque en los últimos párrafos del discurso nos dice que filipo debe actuar con cautela y prioridad en relación a las otras naciones, de modo que no quería aparentar cobardía ante las demás y así mostrar un punto débil y dejar a el Estado en vulnerabilidad, de tal modo que los intimidaba en muchas ocasiones matando por medio de su ejercito mercenarios, ladrones.

    Para terminar, tengo mas que decir pero solo quería tocar lo esencial y esta parte que es muy importante y fue que el rey de los griegos "consideraba" mucha mas valiosa la muerte de un guerrero, que de un ladrón o de un mercenario, porque estos últimos ya mueren sentenciados pero nuestros guerreros murieron por la honra en la lucha en combate.

    Muchas gracias espero que les guste.

    ResponderEliminar
  60. Puedo Observar que en este primer discurso de corte argumentativo y expositivo, Demóstenes expone su forma de pensar y su gran habilidad para hablar en público, sacando ventaja de su poder de convencimiento al incitar a su pueblo a no quedarse quietos en su afán de dirigir un ataque contra Filipo, Rey de Macedonia.

    Se trata de una trama muy interesante que nos permite ambientarnos sobre el conflicto y
    apreciar las soluciones que da Demóstenes por el Bien de su Pueblo.
    Finalmente espera que estas les sean útiles para ellos, puesto que un pueblo unido puede hacer valer sus derechos.

    ResponderEliminar
  61. En momentos en donde ya todo
    parece estar perdido y se da paso a la resignación, surge siempre una voz de
    aliento que incita a luchar por aquello que creemos imposible, en el caso de la
    Atenas del siglo IV a. C, subyugada por el imperio insaciable de Filipo II de
    Macedonia, la esperanza de libertad nacería en boca Demóstenes, orador de
    formidables características que a través de sus discursos manifiesta su inconformismo con la opresión
    ejercida por parte de Filipo sobre el pueblo ateniense, a quien pretende
    despertar del aletargamiento en el que se encuentra sumergido, por el temor de
    enfrentarse al poderío de su emperador.

    Es admirable la valentía que
    muestra Demóstenes a lo largo de todo el discurso, aun sabiendo que
    prácticamente es una lucha de David contra Goliat, pero en la que sabe que
    cuenta con un arma mucho más poderosa que la honda de David.., el poder de la
    palabra. Es a través de ella que logra persuadir a los atenienses para
    enfrentar a Filipo y por el bien de la nación, intentar romper el yugo que
    tiene sobre ellos. Aunque también es, a mi juicio, evidente que detrás de todo
    ese nacionalismo que manifiesta Demóstenes, hay no solo ansias de libertad sino
    también de poder, puedo percibir que al referirse a Filipo, Demóstenes no solo
    lo hace con enojo, sino también con envidia por todas las conquistas que su
    enemigo a realizado.

    Aun así es toda una proeza
    la realizada por Demóstenes al tratar de subvertir la realidad en la que se
    encuentra Atenas, aunque la historia nos diga que esta tal vez no tuvo el
    resultado esperado, pero supongo que al menos quedo con la satisfacción de
    haberlo intentado y no con el arrepentimiento de no haber hecho lo que ^^convenía^^
    para la libertad de su pueblo.

    Considero además que este
    discurso es perfectamente aplicable a la realidad que hemos vivido o que hemos
    conocido a través de nuestra historia, el país
    y el mundo entero fueron testigos de cómo en poco más de 40 años dos de
    nuestros Demóstenes (Gaitán y Galán) sucumbieron en su intento por liberar a
    nuestro país del yugo oligárquico de los mal llamados políticos y del
    terrorismo del narcotráfico. Aunque es de resaltar que estos sacrificios no
    fueron en vano, puesto que ellos dieron lugar a la ocurrencia de hechos
    significativos en la historia socio-jurídica del país tales como el bogotazo
    que de alguna manera insidio en la terminación de la lucha bipartidista con la
    creación del Frente Nacional, y la constituyente de 1991, con la que se
    crearían y protegerían un gran número de derechos para los colombianos.

    ResponderEliminar
  62. Pienso que Demostenes supo buscar y encontrar el arma perfecta para afirmase delante de el pueblo ateniense, planteando las ilusiones caidas, y las mentiras dichas y encontrada de Filipo. Hoy en dia nadie tiene esa valentia para desmentir a una persona y mas frente a una nacion y decir la verdad y nada mas que la verdad se puede tomar a Filipo como representacion de los ex presidentes que han pasado por Colombia yendonos a la realidad claro está, un pueblo que solo vivio de falsas promesas y de ilusiones dormidas.

    ResponderEliminar
  63. Es fascinante poder observar un discurso en donde un simple orador es capaz de oponerse a un dictador, como es el caso de Filipo lo que demuestra la personalidad de Demóstenes y como fue este, una persona que estaba dispuesta a comunicar sus ideas inconformistas sobre la situación que su pueblo vivía. Pienso que su extrema diferencia con Filipo radica no en la forma en cómo este veía las situaciones cotidianas sino más bien en la envidia generada por no ser el líder del pueblo. Es tanto así que fue capaz de organizar un ejército tan grande y organizado que logro evitar la invasión persa y el desintegro de Grecia, permitiendo así expandir el territorio.

    ResponderEliminar
  64. Más allá de mostrar su habilidad para hablar en público, la manera tan correcta de argumentar lo que esta exponiendo y el carisma que se evidencia no sólo en este discurso, sino también en toda la trilogía Aléxandros de Valerio Massimo Manfredi, le nota el gran contraste entre Demostenes y Filipo, concretamente en sus métodos para alcanzar sus fines. Mientras el primero se vale de la palabra y un tanto de la persuasión, mientras el segundo sólo usa la violencia como arma (a veces de doble filo) para expandirse. No por nada Demostenes es considerado el mejor orador de Atenas.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.